Formulario de búsqueda

El 36% de los españoles afirman que no existe brecha salarial entre hombres y mujeres que ostentan el mismo cargo

  • Más de la mitad de los hombres consideran que no existe esa brecha y 8 de cada 10 mujeres creen que sigue vigente
  • Los menores de 24 años son los más críticos, solo 1 de cada 4 creen que la brecha salarial no existe

Con la mirada puesta en el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, InfoJobs ha publicado un estudio en el que analiza las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Y es que, aunque algunos lo nieguen, la brecha salarial sigue siendo una realidad.

El Ministerio de Igualdad ha asegurado  que las mujeres ganan casi un 15% menos que los hombres

El Ministerio de Igualdad ha asegurado recientemente que las mujeres ganan casi un 15% menos que los hombres, lo que podría equivaler a trabajar gratis 51 días al año. Esa cifra aumenta si se estudian los últimos datos publicados en el Instituto Nacional de Estadística (INE), que afirma que las mujeres ganan un 22% menos que los hombres.

Además, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) publicó hace unas semanas un estudio que aseguraba que la brecha había aumentado hasta superar el 23%, lo que supone un retroceso a niveles del 2013. Estas cifras reflejan la situación laboral que viven las mujeres actualmente y la necesidad de aplicar medidas para cerrar la brecha salarial y eliminar cualquier forma de discriminación en la sociedad.

Así, pese a que, según organismos oficiales, la brecha salarial sigue siendo un problema por resolver en la mayoría de países europeos, 1 de cada 3 españoles creen que no hay existen diferencias salariales entre hombres y mujeres. Esta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado el Informe sobre "Igualdad de Género" que ha elaborado InfoJobs.

La percepción de la brecha salarial por regiones, edades y géneros

Por regiones, el informe afirma que Cataluña, seguida de País Vasco, son las comunidades que más creen que sigue habiendo desigualdad en los salarios percibidos entre hombres y mujeres en el mismo puesto de trabajo; mientras que por tramos de edad, son los menores de 24 años los más concienciados con la brecha salarial y solo 1 de cada 4 declaran que no existen diferencias salariales por el mismo cargo.

La gran diferencia se encuentra entre hombres y mujeres: la mitad de ellos consideran que actualmente no hay brecha salarial, frente a 8 de cada 10 mujeres, que sí afirman que sigue vigente. Esta diferencia también quedó constatada en el II Barómetro de InfoJobs, que identificó la desigualdad salarial como una de las mayores preocupaciones en materia laboral para ellas (el 47%) respecto al 26% de ellos.

El techo de cristal aún sigue vigente

Sin embargo, el techo de cristal sí es una realidad para la mayoría de los trabajadores. Y es que según los encuestados, 8 de cada 10 empresas todavía no tienen equiparados los puestos directivos entre hombres y mujeres, y casi la mitad, 4 de cada 10, cuentan con menos de un 10% de mujeres en los cargos directivos.

 

En este sentido, el 33% de las empresas de I+D o ONGs es donde más porcentaje de mujeres ocupan puestos directivos (50%), mientras que en el sector primario únicamente hay un 9% de compañías en esta situación. Y, por otro lado, cabe destacar que el 17% de las grandes empresas tiene equidad en los puestos de responsabilidad, cifra que aumenta hasta el 28% en las PYMES.

El coronavirus ha dificultado la conciliación laboral

Asimismo, desde InfoJobs también se hace eco del informe publicado recientemente por la Fundación Eurofund en el que se afirma que la crisis sanitaria y el consecuente teletrabajo ha multiplicado las responsabilidades de la mujer en el hogar, dificultando la conciliación entre su vida profesional y familiar.

En este sentido, InfoJobs recoge en su II Informe de Teletrabajo la aceptación y la práctica de esta modalidad de trabajo, en el que se vuelve a constar la brecha de género: mientras que el 32% de los hombres tenía permitido realizar trabajo en remoto durante la pandemia, solo el 23% de las mujeres encuestadas podía hacerlo.

Transparencia salarial

Por otro lado, este informe también recoge la opinión de la población activa sobre la transparencia salarial. De esta manera, 8 de cada 10 españoles están a favor de hacer públicos los salarios como medida para acabar con la brecha salarial. También son las mujeres (88% de menciones) las que se muestran más a favor que los hombres (78%) de hacer públicos los salarios.

 

Sin embargo, solo 7 de cada 10 empresas están dispuestas a adoptar este tipo de medidas de transparencia salarial, siendo las pequeñas y de sectores primario y secundario las más reacias a ello.

4 de cada 10 Pymes no cuentan con medidas para fomentar la igualdad

Además, cabe destacar que 4 de cada 10 Pymes no tienen ninguna medida establecida para fomentar la igualdad de género, porcentaje que disminuye al 15% entre las medianas y grandes empresas, pese a que estas compañías están obligadas a tener planes de igualdad.

En este contexto, aunque en los últimos años el gobierno ha aprobado varios decretos en materia de igualdad de género para las empresas, 4 de cada 10 españoles creen que las medidas actuales son insuficientes o ni siquiera se toman. Una vez más son las mujeres quienes se muestran más críticas: un 50% las considera insuficientes.

Los más jóvenes piden protocolos para prevenir el acoso laboral

Las medidas más demandas son programas de conciliación, planes de promoción profesional y formación en igualdad de género; mientras que los más jóvenes piden, además, protocolos para prevenir el acoso laboral, una política de comunicación no sexista y reclutar a más mujeres en puestos donde están infrarrepresentadas.

Ante estos datos, Mónica Pérez, Directora de Comunicación de InfoJobs, ha afirmado en el comunicado oficial que "cada vez son más las personas que están de acuerdo con que se implanten medidas para acabar con la brecha salarial, pero aún queda un largo recorrido para lograr la equidad”.  Sin embargo, también ha hecho un llamamiento a las empresas para que tomen las riendas de la situación y trabajen junto a la Administración Pública para acabar con las desigualdades salariales.