Formulario de búsqueda

CaixaBank lanza la primera tarjeta de crédito reciclada de España

Compartir en:

CaixaBank lanza la primera tarjeta de crédito reciclada de España

  • La entidad financiera prevé comercializar 10.000 unidades de esta tarjeta en 2020
  • La fabricación proviene de desechos de la construcción, bolsas de plástico o residuos de otras tarjetas

Cada vez son más las grandes empresas y entidades que se suman a aportar su granito de arena para proteger al planeta e intentan reducir su huella de carbono y el uso de plásticos, sustituyéndolos por materiales biodegradables.

Una de ellas es CaixaBank, que ha lanzado la primera tarjeta de crédito comercializada en España que está fabricada con material 100% reciclado. A través de su producto Visa&Pay, la entidad financiera ha anunciado que prevé colocar 10.000 unidades de este tipo de tarjeta en 2020.

Ofrece posibilidad de ahorrar con cada compra por redondeo

La fabricación de la Visa&Pay reciclada se hace a partir de diversas fuentes, como desechos de la construcción, reciclaje de bolsas de plástico o residuos de otras tarjetas de crédito, según destaca la entidad en un comunicado remitido a los medios.

Además, esta tarjeta de crédito incorpora innovaciones respecto a los estándares habituales: ofrece la posibilidad de ahorrar con cada compra una cantidad por redondeo que, si se desea, se podrá donar a una ONG centrada en la protección del medioambiente.

Fabricando tarjetas con materiales biodegradables desde 2019

No es la primera vez que la entidad presidida por Jordi Gual apuesta por fabricar tarjetas más sostenibles. CaixaBank ya había transformado en 2019 toda la gama de tarjetas regalo de la entidad (unas 150.000 unidades al año), pasando a fabricarlas con un material biodegradable; en concreto ácido polláctico, procedente del almidón de maíz. Con ello se favorecía su eliminación sin dejar residuos en el medio ambiente.

Ahora, con la fabricación de la Visa&Pay reciclada, que ya se puede solicitar en oficinas o en su página web, la entidad pretende dar un paso más para sustituir los más de 18 millones de plásticos de sus tarjetas por materiales más sostenibles y hacer que sean respetuosas con el medio ambiente.

Finalmente, el banco ha anunciado en su comunicado que, con la creación de cada tarjeta, CaixaBank financiará la plantación de un árbol.