Formulario de búsqueda


¡Serán gillipollas!

Compartir en:

¡Serán gillipollas!

  • Florentino Pérez, Presidente del Real Madrid, acaba de provocar una crisis sin precedentes en la Selección Española de Fútbol
  • Ha comunicado el fichaje de forma chulesca, sin avisar a la RFEF y a 48 horas de que España juegue su primer partido del Mundial

Florentino, ¡así no! El presidente del Real Madrid acaba de provocar una crisis sin precedentes en la selección nacional, ¡a 48 horas de que juegue su primer partido en el Mundial de Rusia 2018! Muchos nos hemos llevado las manos a la cabeza al leer la noticia, que parecía un nuevo ejemplo de fake news. Pero es real, tan real que Julen Lopetegui ya no es el seleccionador nacional. Un cargo que ahora ocupará Fernando Hierro, que deberá dirigir a los jugadores que él no convocó para llevarnos a la gloria – o quedarse a medio camino.

¿Cómo se puede ser tan torpe en el uso de los tiempos y en la gestión de la comunicación?

Repito, Florentino, ¿cómo se puede ser tan torpe en el uso de los tiempos y en la gestión de la comunicación de una decisión tan improvisada y dañina para el club y la marca España?

Primero, quedamos sorprendidos con la salida inesperada de Zidane tras la décimotercera Copa de Europa. Es un secreto a voces que su marcha fue el resultado de un conflicto entre la dirección deportiva del mejor club de la historia, el Real Madrid, con su perpetuo presidente, Florentino, que quiere ejercer de forma omnipresente como Presidente, Director Deportivo y Entrenador a la vez. Sin escuchar ni tomar en cuenta la opinión del entrenador que dio al club merengue nada más y nada menos que tres Copas de Europa consecutivas.

Ningún responsable de empresa decide echar a una persona de confianza sin identificar antes un recambio para mejor con el que iniciar una nueva etapa de éxitos. Es evidente que Florentino no tenía ningún recambio en la recámara.

Es todo un caso de éxito de cómo no se debe comunicar

La salida de Zidane ha provocado que Florentino busque a un entrenador a la desesperada, sin encontrar mejor solución que fichar a Julen Lopetegui, el seleccionador nacional. Poco habría que decir sobre una decisión privada de un club como es el Real Madrid si se hubiera gestionado de forma correcta. Este fichaje, aunque criticable desde la perspectiva deportiva, debería haberse hecho con un acuerdo para que Lopetegui lo anunciara tras el Mundial, todo ello bajo la aprobación y la complicidad de la Real Federación Española de Fútbol. Pero Florentino ha preferido hacerlo de forma chulesca, sin avisar a la RFEF y a 48 horas de que España juegue su primer partido del Mundial. Qué timing más perfecto. Y qué ejercicio de comunicación más idóneo.

Todo un caso de éxito de cómo no se debe comunicar. Y qué contraste con las formas, rapidez y elegancia del señor Rubiales y la RFEF en la destitución y reemplazo de Lopetegui por Fernando Hierro. ¡Que la suerte le acompañe!

Sobre Didier Lagae... Es Fundador y CEO de Marco de Comunicación. MdC es la agencia española independiente más premiada y mejor valorada. Anteriormente, Didier fue Director General Adjunto de Edelman España y responsable de Reputation Management EMEA en Weber Shandwick.