Formulario de búsqueda

El consumo en el sector de la restauración cayó casi un 40% en 2020, según Kantar

  • El auge del delivery y el take away han ayudado a mitigar la caída
  • Nueve de cada diez españoles acudieron a los restaurantes pese a las restricciones

La hostelería ha sido uno de los sectores más golpeados por la crisis del coronavirus. Debido a las restricciones y los cierres, 2020 ha sido fatídico para empresarios y trabajadores de este sector. Un nuevo panel de consumo de Kantar apunta a que la restauración sufrió una caída en el consumo de 39,6 puntos el año pasado. Los canales on the go (referido a los alimentos preparados para poderlos tomar en cualquier momento y lugar) y on premise (comer en el local) fueron los más afectados, con caídas del 26,7% y de casi el 45% con respecto al año anterior, respectivamente.

Aunque los datos son preocupantes, la capacidad de reinvención y de adaptación a otros modelos de servicio, como el delivery o el take away han reducido el impacto, que de lo contrario habría sido del 45%, unos 400 millones de euros menos. Durante la pandemia, estos nuevos formatos han captado más clientes que recurren a ellos con más frecuencia y gastan más dinero en este tipo de servicios. De este modo, el consumo comida a domicilio creció un 66%, mientras que la comida para llevar lo hizo en algo más de un 13%.

 

Auge del delivery y el take away

En conjunto, los canales de delivery y take away durante el pasado año aumentaron su valor por encima del 27% con respecto a 2019.  Este incremento se aprecia en la penetración del servicio (suben casi un 3% entre los dos), en la frecuencia con la que se emplea este tipo de formatos de consumo (6,5% sumando ambos modelos) y el gasto cada vez que se hace uso de ellos, que asciende en más de un 15%.

 

En una nota de prensa remitida a los medios, la directora de Advanced Analytics de Kantar División WorldPanel, María Josep Martínez, afirma que “el delivery ha ganado en cuota lo que no ha conseguido en los últimos dos años, pasando de tener una penetración del 35 al 44,1% de los españoles”. Además, el auge de estos canales no solo repercute en el nivel de uso sino en la cantidad de oferta para el consumidor, ya que “ha provocado la creación de más establecimientos de comida para llevar”, en palabras de Martínez. Consecuencia de este buen momento, agregadores como Just Eat, Uber Eats, Glovo o Deliveroo han crecido hasta un 30%.

En 2020 el consumo fuera del hogar se desplomó, mientras que dentro del hogar creció casi 4,5 puntos

Los servicios de envío a domicilio también han evolucionado durante los últimos meses en función de las tendencias de consumo. En este sentido, han cobrado fuerza el delivery premium (disfrutar de experiencias gourmet fuera del restaurante), la aparición de dark kitchens (establecimientos de restauración que solo disponen de reparto a domicilio, pero no poseen local físico) o la digitalización de servicios, desde la incorporación de cartas en código QR hasta habilitar pagos a través del teléfono móvil.

En el lado opuesto de los establecimientos de restauración, los grandes beneficiados por el cambio de hábitos durante la pandemia han sido los retailers, con Mercadona, Carrefour y Lidl a la cabeza. Las grandes cadenas de supermercados siguen creciendo gracias su apuesta por los productos listos para comer, especialmente en la franja semanal de lunes a viernes. En este sentido, mientras el consumo fuera del hogar se ha reducido en casi una cuarta parte con respecto a antes de la pandemia, dentro del hogar asciende más de cuatro puntos.

 

Los españoles acuden a su cita con la restauración también en pandemia

Confinamientos, cierres perimietrales, restricciones de aforo, horarios reducidos... La coyuntura impide el correcto desarrollo de cualquier servicio hostelero, tanto para el personal como para los clientes. No obstante, pese a todas estas dificultades, la sociedad sigue apostando por salir a comer fuera de casa.

Durante 2020 el 70% de los españoles usaron servicios de delivery y nueve de cada diez quedaron satisfechos con la experiencia

Y es que, pese a la pandemia, nueve de cada diez españoles acudieron a establecimientos de restauración durante el pasado año.
Donde sí que se aprecia cambio es en la frecuencia en la que se disfruta de ellos, que se ha visto reducida a la mitad, pasando de dos veces por semana a tan solo una.

Pese a que en España es habitual acudir a establecimientos de hostelería, el estudio de Kantar concluye que habrá que incrementar la frecuencia de visita a restaurantes para impulsar la recuperación del sector de la restauración. La consultora anima a que los negocios de esta industria se preparen para cuando llegue el fin de las restricciones, con el objetivo de poder ofrecer una mejor experiencia y potenciar el retorno de los comensales a sus mesas, sin dejar de lado los nuevos modelos de delivery y take away.

A nivel internacional, nuestro país junto con Reino Unido y Francia, es uno de los territorios con más oportunidad para el delivery. El 70% de españoles lo han probado en 2020 y, de ellos, 9 de cada 10 han quedado satisfechos con la experiencia.
En cualquier caso, hay espacio para crecer. Según María Josep Martínez, “la oportunidad del sector residirá en una mejor experiencia homemade, diversificar el surtido, mejorar la relación calidad/precio y continuar la transformación digital”.