Las producciones audiovisuales de branded content podrán acceder a ayudas públicas e incentivos fiscales

  • La BCMA ha publicado una “Guía sobre inversión e incentivos fiscales en el  branded content”
  • El cumplimiento de una serie de requisitos de producción y contenido permite optar a deducciones fiscales del 30%
bcama_guia_branded_content

Mostrar y explicar los beneficios fiscales propios del sector audiovisual a los que se podrían acoger las marcas que acometan proyectos de branded content es el objetivo de un documento que caba de publicar la Branded Content Marketing Association (BCMA) en Esaña y que se titula “Guía sobre Inversión e incentivos fiscales en el Branded Content”.  De acuerdo con el vigente Plan de Impulso al Sector Audiovisual que ha puesto en marcha el Gobierno, esos incentivos se pueden materializar en deducciones fiscales de hasta el 30%.

La guía ha sido elaborada por Pablo Muñoz y Daniel Solís, responsables de asuntos jurídicos en la BCMA, y por el bufete Écija

La guía ha sido elaborada por Pablo Muñoz y Daniel Solís, responsables de los asuntos jurídicos y legales en la BCMA, que han contado con la colaboración y asesoramiento del despacho de abogados Écija. El documento fue presentado a los socios de la BCMA a mediados del pasado mes de diciembre y ahora se ha dado a conocer al conjunto del sector.

Pablo Muñoz afirma en declaraciones a Reason.Why que el impulso inicial para elaborar la guía nació del deseo de hacer un “doble zoom” sobre este tema en concreto que supusiera un complemento de las recomendaciones generales que se incluyen en la “Guía legal del Branded Content”, que la asociación publicó en octubre de 2020. “Nos parecía”, añade, “que si entendemos el branded content como entretenimiento, los productores podríamos estudiar la posibilidad de optar a las ayudas legales que se ofrecen. Lo consultamos con Écija y vimos que la posibilidad existe si se cumplen una serie de requisitos, y de ahí la guía”.

El propio Muñoz explicaba así, en la reunión online de presentación de la guía a los miembros de la asociación, las razones de su publicación, así como las implicaciones que tiene y los beneficios que puede comportar para los agentes del sector.

...


La guía se dirige a anunciantes, agencias de publicidad y de medios, productores de contenidos y medios de comunicación, y ofrece información sobre:

  • Posibles fuentes de financiación directas (subvenciones) e indirectas (incentivos fiscales y créditos subvencionados)
  • Detalles sobre la aplicación de la deducción
  • Requisitos de calificación de la obra para acceder a los incentivos.

El documento se completa con información de contexto sobre la situación del sector audiovisual y el plan con el que el Gobierno quiere impulsarlo, y con una explicación sobre la naturaleza del branded content y la diferencia entre este y otro tipo de herramientas de comunicación relacionadas con el contenido.

...


Los hitos de la industria audiovisual y el Plan de Impulso del Gobierno

Durante la presentación de la Guía, Helena Suárez, Socia de Écija, dibujó el contexto industrial y normativo en que se encuentra actualmente el sector de la producción audiovisual en España. Dejando aparte el desarrollo sectorial en España a lo largo de sesenta años y la larga tradición de rodajes en nuestro país de producciones foráneas, Suarez se refirió a tres hitos recientes que han renovado el panorama audiovisual de nuestro país: 

  • la apertura en 2015 por parte de Netflix de un “hub” de producción audiovisual en Madrid
  • el rodaje de “Juego de Tronos” en nuestro país
  • el estreno, en 2017, de “La Casa de Papel”.

Estos tres hechos dieron un definitivo empujón al Plan de Impulso del Sector Audiovisual del Gobierno, que se lanzó en 2020 y que ampara no solo al cine y a la televisión, sino también, a las obras de animación, a los videojuegos y a la publicidad. El plan contempla una inversión pública de 1.603 millones de euros entre 2021 y 2025 con el objetivo de aumentar la producción audiovisual en España en un 30%.

El Plan de Impulso del Sector Audiovisual contempla una inversión pública de 1.603 millones entre 2021 y 2025 

“Se consiguió una gran mejora en los incentivos fiscales durante lo peor de la pandemia, cuando estábamos todos parados”, comentó Suárez durante la presentación. “Se convenció a José Manuel Rodríguez Uribes, que era el ministro de Cultura, pero lo más difícil fue convencer a Hacienda de que había que mejorar y había que apostar no solo el tipo impositivo sino también por los topes en cuanto a las deducciones”.

Carmen Aguado, Socia de Fiscal del despacho, abundó en el tema con estas palabras: “Se han dado cuenta desde Gobierno que el sector audiovisual tiene muchas sinergias, crea mucha industria y muchos puestos de trabajos  Las modificaciones legislativas han sido para favorecer al sector. Esto ha provocado que hoy en día la parte fiscal esté entre lo más importante de una producción".

