Formulario de búsqueda

Las tecnológicas apoyan patentes de código abierto para salvar vidas

Compartir en:

Las tecnológicas apoyan patentes de código abierto para salvar vidas

  • Un grupo de expertos legales y científicos lanza Open COVID Pledge para producir en masa sin restricciones de derechos de autor
  • Empresas como Intel, Amazon y Microsoft ya han apoyado la iniciativa para luchar contra el coronavirus

La lucha contra el coronavirus no solo se libra desde el frente sanitario, gubernamental y económico. Sino también desde el tecnológico. No solo por todas las herramientas digitales que han hecho posible este piloto casi universal de teletrabajo, sino por acciones como Open COVID Pledge, una iniciativa de patentes de código abierto en manos de universidades, empresas y otras organizaciones para apoyar el desarrollo de medicamentos, kits de prueba, vacunas y herramientas de rastreo de contactos.

¿En qué consiste Open COVID Pledge?

Lanzado a principios de este mes, esta agrupación de la que forman parte expertos legales y científicos aboga por la liberación de la propiedad intelectual de las empresas de forma temporal. De esta manera, los investigadores podrán acceder a ella de manera gratuita y buscar soluciones a la pandemia sin preocuparse por ser demandados.

Intel ha liberalizado su cartera de más de 72.000 patentes 

Uno de los promotores de esta iniciativa es Intel, que ha liberalizado su cartera de más de 72.000 patentes para ayudar frente a la pandemia global. Open COVID Pledge también ha recibido ya el apoyo de organizaciones como Mozilla, Creative Commons, Unified Patents, Fabricatorz Foundation, The Neuro o CCARE y empresas como Amazon, Facebook, HP, IBM, Microsoft y Sandia National Laboratories también han anunciado su participación.

Se trata de adoptar juntos un compromiso de código abierto para aumentar los suministros durante el COVID-19 y producir en masa bienes críticos, desde pruebas de anticuerpos, hasta mascarillas, sin preocuparse por la legislación de derechos de autor.

Mark Radcliffe, Socio de DLA Piper, un bufete de abogados global que ha ayudado a crear Open COVID Pledge, explica: "No son solo las personas en las universidades sino también las empresas privadas las que dudan en crear herramientas cuando no tienen  los derechos que necesitan. Tienen miedo de ser demandados”.

Es un imperativo práctico y moral que todas las herramientas que tenemos a nuestra disposición se apliquen para desarrollar tecnologías a gran escala sin obstáculos.- Mark Radcliffe

A los que firman el compromiso Open COVID Pledge se les pide que otorguen una licencia gratuita a su propiedad intelectual, lo que de otro modo obstaculizaría el desarrollo independiente de bienes que pueden salvar vidas.

De esta manera, el código abierto permite una respuesta más rápida que el desarrollo tradicional y propietario para abastecer las crisis. Por ejemplo, en Italia durante el apogeo de la pandemia en el país, se utilizaron impresoras 3D para producir respiradores hasta que el proyecto chocó contra la infracción de derechos de autor.

En Italia se crearon respiradores necesarios pero que chocaban contra la ley de derechos de autor

El grupo de expertos que lideran el proyecto Open COVID ha escrito un borrador de acuerdo de licencia denominado Open COVID License 1.0, que sirve como plantilla para uso inmediato, aunque las empresas también pueden crear un acuerdo legal personalizado. "La idea es hacer que esté ampliamente disponible para que la gente no tenga que preocuparse de ser demandada", ha asegurado Radcliffe.

Los términos de la licencia entrarán en vigor retroactivamente a partir del 1 de diciembre de 2019 y vencen un año después de que la Organización Mundial de la Salud anuncie el fin de la pandemia. “Una vez que esto termine, las compañías tendrán que trabajar juntas para llegar a términos de licencia comercialmente razonables. Y compañías como Intel también podrán reafirmar sus derechos de propiedad intelectual", han explicado desde el bufete de abogados.