Formulario de búsqueda

Este McDonald's tiene un logotipo de arcos azulados para adaptarse al desierto de Arizona

  • En los últimos días se ha viralizado el único establecimiento de la cadena que tiene su imagen con esta gama cromática
  • El local abrió en 1998 y modificó su identidad por orden municipal para integrarse visualmente en los paisajes desérticos

En los cascos históricos protegidos de las ciudades, las marcas que quieren abrir sus establecimientos están obligadas a adaptarse a las características arquitectónicas del entorno. Este requisito permite ver curiosos locales con las identidades corporativas modificadas para generar una imagen de concordancia. Pero en Arizona fueron un paso más allá en esta adaptación al medio con un McDonald’s que tiene sus icónicos arcos dorados en azul turquesa.

Para las autoridades locales, el amarillo característico de los arcos era muy llamativo

Aunque la imagen del McDonald’s azul se ha viralizado en los últimos días en redes como Instagram o TikTok, su historia se remonta a 1998, cuando un empresario local de Sedona, la población en la que se ubica, quiso abrir una franquicia de la cadena, frente a la que encontró la oposición de las autoridades locales en cuanto a su iconografía. Para el ayuntamiento, el amarillo característico de la “M” de McDonald’s era demasiado llamativo y rompía la armonía paisajística de una localidad donde domina el desierto, las colinas de roca, los cañones y sobre todo los tonos rojizos.

Para esquivar el requisito, el emprendedor propuso colorear el logotipo del azul verdoso con el que aún luce hoy en día que tomó de la imagen corporativa del centro comercial que tiene al lado este McDonald’s. Curiosamente, la marca permitió modificar uno de sus elementos más sagrados en un gesto que acabó convirtiendo a este local en un punto de atracción turística, así que, lejos de ser una modificación que dañase la imagen o que influyese en la identificación de marca, sirvió de reclamo para el consumo.

_alt_

La modificación de un emblema corporativo universal como los arcos de McDonald’s evidencia cómo de en serio han tomado durante años las autoridades de Sedona la cuestión de la integración paisajística de todos los elementos. De hecho, el propio establecimiento de cadena rápida posee un color rojizo que va en consonancia con el marco natural de una localidad que ha sido escenario de más de 60 producciones cinematográficas.

De ahí que Sedona esté considerada como un enorme plató natural, sobre todo para películas del género western, de ahí que se conozca con el sobrenombre de “La pequeña Hollywood de Arizona”, una denominación que acompaña desde hace unos años con “La ciudad del McDonald’s azul”.