Formulario de búsqueda

La banca española iniciará una fase de pruebas para el euro digital

Compartir en:

La banca española iniciará una fase de pruebas para el euro digital

  • El proyecto está liderado por Iberpay y participan Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Banco Sabadell
  • El auge de las criptomonedas perfila la desaparición del efectivo y una revolución en el sistema financiero

La compañía de servicios de pago Iberpay, en la que participan las cinco grandes entidades bancarias españolas -Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia y Banco Sabadell- iniciará un periodo de pruebas para operar con dinero digital.

Tras los experimentos realizados en Francia e Italia, el euro digital -el proyecto de divisa digital basada en blockchain del Banco Central Europeo (BCE)- aterriza ahora en nuestro país. De esta forma, el BCE busca competir en el mercado con otras criptomonedas y divisas electrónicas desarrolladas por países como Rusia y China. Esta iniciativa se engloba dentro de los planes de implantar una nueva moneda digital basada en criptografía, la denominada Central Bank Digital Currency.

Iberpay sería la entidad encargada de emitir los tokens

Este modelo de dinero digital estaría centrado en la emisión de tokens por parte de Iberpay y la distribución a los clientes por las entidades financieras. De esta forma, se busca ofrecer una posible alternativa al efectivo. En un primer momento los ensayos se iban a llevar a cabo durante el pasado mes de agosto, pero la irrupción de la pandemia del coronavirus en nuestro país ha retrasado la iniciativa. Por eso, los bancos españoles prevén que las pruebas puedan realizarse entre septiembre y octubre como tarde.

En 2016 la banca española fue pionera con el lanzamiento de los pagos instantáneos mediante aplicaciones como Bizum, que ya cuenta con la participación de todas las entidades financieras del país y acumula 10 millones de usuarios. Más tarde, en 2017, el sector participó con otras firmas en las primeras transferencias inmediatas realizadas en Europa.

Ahora busca ponerse de nuevo a la cabeza de la innovación a través del euro digital. Según aseguran desde Iberpay, el modelo ha sido evaluado de forma exhaustiva desde un punto de vista legal, contemplándose los diferentes aspectos jurídicos a tener en cuenta en caso de una regulación ad hoc o nuevas obligaciones contractuales.

El futuro de las criptomonedas

Con esta iniciativa, la banca española pretende adelantarse al resto de sus colegas europeos, puesto que es una cuestión de tiempo que muchos bancos centrales opten por implantar el dinero digital. Y es que el entorno de las criptomonedas se ha convertido en un auténtico terreno de innovación y negocio, con posibilidades para el crecimiento y diversificación de las compañías. En 2019 Facebook dio a conocer su intención de poner en marcha su propia criptomoneda, denominada Libra, con el apoyo inicial de Visa, PayPal o Mastercard. Aunque el proyecto parece haber desaparecido de las prioridades de la red social, no deja de ser una amenaza para los sistemas monetarios internacionales.

El euro digital supondría un revulsivo para el sistema financiero actual

Lo cierto es que el euro digital podría suponer una auténtica revolución para la estructura del actual sistema financiero y la adaptación de la política monetaria tradicional. La divisa digital agilizaría las transferencias internacionales al estar adaptada a la operativa de funcionamiento de las máquinas y facilitaría su adaptación a otras divisas.

De culminar estas pruebas con éxito, la banca española contaría con experiencia y ventaja competitiva frente a otros mercados de la Eurozona, pudiendo incluso adquirir un papel activo en la regulación de estos sistemas monetarios en la región.

El proyecto del euro digital evidencia la más que plausible desaparición tanto del dinero en efectivo, como de la banca tradicional tal y como la conocemos hoy.
La confluencia de entidades financieras, bancos centrales y empresas tecnológicas perfila el futuro de los servicios asociados a pagos electrónicos.