Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
El tema de los becarios, un debate siempre polémico
Compartir en:

El tema de los becarios, un debate siempre polémico

  • Las becas no remuneradas tienen mala fama en el sector publicitario
  • Muchos becarios admiten que pagarían a las agencias por la formación que les dan
Reason Why Reason Why logo

Dice Jordi Cruz, jurado en MasterChef, que no es necesario pagar a los becarios.

La polémica ante dichas declaraciones, está servida. Pero no es nueva. Las prácticas en empresas siempre han sido un tema recurrente para el que hay diversidad de opiniones.

En el sector publicitario, además, se da la particularidad de que la única forma que tienen los egresados de aprender las demandas del mercado laboral es haciendo unas prácticas en empresa o pagando por un curso o un máster en una escuela muy especializada. Parece que la formación universitaria se ha quedado algo obsoleta.

De hecho, las matrículas para estudiar Publicidad en las universidades descienden al tiempo que aumentan las de los Máster. Según las cifras oficiales del Ministerio de Educación, que recoge el Observatorio de la Publicidad de la Asociación Española de Anunciantes, en el curso 2014-2015 se matricularon en el Grado de Publicidad y Marketing 22.622 alumnos, un dato inferior al del curso 2013-2014, con 23.371 alumnos matriculados. Y, de forma paralela, el número de estudiantes que realizaron un máster oficial en Publicidad y Marketing llegó a los 1.618, es decir, 371 más que en el curso anterior.

La única forma de contar con talento publicitario es mediante becas

La Universidad se está quedando atrás.  

Y en este escenario, muchos empresarios se ven abocados a la necesidad de implicarse en la formación de talento.
Parece que solo así se garantizan que el día de mañana puedan contar con profesionales preparados para la realidad del entorno laboral.

Pero entonces surge la pregunta del millón: ¿Cómo se compensa el tiempo que dedica a los becarios para darles una formación que no está impartiendo la Universidad?

Las becas no remuneradas son, en algunas ocasiones, la respuesta a esta pregunta.
La empresa forma al becario, pero no le paga. Un planteamiento que le ha valido duras críticas a Jordi Cruz. Incluso se han creado dos hashtags, #BoicotMasterChef y #BoicotJordiCruz, que podrían afectar a las audiencias del programa en el que participa el chef.

¿Y si la agencia de publicidad te pidiera dinero por tu beca?

Aunque es amplío el grupo de becarios que defienden la no remuneración, porque valoran por encima de todo el aprendizaje que adquieren durante las prácticas y saben de sus limitaciones para aportar valor a la empresa, la cosa cambia cuando el planteamiento se lleva un poco más allá:

“¿Y si la agencia de publicidad te pidiera dinero por tu beca?”.

Algunos valientes afirman que pagarían, “y mucho” por las prácticas que hacen. Pero a la mayoría les suena raro este enfoque, aunque ni siquiera ellos mismos entienden muy bien el porqué. “Supongo que porque nos han metido en la cabeza que a la escuela vamos a aprender y a la agencia, a trabajar”, dice una becaria del sector publicitario en declaraciones a Reason Why.

La escuela de Toni Segarra se vio como un subterfugio para engañar

Por eso la SCPF Academy que lanzó Toni Segarra en 2013 no llegó a buen puerto. Le llovieron las críticas por querer hacer de su agencia una escuela de publicidad en la que aprender con marcas reales y con los mejores profesionales como tutores. 

Muchos vieron esta escuela como un subterfugio para engañar en lugar de como un espacio en el que formar talento de la mano de los mejores, que es lo que Toni Segarra intentó transmitir en su día. Muchos fueron en su día y muchísimos más son ahora los que han criticado a Jordi Cruz por defender las becas no remuneradas porque ya “están aprendiendo de los mejores en un ambiente real y no les está costando un duro”.

¿300 euros por una jornada completa?

El publicitario es un sector con mala fama por las prácticas abusivas y poco éticas que algunas agencias han aplicado a los becarios: jornadas maratonianas exigiendo resultados, escasa o nula remuneración, imposibilidad de contratación una vez finalizada la beca… Una situación que empeoró con el bajón económico y que ha llevado a la generalización de una percepción negativa entre los aspirantes a publicistas.

Tal es el caso que proyectos como EAEB, que se dedica a la publicación de ofertas de empleo en el sector publicitario, tuvo que emitir un comunicado el año pasado posicionándose a favor de las prácticas remuneradas en agencias:

Esta publicación llegó después de que muchas de las ofertas que publicaban se llenaran de comentarios negativos en los que los usuarios denunciaban la precariedad de los puestos.
A día de hoy, en el muro de EAEB sigue habiendo polémica.

 

                             

 

Así, dado el escenario de debate constante y polémico sobre los becarios, el gran reto parece que pasa por una formación Universitaria a la altura de las necesidades del mercado.

Si bien es cierto que las malas prácticas han empañado al sector publicitario, son muchos los becarios que concluyen que “de no haberlo aprendido en la agencia, hubiera tenido que pagar en otro sitio por aprenderlo” porque la Universidad, en este sentido, no está a la altura de las necesidades del mercado laboral.

Comentarios

Comentamos como normal, como una realidad que esta en la calle, lo que debería ser un delito castigado con cárcel. Las agencias de publicidad siempre en la vanguardia del capitalismo más salvaje, también lo han sido en la explotación de los trabajadores. Oficinas muy bonitas, jefes despeinados y sin afeitar porque son superguays y mucha, mucha tonteria.

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.