Formulario de búsqueda

¿Por qué es importante contratar un TPV en un comercio?

Compartir en:

¿Por qué es importante contratar un TPV en un comercio?

  • Un TPV virtual es un sistema de pago que se puede habilitar en una web y que se contrata con un banco
  • Permite cobrar los productos que se venden desde la propia página, y recibir los pagos de manera inmediata

Un TPV virtual es un sistema de pago que se puede habilitar en una web y que se contrata con un banco. Permite cobrar los productos que se venden desde la propia página, y recibir los pagos de manera inmediata.

El TPV garantiza que los clientes puedan pagar con las principales tarjetas de crédito, débito y virtuales

¿Cuáles son las ventajas del TPV?

Las ventajas de utilizar un TPV online son sin duda alguna muy interesantes. En primer lugar, a diferencia de lo que ocurre cuando se hace una transferencia bancaria, se pueden recibir los pagos de los productos o servicios de manera instantánea. Si se tiene un e-commerce en el que se venden productos físicos, comienza a gestionar el envío del pedido automáticamente, después de producirse el pago.

Por otro lado, el TPV garantiza que los clientes puedan pagar con las principales tarjetas de crédito, débito y virtuales que se utilizan en el mercado. Pero además, que para poder finalizar el pago sea necesario pasar por la página del banco, es una ventaja para muchos usuarios a los que esto inspira más confianza que poner los datos de la tarjeta en la propia página web de la tienda online.

_alt_

¿Cómo contratar un TPV?

Lo primero que necesitarás es ser cliente del banco. En la mayor parte de ocasiones, se pide tener una cuenta bancaria con dicho banco, incluso a veces se pide una cierta antigüedad, de al menos medio año.

Las comisiones y los gastos de mantenimiento pueden variar en cada caso

Además, el banco puede poner sus condiciones. Las comisiones y los gastos de mantenimiento pueden variar en cada caso, pero también se puede poner una serie de condiciones adicionales que habrá que aclarar con el banco directamente.

¿Cuándo tendría que contar con un TPV?

Contar con un TPV es ventajoso en todo caso, pero hay ocasiones en las que es especialmente necesario contratarlo. Por ejemplo, cuando los clientes potenciales son personas de una edad madura que pueden necesitar más confianza para hacer su pago en Internet.

También es importante contar con un TPV cuando se tiene previsto conseguir un volumen de ventas moderado a corto o medio plazo. Y en el caso en el que los recursos no sean limitados y sea posible permitirse una cuota mensual en los meses en los que la facturación escasee.

Es importante tener un TPV cuando está previsto conseguir un volumen de ventas moderado a corto o medio plazo

En aquellos casos en los que los recursos sean suficientes como para permitírselo, lo mejor es habilitar este procedimiento de pago, ya que es uno de los más extendidos y con los que los internautas están más familiarizados.

Contar con un TPV en un comercio electrónico se convierte prácticamente imprescindible, para no perder clientes potenciales que sienten mayor seguridad pagando por este medio que con otros que les suscitan cierta desconfianza. Hay que tener en cuenta que el pago por tarjeta mediante el TPV contratado con un banco es uno de los métodos que más se ha extendido en Internet a lo lago de los últimos años.