Formulario de búsqueda

El anuncio de Navidad de Sainsbury’s nos traslada a mejores tiempos a través de la comida

  • La campaña transmite un mensaje de unión y familiaridad bajo el lema “Food is Home. Home is Christmas”
  • Las piezas han sido desarrolladas junto a la agencia Wieden + Kennedy

Con la Navidad cada vez más cerca, miles de marcas a lo largo del planeta lanzan emotivos mensajes con la intención de conectar con la audiencia. Los hay de esperanza en estos momentos de incertidumbre, como el de Zalando. Los hay de amor y aventura, como el de Coca-Cola. Y los hay, sobre todo, familiares, como el que presenta la cadena de supermercados británica Sainsbury’s.

La campaña pone en valor la relación de las familias británicas con la comida navideña

En esta ocasión, la campaña navideña de la compañía, creada junto a la agencia Wieden + Kennedy, está compuesta por tres spots diferentes que buscan trasladar el espíritu navideño al espectador y poner en valor la relación de las familias de Reino Unido con la comida de estas festividades. En ese tríptico, Sainsbury’s adopta un enfoque nostálgico y traslada las tres historias a la década de los 90, una época más despreocupada con la familia, la risa y los productos de la marca como verdaderos protagonistas de la cena de Navidad.

En las piezas se combinan imágenes de estilo de video casero y conversaciones telefónicas, con las que la marca busca reflejar las emociones de estas fechas tan señaladas, al tiempo que establece un diálogo con la vida moderna. No obstante, la creatividad elude cualquier alusión a la situación actual, a pesar que de que el país atraviesa su segundo confinamiento por coronavirus.

El primero de los anuncios se emitió el pasado 14 de noviembre durante la final del programa “The Voice”. Bajo el título “Gravy Song”, la creatividad muestra la conversación de un padre y una hija, que comparten su entusiasmo por la Navidad y debaten sobre sus aptitudes culinarias.

El lunes 16 de noviembre, Sainsbury’s ha lanzado la segunda pieza, bautizada como “Perfect Portions”. En ella, una madre y un hijo comparten recuerdos de las celebraciones pasadas y recuerdan la tradición de su padre de trinchar el pavo. Ella promete hacer todo lo posible este año por honrar su figura y hacer justicia a su memoria.

El último spot ha visto la luz el 20 de noviembre bajo el título “Big Sarnie”, donde dos primos repasan recuerdos de la infancia en los que comían sándwiches de pavo en casa de su abuela y comparten su emoción ante su reencuentro en la próxima cena de Navidad. Todos estos mensajes se recogen bajo el lema “Food is Home. Home is Christmas” que refuerza la idea de compartir tiempo y disfrutar de las festividades en compañía de nuestros seres queridos.

El producto, en el centro de la campaña de Sainsbury’s

La incertidumbre ante la evolución de la pandemia ha obligado a la agencia y a la marca a mantener una visión flexible de la campaña, con la intención de poder adaptar la creatividad y los mensajes a la actualidad. “La única certeza era que no sabíamos cuál sería la situación el 14 de noviembre, pero estábamos seguros de que la Navidad y la conexión con los seres queridos por la comida sería más deseada que nunca. Pudimos cambiar los detalles del guión hasta los últimos días”, ha explicado Emma Bisley, Head of Broadcast Marketing en Sainsbury’s.

Por su parte, Darren Simpson, Director Creativo de Wieden + Kennedy, se complace en poder presentar una campaña que recuerda a la gente sobre el poder de la comida para transportarnos a los buenos tiempos. “La Navidad y sobre todo la comida, son los recuerdos que todos guardamos. Como las patatas asadas de mi abuela, que estaban hechas del material de los sueños”.

La campaña supone un cambio significativo en la estrategia comunicativa de la compañía con respecto al anuncio del año pasado, en el que Sainsbury’s que contaba la historia de cómo Papá Noel comenzó como deshollinador. En el spot de 2018, la marca presentaba a una niña de ocho años actuando en la obra de teatro de navidad de su escuela.