Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Nace el Uber mexicano
Compartir en:

Nace el Uber mexicano

  • Buggy Rides es un nuevo servicio de transporte de viajeros similar a Uber
  • No se aceptan pagos en efectivo
Reason Why Reason Why logo
speedy-gonzalez

Se llama Buggy Rides y su objetivo recuerda a los que Uber puso sobre la mesa: ofrecer un servicio de transporte que contacte a conductores con usuarios a través de una aplicación móvil.

Aunque la compañía no nace exenta de retos en México: reducir los problemas de movilidad y facilitar la inclusión en la capital se postulan como los principales objetivos.

La aplicación permite el pago con trajeta de crédito o recargas de saldo

“Nuestro diferenciador de mercado es que puedes pagar con tarjeta de crédito o con recargas de saldo. Con tu número de usuario y un código de barras podrás recargar en tiendas de conveniencia, desde 50 hasta 200 pesos (2,92- 11,7 dólares) para solicitar un vehículo”, según ha explicado Bernadette Lara, Directora General de Buggy Rides. De hecho, no se paga en efectivo.

Aquí se encuentra uno de esos retos: la inclusión en el mercado de la población que no tiene cuenta corriente. Un segmento de la población que en 2012 alcanzó el 53%.

La idea es sencilla: un coche puede ser utilizado por la mañana y por la noche para ir al trabajo, pero mientras su conductor está pasando su jornada laboral en la oficina, un chófer de Buggy puede servirse del vehículo. Como intermediaria, la empresa se encarga de la gestión y de la selección de los conductores, servicios por los que cobra un porcentaje.

Menos tráfico...

Los mexicanos podrán decir adiós a uno de los problemas que dominan sus calles: el embotellamiento. Y es que uno de estos vehículos puede sustituir hasta a 14 automóviles que colpasan las calles de la Ciudad de México.

Una ciudad que en 2014 fue la segunda más congestionada del mundo gracias a los más de 5,3 millones de vehículos y a las 110 horas por conductor perdidas al volante.

Y por si esto no convence a los usuarios Buggy ofrece toda una gama de servicios que engloba bajo el nombre de “Backseatlifestyle”: habilitación para discapacitados, sillas para bebés, portabicicletas, tapetes para mascotas, cargadores, servicio WiFi y conductores bilingües.

... y más derechos

Pero el afán de lograr la inclusividad no acaba ahí. La marca ya cuenta con dos mujeres al volante y espera seguir aumentando la cifra. “No creemos que solo los hombres sean los únicos buenos conductores”, ha explicado Bernadette.

Por otro lado, Buggy Rides quiere desmarcarse de Uber y Cabify, compañías que no tienen muy buena relación con el gremio de taxistas. Para ello, han impulsado la fórmula “Buggy + Taxis” convirtiéndose en “la primera aplicación en la que conviven autos convencionales con taxis”, según dijo Lara. Es más, un grupo de taxistas ya ha mostrado su disposición a pasar las certificaciones necesarias.

De momento la empresa trabajará en el Distrito Federal, aunque no descarta lanzarse a la conquista de nuevas ciudades del país. O incluso de saltar a Centroamérica. Nunca se sabe...

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.