Formulario de búsqueda

Conversaciones desde el futuro: ¿Cómo está la situación en China y qué nos espera en España?

Compartir en:

Conversaciones desde el futuro: ¿Cómo está la situación en China y qué nos espera en España?

  • Hablamos con Eileen Yan, Managing Partner de KREAB en Pekín
  • “La gente en China espera que las marcas sean socialmente responsables”

China ha sido el foco del origen de la pandemia global en la que se ha convertido la propagación del coronavirus. El país empieza a recuperarse ahora, 3 meses después de haberse detectado el primer caso, de una crisis que deja millares de muertos en todo el mundo.

China va por delante

Aunque pueda sonar a capítulo de “Black Mirror” el país es, en cierta manera, el futuro de lo que nos espera en España. Por eso hemos querido tomarle el pulso al otro extremo del globo terráqueo, con la esperanza de aprender de lo vivido para anticiparnos al porvenir y saber reaccionar a tiempo.

“Esta es mi décima semana trabajando desde casa. La semana que viene volveremos a la oficina muy poco a poco y para junio o julio, según calculan los expertos sanitarios, podremos volver a la normalidad al 100%”, nos cuenta Eileen Yan, Managing Partner de KREAB en Pekín.

 _alt_

La imagen no engaña. Nos habla desde el salón de su casa a las cuatro de la tarde en la capital china, las 10 de la mañana en España. Nos cuenta que precisamente esto, los horarios, son ahora más importantes que nunca.

Los horarios, la rutina y respetar el descanso del equipo se vuelve más importante que nunca

“La disciplina no solo se refiere al trabajo, sino también a la vida en casa. Las primeras semanas seguíamos hablando con el equipo a las diez de la noche y compartiendo cosas el domingo. Sin embargo, para mantener la productividad a largo plazo hay que respetar el descanso de los compañeros”.

Lo dice alguien que lleva ya 10 semanas con la oficina montada en el salón consciente de que mantener las rutinas, respetar los fines de semana y no mirar el móvil en el tiempo de la comida son tips tan recomendables como necesarios. Por encima de todo, se trata de mantenernos sanos sin perder de vista que “la mayoría de los recursos hospitalarios están puestos en la lucha contra el COVID-19. No podemos permitirnos tener un problema dental ahora, por ejemplo”, reflexiona.

Una vez marcado el check en las rutinas, el descanso y el bienestar físico, su siguiente consejo ya se enfoca en la productividad como equipo cuidando al máximo la comunicación interna.

La comunicación interna y la transparencia con el equipo se vuelven extremadamente importantes.- Eileen Yan

El COVID-19 ha llegado para romper esquemas y cambiar paradigmas en muchos aspectos, no solo en el teletrabajo. La exigencia de mantener el distanciamiento social y evitar al máximo el contacto físico está teniendo un impacto directo sobre la industria de la comunicación, el PR y los eventos. “Afortunadamente podemos seguir haciendo nuestro trabajo gracias a Internet. Ahora que se han cerrado las fronteras físicas entre países, y por primera vez en la historia de la Unión Europea, tenemos que tener una visión más global que nunca”, sugiere Eileen.

Pese al cierre de fronteras, la visión global cobra relevancia

Un pensamiento que aplica para las empresas multinacionales con oficinas en múltiples países, que deben construir un mensaje con consistencia global; pero también para los gobiernos.

“Compartir información es fundamental. Es triste ver conflictos entre países en estos momentos, casos de racismo incluso. Debemos darnos cuenta de que el COVID-19 es una pandemia global, unirnos y aprender de otros países”, defiende la Managing Partner de KREAB en Pekín.

El impacto económico de esta crisis sanitaria ya es incuestionable. China comienza ahora a retomar su actividad manufacturera (sector clave en el crecimiento del PIB y al que pertenecen el 76% de las medianas empresas en el país) con turnos de trabajo escalonados y asegurando las distancias sociales. Sin embargo, lo que demuestra una vez más que estamos ante una crisis mundial es que la cadena de suministro está interrumpida. “Los trabajadores están volviendo a las fábricas poco a poco, pero las piezas que habitualmente suministra Europa ahora no llegan”, nos cuenta Eileen que conoce la situación de primera mano a través de su marido. Algo parecido ocurre con el turismo, ahora que los recurrentes viajes desde China hacia Europa están totalmente paralizados, y con el entretenimiento: “No hay fútbol”, asegura sin necesidad de añadir nada más.

¿Qué deben hacer las marcas en este contexto?

En opinión de esta experta en comunicación, lo más aconsejable es estar preparados para distintos escenarios posibles. Solo así podrán responder a lo que se viene y también a lo que esperan de ellas los ciudadanos. “La sociedad china tiene muchas expectativas puestas sobre las empresas, en especial sobre las grandes compañías que siguen ganando beneficios. Quieren que sean socialmente responsables”, explica.

El propósito de las marcas es la mejor vía para hacer un buen negocio.- Eileen Yan

En esta coyuntura el papel de las agencias y consultoras se centra en la inteligencia: digerir información sobre el contexto y complementarla con otros servicios como el social listening que permitan saber lo que de verdad preocupa a la opinión pública. Es el momento también de girar hacia soportes más digitales como el chino WeChat.

“Los presupuestos serán ahora más flexibles. Hay industrias que se han visto muy afectadas y otras que se han ido a la quiebra. Sin embargo también veo oportunidades en online y repensando sectores tradicionales como el PR”, asegura con optimismo.

Con optimismo terminamos también esta conversación con Pekín (también conocido ahora como “el futuro”). Bromas al margen, es inevitable entornar los ojos para tratar de vislumbrar una luz al final del túnel que empieza a intuirse por fin allí donde nos sacan semanas de ventaja. Con optimismo "colgamos" también este Zoom con China porque en este momento “no hay nada que podamos hacer excepto mantenernos a salvo”.

Gracias por la frase Eileen. Y gracias también por la conversación desde el futuro....