Formulario de búsqueda

Así ha evolucionado la facturación en el sector Moda este 2020, según Kantar

  • El sector de la moda ha sufrido una pérdida de 4.000 millones respecto al 2019
  • Amazon y Zalando se colocan en el Top 10 de canales de distribución

En este año de pandemia, la moda está representando el 12,5% de todo el gasto que los españoles dedican a los sectores de gran consumo: alimentación -dentro y fuera del hogar-, moda, droguería y productos de cuidado personal y cosmética.

La consultora Kantar afirma que desde el mes de enero hasta octubre la facturación del sector de la moda ha sufrido una caída del -26,4% en España, lo que se traduce en una pérdida de más de 4.000 millones de euros en comparación con el año pasado en las mismas fechas.

La facturación del sector de la moda ha sufrido una caída del -26,4% en España

Por el contrario, pese a la severa disminución que ha sufrido el sector de la moda, este desplome ha ido regulándose de forma progresiva desde que finalizó la cuarentena. Esto se traduce en que de mayo a junio la moda registraba una caída del -42,6%, siguiéndole el periodo de julio a octubre cuando su facturación se situó en un -13,8%. Cabe destacar que fue en septiembre y octubre cuando comenzó a apreciarse un abandono de pérdidas de doble dígito, alcanzando así una evolución en ambos meses del -7,7%.

 

Kantar asegura que, durante el mes de octubre, la cifra de compradores en el sector de la moda ha continuado aumentando frente a los dos meses anteriores. 19,3 millones de personas son las que han comprado algún artículo de moda, tal y como afirma la consultora. Pero, pese a esto, el número de compradores del sector está todavía muy por debajo en comparación con el 2019. Aun así, la cifra de artículos adquiridos por cada comprador en estos dos meses ha sido ligeramente superior a la del año pasado.

Rosa Pilar López, Directora Panel Fashion & Beauty en Kantar, ha explicado sobre esta nueva situación: “Sabemos, a través de algunos retailers, que en septiembre y octubre la reacción de los consumidores, sumada a un clima favorable para la venta, les ha ayudado a dar un impulso al negocio, pero la nueva oleada de contagios de noviembre y las consecuentes restricciones al comercio aplicadas en muchas zonas han puesto freno a esa tendencia de recuperación”.

El aumento de consumo en tiendas multimarca

Desde el final del verano, han cobrado protagonismo dos modelos de distribución muy diferentes: el comercio tradicional multimarca y las compras online.

En este sentido, las restricciones de movilidad y la prudencia, junto al apoyo al comercio local han provocado que muchos consumidores hayan comprado moda en tiendas multimarca, más cercanas, consiguiendo así, entre agosto y octubre, una cuota de mercado del 21,4% del valor. Esto se traduce en 1,6 puntos más frente al año pasado.

El e-commerce cerró octubre con un aumento de cuota del 18,3%

Por otra parte encontramos el e-commerce, que no ha dejado de aumentar su cuota de mercado en los últimos meses, siendo en agosto del 14,4%, en septiembre del 16,5% y en octubre del 18,3%. Esto ha provocado que Amazon se posicione como el 6º distribuidor de moda, consiguiendo duplicar su cuota de mercado entre agosto y octubre con respecto a 2019. Además, Zalando también ha podido colarse en el Top 10 de operadores del sector.

Rosa Pilar López (Kantar) explica que, después del confinamiento, son más los consumidores que hacen compras de manera online, afirmando que esto se debe no solo a la comodidad y seguridad de quedarse en casa, sino que también están descubriendo un amplio abanico de opciones y de nuevos operadores. A esto añade: “Plataformas como Amazon están consiguiendo canalizar el aumento de su tráfico también hacia la moda, especialmente entre el público masculino”.

 

Otro factor que provoca cambios en la distribución es que las cadenas de moda low-price están perdiendo peso este año, acumulando hasta octubre una cuota de mercado en valor del 5%. Esto se traduce en 0,6 puntos menos que en 2019. En este sentido, Kantar comenta que Primark ha sido una de las más afectadas porque no cuenta con tienda online, lo cual supuso un estancamiento en las ventas durante el confinamiento.

En esta situación de incertidumbre y posibles nuevas olas de contagios, el sector de la moda se enfrenta al reto de convivir con modelos de marketplace como Amazon y la batalla por el tráfico físico. Este último está siendo desplazado a supermercados e hipermercados para la compra de alimentación, y, en consecuencia, les da la oportunidad de reforzar su oferta textil.