Formulario de búsqueda

Esta campaña ayuda a los necesitados de un órgano a comunicar su caso con herramientas publicitarias


  • El hospital neoyorquino Montefiore y su agencia Alto han desarrollado una plataforma de creación de contenidos
  • Trata de ayudar a los peticionarios con menos dominio de las redes sociales o menor capacidad de persuasión

[Si lo prefieres, escucha el resumen editorial]

...

 

Las personas necesitadas de un trasplante de órgano cifran su esperanza de salud, o de vida en última instancia, en la generosidad de un tercero que, en muchas ocasiones, puede ser un desconocido

Las esperas para que haya un órgano disponible suelen ser muy largas y fuera del ámbito familiar, que es la fuente de donaciones más obvia, es complicado conocer a potenciales donantes y, sobre todo, convencerles, de que la causa personal de cada paciente necesitado merece un acto de generosidad tan grande.
En un intento de ayudar a los pacientes a presentar su caso de la manera más profesional y persuasiva posible, el hospital y servicio de salud Montefiore, en Nueva York, y su agencia de publicidad Alto, han creado una plataforma que permite a la gente necesitada de un órgano crear de manera sencilla una pieza audiovisual que dé publicidad a su caso del mejor modo posible.

La iniciativa trata de ayudar a personas con menor habilidad digital o capacidad persuasiva

La campaña se titula “Live and let live” (“Vive y deja vivir”) y trata de paliar las carencias de los pacientes en el uso de redes sociales y otras herramientas digitales de comunicación. Y es que estas son la principal herramienta que tienen las personas que necesitan un órgano para dar a conocer su caso fuera de su círculo más cercano
En ese sentido, los pacientes más diestros en el empleo de las redes sociales gozan de lo que podría calificarse como ventaja frente a los que son menos hábiles o persuasivos, y ello puede conducir a que consigan un donante antes que otra persona que lo precise con más urgencia.

Notoriedad para un problema grave

La plataforma creada por Montefiore y Alto trata de ayudar a esas personas menos capaces en la comunicación, al tiempo que genera notoriedad sobre el tema de las donaciones e incrementa el número de donantes, pues hay muchas más personas que necesitan un órgano que órganos disponibles.

La plataforma “Live and let live”, que está saliendo en estos momentos de la fase beta, permite a los usuarios, a través de pasos sencillos, cargar en la misma documentos de su vida como imágenes y audios, y en cuestión de minutos los transforma en una emotiva pieza audiovisual y en contenido apto para compartir en redes sociales. Para dotar a las piezas de la necesaria emoción y de empaque audiovisual y sonoro, Alto ha contado como consultores con el director de cine nominado al Oscar, Derek Cianfrance, y con el compositor Ludovico Einaudi. La plataforma usa también inteligencia artificial para hacer que el proceso de elección de imágenes sea lo más sencillo posible.

El origen de la idea

La idea del proyecto partió del Jefe de Trasplantes de Montefiore, el Doctor Milan Kinkhabwala, quien detectó que, en los últimos años, estaba aumentando ligeramente el número de personas que se ofrecían voluntariamente a donar órganos y pensó que había que aprovechar esa tendencia y aumentar el número de donantes. Kinkhabwala compartió su idea con el Departamento de Marketing del hospital y de las conversaciones de este con Alto surgió el proyecto de la plataforma.

"Cuando empezamos a trabajar en el proyecto”, señala Hannes Ciatti, Cofundadora de Alto, “nos preguntamos sobre lo que nosotros como profesionales de marketing, junto a la gente de Hollywood a la que tenemos acceso, podíamos hacer para ayudar a estas personas a contar su historia del mejor modo posible".
Y añade: “Pensamos que necesitan hablar de por qué quieren vivir. No podía tratarse de hacer un vídeo para dar pena, en plan “pobrecito yo”. Y esta ha sido una de las mejores partes del trabajo, escuchar los motivos por los que desean seguir viviendo: pasar más tiempo con la familia, visitar Egipto... todo tipo de experiencias. Todo ello nos ha causado mucho impacto”.