Formulario de búsqueda

Twitter pagará 800 millones a un grupo de inversores por hacer estimaciones irreales sobre su crecimiento de usuarios

  • Siete años después de fijar la meta en los 550 millones de usuarios activos mensuales, la cifra no se acerca al objetivo
  • En 2017 Twitter reconoció que había estado exagerando sus números de usuarios mensuales por error

En un encuentro celebrado en noviembre de 2014, Twitter dio a conocer que esperaba alcanzar 550 millones de usuarios activos mensuales en el medio plazo y superar los 1.000 más adelante, en el largo plazo.

Pero en 2019 la compañía dejó de informar sobre las cifras mensuales de usuarios y en el último recuento de la primavera de ese mismo año, la cifra estaba en los 330 millones de usuarios activos mensuales. A día de hoy, Twitter solo informa sobre cifras diarias de usuarios justificando que la métrica de usuarios activos mensuales se ha convertido en algo irrelevante.

Un grupo de inversores interpuso una demanda en 2016 por lo poco realistas que resultaron las estimaciones

Así, siete años después de fijar la meta a corto plazo en los 550 millones de usuarios activos mensuales, la cifra no se acerca al objetivo, por lo que la red social se ha comprometido a pagar 809,5 millones de dólares a un grupo de inversores que habían interpuesto una demanda en 2016 por lo poco realistas que resultaron las estimaciones de Twitter. Aunque la empresa no reconoce con este gesto haber hecho algo mal, sí ha querido zanjar la polémica con una compensación económica que, en contexto, equivale al 22% de todo lo que facturó la compañía en 2020. Twitter tiene previsto abonar la cifra en un cargo único con el efectivo disponible en el cuarto trimestre de 2021.

De esta forma, aunque en 2017 Twitter reconoció que había estado exagerando sus números de usuarios mensuales por error -porque incluía datos de una aplicación de terceros que no debería haber tenido en cuenta- la demanda original que se presentó en 2016 por parte de un grupo de inversores, finalmente se ha resuelto en detrimento de la compañía. 

Fue la accionista de Twitter, Doris Shenwick, quien lideró la demanda alegando que los ejecutivos de Twitter "hicieron declaraciones públicas inexactas a sabiendas de estas métricas y no revelaron información interna sobre ellas, lo que resultó en un precio inflado de las acciones que cayó cuando se conoció la verdad sobre la participación de los usuarios".

La Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) ya preguntó a la empresa en 2015 si iba a proporcionar “métricas alternativas” para que los inversores pudieran entender las dinámicas de uso de la plataforma y su correlación con el negocio publicitario. Pero en julio de ese mismo año las acciones de Twitter cayeron un -15% después de que la compañía registrara el peor incremento de usuarios de un trimestre para otro en toda su historia y confirmara que solo el 44% de los usuarios utilizaban la red social de forma habitual.

Como consecuencia de la confirmación de que Twitter pagará 809,5 millones de dólares al grupo de inversores que demandó a la compañía en 2016, las acciones de Twitter Inc. han caído en las últimas horas un -2,43 % en las operaciones del NYSE.