Formulario de búsqueda

Adiós al Segway: la compañía pone fin a la producción de sus vehículos

Compartir en:

Adiós al Segway: la compañía pone fin a la producción de sus vehículos

  • La planta de New Hampshire cesará su actividad el próximo 15 de julio
  • La compañía solo ha sido capaz de vender alrededor de 140.000 unidades en dos décadas

A pesar de ser uno de los inventos tecnológicos más populares del siglo XXI, Segway ha anunciado que dejará de fabricar sus vehículos de transporte personal dos décadas después de su llegada al mercado.

La planta de producción de New Hampshire, que actualmente fabrica el modelo Segway PT, cesará su actividad el próximo 15 de julio. Como resultado de esta decisión, se despedirá a un total de 21 empleados, mientras que 12 permanecerán temporalmente activos para manejar diversos asuntos, incluidas las garantías y reparaciones en los Segways que ya se han vendido.

Segway se convirtió en un icono del optimismo tecnológico a comienzos de los 2000

La tecnología de Dean Kamen se lanzó al mercado en diciembre de 2001 al precio de 5.000 dólares. Tras desarrollar una silla de ruedas llamada iBot que podía elevar a su usuario a la altura de los ojos y subir las escaleras, el equipo de ingeniería se dio cuenta de que los giroscopios de autoequilibrio podían reutilizarse para crear un dispositivo divertido y rápido para circular de pie. El Segway inundó los medios de comunicación y se convirtió en un icono en la era del optimismo tecnológico.

Sin embargo, las ventas del dispositivo nunca alcanzaron las expectativas. Segway había planeado vender hasta 100.000 unidades en los primeros 13 meses; pero la compañía solo ha sido capaz de comercializar alrededor de 140.000 vehículos en total. Esto llevó a Kamen a vender la empresa en 2009, para terminar en manos del rival chino Ninebot en 2015.

Las barreras de crecimiento

Aunque el Segway no se convirtió en la máquina de movilidad urbana que Kamen había imaginado, encontró un pilar de su negocio en la seguridad y el turismo. De esta forma, ver a vigilantes de seguridad recorriendo los centros comerciales sobre estos vehículos o a grupos de turistas callejear por los núcleos urbanos de destinos turísticos, se había convertido en algo habitual durante la última década.

Una de las razones de este revés comercial ha sido, precisamente, su calidad. El dispositivo está diseñado con varios sistemas redundantes para mantenerlo operativo incluso si algunos componentes fallan, lo cual es bueno para los usuarios, pero no para los resultados finales de una empresa que necesita vender nuevas unidades año tras año. Concretamente, las ventas de este dispositivo representaron el año pasado menos del 1,5% de los ingresos de la compañía.

La permanencia del factor novedoso o la curva de aprendizaje para su uso también han sido algunas de las barreras a las que ha tenido que enfrentarse Segway de cara a ganar cuota de mercado. Además, la escasa evolución de su diseño tampoco ayudó a abordar los desafíos del vehículo en cuanto a experiencia de usuario. Sin embargo, el Segway ha servido de inspiración para numerosos dispositivos de movilidad, como el hoverboard o el monopatín eléctrico de una rueda.

El legado de Segway

En este sentido, puede considerarse que el legado de Segway sigue vivo, a medida que se transforma la movilidad urbana y crece el interés por patinetes y bicicletas eléctricas. Es más, junto a Ninebot, Segway tiene el control del 70% del mercado mundial de patinetes eléctricos compartidos, pues proporcionó los primeros de estos vehículos a las compañías Bird y Lime.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Segway (@segway) el

Con todo, el desarrollo de tecnología y software sigue siendo la pieza fundamental del negocio de Segway, ya que cuenta con más de 1.000 patentes activas de vehículos de autoequilibrio que se utilizan en e-scooters, hoverboards y otros dispositivos de movilidad que la compañía tiene en marcha.

Y el nombre "Segway" tampoco desaparecerá, aunque lo haga el producto. La compañía posee el reconocimiento de marca en Estados Unidos y Europa, mientras que Ninebot es reconocible en toda Asia.
En cuanto a la instalación de New Hampshire, por el momento permanecerá abierta con un equipo mínimo, ya que toda la fabricación se maneja desde China.