Formulario de búsqueda

¿Estamos preparados para retomar actividades de ocio multitudinarias?

  • Warc recoge los datos de un estudio realizado por Accenture en 20 países sobre 10 lugares públicos
  • La inversión global en publicidad exterior se reducirá una quinta parte este año

Los consumidores todavía no están cómodos a la hora de ir a bares, discotecas, eventos deportivos o conciertos, después de haber recibido órdenes de quedarse en casa debido al coronavirus. Es una conclusión que se extrae de un estudio realizado por Accenture durante el mes de junio en un total de veinte países.
Solo un 16% de los consumidores dijeron que se sentirían cómodos yendo a un bar, discoteca o evento deportivo en los próximos dos meses. Dato que crecería una quinta parte (20%) en los siguientes seis meses.

El 37% se sienten más cómodos visitando a un amigo en casa

En cambio, tal y como afirma el estudio, los consumidores se sienten más seguros visitando a un amigo en sus respectivas casas, dando como resultado un 37% en los próximos dos meses y un 43% de encuestados que elegirían esta opción de ocio en los siguientes seis meses.

De los diez lugares públicos sobre los que se ha basado el estudio, solo una cuarta parte (25%) de los encuestados dijeron que se sentirían seguros en los próximos dos meses, subiendo a un 31% en los siguientes seis. Según los resultados obtenidos, se espera que este año las compras de Navidad sean principalmente de forma online frente a la asistencia a puntos de venta o centros comerciales.

 

Consecuencias del temor entre los consumidores

A nivel mundial, Warc predice que la inversión en publicidad exterior se reducirá una quinta parte (-21,7%) este año. Los datos adicionales muestran que la inversión en patrocinio deportivo se reducirá en un -37% y habrá un descenso de 17.200 millones de dólares en comparación con el año pasado, incluso cuando el número de eventos deportivos vuelva a la normalidad. Antes del Covid-19 se había realizado una previsión que proyectaba un crecimiento del 5% en este mercado, la mayor cifra en una década.

Para la publicidad fuera de casa después del Coronavirus, las marcas deberían centrarse en los formatos digitales con un enfoque más localizado, según recomiendan desde Warc.