Formulario de búsqueda

Toyota fabrica el primer papamóvil cero emisiones

Compartir en:

Toyota fabrica el primer papamóvil cero emisiones

  • El nuevo papamóvil tiene una longitud de 5,1 metros y una altura, incluyendo el techo, de 2,7 metros
  • El "Toyota Mirai" se mueve alimentado por un sistema de pila de combustible de hidrógeno

La apuesta por la sostenibilidad está siendo uno de los propósitos de marca de muchas corporaciones, que a su vez están buscando ser el reflejo de este movimiento social y promover un cambio en la sociedad. En los últimos meses, varias compañías automovilísticas como Renault o Hyundai han desarrollado iniciativas en pro de la sostenibilidad para paliar el impacto que generan en nuestro planeta.

El nuevo Papamóvil tiene una autonomía de 500 kilómetros

Entre estas iniciativas destacan la creación del primer pueblo con movilidad 100% eléctrica de Renault o el desarrollo de una plataforma de innovación abierta en la que se podrá compartir soluciones para un futuro más sostenible y alcanzar las metas relacionadas con ciudades y comunidades sostenibles, impulsada por Hyundai y la ONU.

Siguiendo esta línea Toyota ha creado el primer papamóvi cero emisiones, que tiene una autonomía de 500 kilómetros y se mueve alimentado por un sistema de pila de combustible de hidrógeno. La única emisión que emite es de agua, por lo que no expulsa emisiones contaminantes como CO2, Nox y partícula.

...
 

El vehículo se fabricó como un regalo

El Papa Francisco ha recibido este vehículo, bautizado como Toyota Mirai (cuyo significado es futuro en japonés) como regalo de la Catholic Bishops' Conference of Japan (Conferencia Episcopal Católica de Japón). Este coche es uno de los dos Toyota Mirai especialmente fabricados por Toyota para cubrir las necesidades de movilidad del Papa Francisco en la visita que realizó a Japón en noviembre del año pasado.

Toyota creó el vehículo para que el Papa Francisco pudiese parar en la calle y saludar a  público. Por ello tiene una longitud de 5,1 metros y una altura, incluyendo el techo, de 2,7 metros, lo que permite que se pueda ver al Santo Padre desde la calle.

En la ceremonia de entrega, junto a la residencia del Papa Francisco en la Ciudad del Vaticano, estuvieron presentes representantes de la Conferencia Episcopal Católica de Japón, el Embajador de Japón ante la Santa Sede y seis personas de Toyota, encabezados por Miguel Fonseca, Vicepresidente Senior de Toyota Motor Europe (TME), y Mauro Caruccio, CEO de Toyota Motor Italia.