El plan del Gobierno, según comentó Helena Suárez, se estructura alrededor de cuatro ejes:

  • La digitalización de la industria, la internacionalización y la atracción de inversiones con el objetivo de convertir España en un gran plató de producción audiovisual
  • La mejora de la capacitación de los profesionales del sector a través de ayudas a la formación
  • La mejora de la regulación y la eliminación de las barreras legislativas. Ejemplos en este sentido, según precisó la abogada, son la reforma de a Ley General de Comunicación Audiovisual, la prevista reforma de la Lay del Cine y y la ya aprobada modificación de del Régimen de Extranjería, que mejora las condiciones de los permisos de trabajo para el sector audiovisual. Señaló, en relación con este último, que la publicidad es uno de los sectores más beneficiados, pues por debajo de 90 días ya no es necesario pedir permisos de trabajo, de forma que se pueden hacer altas en la Seguridad Social sin el requisito previo de la obtención del NIE
  • La puesta en marcha de incentivos fiscales  y de mejoras de las condiciones de financiación de proyectos. En relación con los primeros, que constituyen el objeto de interés fundamental de la guía elaborada por la BCMA, Carmen Aguado señalaba que “han ido creciendo a medida que lo hace el Plan de de Impulso, con incremento de tipos impositivos y de de los límites de deducción". “Se ha pasado”, afirmó, "de un incentivo del 25% al actual tipo del 30% con el límite de 10 millones de euros”. “Dicho en otras palabras”, como señala con rotundidad la BCMA en un comunicado “hasta el 30% de una producción audiovisual puede estar financiada”

Los incentivos y los requisitos para acceder a ellos

La relevancia de estas ayudas para las producciones audiovisuales de branded content procede del hecho de que dan mucha importancia a la figura del productor, que en este caso sería la empresa que realice el contenido. En cualquier caso, solo puede acceder a los incentivos lo que a efectos legales se considera un productor audiovisual, por un lado, y que además sea independiente, por otro.

Solo puede acceder a los incentivos quien a efectos legales sea un productor audiovisual independiente

La primera figura, según la Ley del Cine es “la persona natural o jurídica que tenga la iniciativa y asuma la responsabilidad” de una grabación audiovisual; la independencia viene dada por el hecho de que “no sea objeto de influencia dominante por parte d aun prestador de servicio de comunicación/difusión audiovisual ni d aun titular de canal de televisión privado” ni ejerza, por su parte, esa influencia dominante en una empresa de cualquiera de estos dos tipos.

La base de la deducción fiscal se constituirá teniendo el coste de producción.

...


De todas formas, hay un cierto número de casos en los que ese límite es más elevado. Todas ellas se detallan en la guía, y entre ellas se encuentran que el porcentaje de ayudas puede subir al 85% en cortometrajes o al 75% en caso de producciones realizadas exclusivamente por mujeres o que tengan un especial valor cultural y artístico y precisen un apoyo excepcional de financiación

La posibilidad de acceder a los incentivos está determinada asimismo por dos requisitos. Uno es que la producción sea española.

...


Y otro, que la producción tenga carácter cultural. Para ello, han de cumplirse dos al menos de una serie de nueve condiciones, entre las que se encuentran, por ejemplo, que el argumento central esté directamente relacionado con cualquier expresión de la creación artística o que la pieza se dirija específicamente al público infantil y contenga valores acordes con los principios fines del sistema educativo español..

Dos ejemplos recientes de branded content producido en España que podría entrar en las líneas que se consideran para optar a deducciones son “Y a mí qué dinero”, un proyecto de Santalucía para fomentar la educación financiera de los jóvenes, y “Manos libres”, cl corto ganador del concurso Audi Future Stories.

“Uno de los principales objetivos de la guía”, dijo Carmen Aguado, “es abrir este nuevo mundo de posibilidades constituido por estas herramientas, que muchos profesionales no son conscientes de que existen en la ley y que, cumpliendo unos requisitos se pueden aplicar. Hay contenidos audiovisuales que son muy claros y son susceptibles de incentivos, pero luego hay otra cosa que es a lo que nosotros llamamos una línea de grises”

Durante la presentación de la guía a los socios, Helena Suárez hizo una precisión importante acerca del momento en que se hacen las subvenciones

...


Producciones por encargos procedentes del extranjero y mecenazgo

Al margen de la casuística general, la guía alude también al caso de las productoras con residencia fiscal en España que que se encarguen de ejecutar una obra audiovisual extranjera. En ese caso podrán obtener una deducción del 30% sobre el primer millón de euros de los costes de producción efectuados en España y del 25% sobre el exceso de dicho importa.

Para acceder estas ayudas, la producción deberá tener un coste mínimo de 2 millones de euros (un millón si se lleva cabo en territorio canario), una cifra muy elevada que, como se comenta en la propia guía, es difícil de alcanzar en un proyecto de branded content.

Otra opción para obtener una deducción es que el branded content se realice como donación a entidades sin ánimo de lucro, con lo que en ese caso se podrá aplicar una deducción del 35% sobre el importe de la donación, de acuerdo con lo estipulado en la Ley de Mecenazgo.

Noticias Relacionadas

Collective Creative, proyecto del c de c e Instagram sobre la colaboración entre marcas, directores creativos y creadores

"Tienes que verlo", de Vodafone, gana el Oro a Mejor Acción en Branded Content en los Premios Eficacia 2021

La dificultad de los asuntos legales

Pasado un mes dede la presentación de la guía, Pablo Muñoz hace una valoración de la recepción de la misma y dice que “los aspectos jurídicos y legales de la actividad son an priori muy interesantes para todos, y así nos lo manifiestan los socios, pero cuesta asimilarlos.  Desde la asociación tenemos que hacer entregables más sencillos y otros en los que hay que bucear más”.

“Colaborar en la elaboración de la guía”, añade, “me ha servido para llenar de contenido ciertas palabras, por ejemplo “productor”. Es fácil decir que “voy a actuar como productor” cuando hablamos de blandes content, y otra cosa es saber lo que es ser productor a efectos de la legislación y todas ayudas que eso puede conllevar. Los productores audiovisuales lo saben perfectamente y tienen en cuenta todas las ayudas a la hora de estudiar un proyecto, pero en nuestro mundo no lo tenemos nuca en cuenta”.

Más info.: Guía de Incentivos Fiscales y Guía Legal del Branded Content