Formulario de búsqueda

Según las Agencias de Medios, el 77% de los españoles han requerido nuevas destrezas para comunicarse durante la pandemia

  • La Asociación de Agencias de Medios ha presentado el informe “La importancia de la comunicación en España”
  • 6 de cada 10 ciudadanos aseguran haber perdido la comunicación con personas cercanas durante la pandemia

Por un lado, más videollamadas, mayor consumo de redes sociales y mayor atención a los medios de comunicación. Por otro, preferencia por un modelo laboral híbrido, empeoramiento de las relaciones sociales y dificultades económicas derivadas de la crisis del coronavirus. La pandemia ha dejado una huella notable en los comportamientos de comunicación de los ciudadanos y ha dado lugar al desarrollo de nuevas fórmulas y modelos relacionales.

Así lo indica el informe “La importancia de la comunicación en España”, una investigación que la Asociación de Agencias de Medios (AM) ha promovido junto con el Instituto IO Investigación para conocer los hábitos de los españoles con respecto a la comunicación y cómo han cambiado en los últimos meses en ámbitos como el laboral o el personal. Para ello, ha tenido en consideración las respuestas de 1.021 individuos de entre 18 y 65 años de todo el territorio nacional durante el mes de enero de este año.

El estudio busca entender la comunicación desde un punto de vista humanístico

Tal y como ha explicado Leo Farache, Director General de la Asociación, durante la presentación del informe, "el estudio responde al interés de la AM por la comunicación desde el punto de vista humanístico". Según señalan desde la entidad, la investigación se encuadra dentro del objetivo de concienciar de la trascendencia de la comunicación en las vidas de las personas, bajo la leyenda "Para que la comunicación funcione".

"Estamos en una era de cambio constante", ha señalado Óscar Dorda, Presidente de la AM, "a la que además ha llegado un acontecimiento imprevisto como es la pandemia, que ha tenido y seguramente va a tener un gran impacto en la comunicación. En nuestro afán de entender mejor la realidad y tener información y datos sobre la misma, hemos realizado este estudio, que creemos que nos da pistas sobre la posible evolución de determinados fenómenos".

Dorda ha añadido que "de cara al trabajo con los clientes, cada profesional y cada empresa verá como lo interpreta y lo incorpora a su conocimiento del consumidor y a las estrategias de comunicación de las marcas. Hay que digerir bien los datos e incorporarlos cada uno a sus herramientas”.

Una de las principales conclusiones es que el 77% de los españoles han requerido de nuevas destrezas para comunicarse con amigos, compañeros de trabajo o familiares a consecuencia de la pandemia. La videollamada ha sido, en este sentido, el principal instrumento para la comunicación, con 9 de cada 10 españoles, en mayor medida los más jóvenes (18 a 24 años), afirmando haber realizado videollamadas durante los últimos meses. Los ciudadanos han realizado, de media, entre 1 y 5 llamadas semanales (53%) y en menor porcentaje, entre 5 y 15 videollamadas a la semana (26%).

El ámbito laboral

No obstante, y a pesar de los medios para comunicarse, parece que los españoles no han tenido buenas experiencias en estos procesos. Según el análisis, el 41% han tenido una videollamada en la que no ha sido capaz de entender nada por la mala conexión, mientras que el 35% han estado prestando atención a otras cosas en lugar de prestar atención en las videollamadas. Además, cabe destacar que el 17,63% han visto o escuchado cosas -conversaciones ajenas, niños, discusiones o ruidos- que no deberían durante una videollamada.

 

Es quizá por eso que el 81% de los ciudadanos de nuestro país prefieran las reuniones presenciales frente a las virtuales (19%). Las principales razones detrás de esta inclinación hacia el entorno físico en lo que respecta a la interactuación social se encuentra en el gusto por esta con la gente cara a cara (67%), una mayor comprensión y reducción de malentendidos (67%) y las ganancias que implican el contacto humano (62%).

 

Sin embargo, en el entorno laboral, la combinación de lo virtual y lo presencial es la opción preferida para el 64% de los encuestados. No obstante, 28% prefieren todo lo presencial a la hora de trabajar, frente a un 7% que prefieren todo virtual, siendo los jóvenes de 25 a 35 años quienes más lo prefieren. Pero más allá de la naturaleza del canal empleado, las destrezas de comunicación se han revelado como el aspecto más importante durante la pandemia en el entorno profesional o laboral (62%), en la relación con otras personas (53%) o con respecto al entorno familiar (47%)

Las relaciones personales

Por otro lado, el informe de la Asociación de Agencias de Medios indica que la crisis derivada del coronavirus ha perjudicado las relaciones sociales de los individuos, ya que tan solo 1 de cada 10 españoles consideran que hayan mejorado. La disminución de estas relaciones es el principal motivo de empeoramiento para el 42% de encuestados que creen que la pandemia ha afectado negativamente a su ecosistema social. Es más, 6 de cada 10 ciudadanos aseguran haber perdido la comunicación con personas cercanas.

En un contexto de mayor dependencia de la tecnología, el 70% de los españoles indican que los aparatos electrónicos han influido en sus relaciones sociales, ya sea de manera positiva (64,74%) o de manera negativa (5,68%). Sin embargo, la necesidad de una infraestructura digital ha dado lugar a que cerca de la mitad de los encuestados declaren que se comportan de forma distinta virtualmente de lo que lo harían al comunicarse presencialmente con personas de su entorno.

 

Por otro lado, en la pugna entre lo virtual y lo presencial, el 53% de los encuestados consideran que la comunicación física genera más conflictos en sus relaciones que la virtual. Eso se debe, principalmente, porque las miradas y gestos son más visibles o “porque es más fácil que se caliente una conversación”. En cambio, para el 46% que opinan que es el entorno online el que provoca más conflictos, es debido a que las palabras se pueden interpretar  de otra manera o porque las conversaciones no son fluidas.

Las redes sociales y los medios de comunicación

Las redes sociales han sido unas de las grandes beneficiadas de la transformación de los hábitos de consumo durante los últimos meses. Según el análisis, el 54% de los españoles declaran haber aumentado su consumo durante la pandemia, aunque el 41% destacan que el coronavirus no ha tenido ningún efecto sobre su uso de estas plataformas.

Ante la necesidad de permanecer actualizados del desarrollo de los acontecimientos, los españoles han recurrido a los medios de comunicación para obtener información. Sin embargo, consideran que estos no han sido del todo transparentes. El 83% de los ciudadanos piensan que los medios se han guiado por ciertos intereses (políticos, empresariales…), aunque el 68% consideran que han hecho que estén más pendientes de las noticias que antes de la pandemia. Por su parte, el 50% opinan que los medios han hecho una buena labor informativa.

 

En este punto relativo a los medios, los responsables del estudio han destacado durante la presentación el alto porcentaje de encuestados que alude a que los medios s ehan visto influidos por intereses políticos o económicos que han perjudicado su imparcialidad a la hora de informar, un aspecto negativo que creen que se ve compensado en parte por el hecho de que la mitad de los encuestados cree que los medios han hecho una buena labor informativa y que un tercio considera que han hecho un tratamiento objetivo de las personalidades públicas. 

Atendiendo a la investigación de la Asociación de Agencias de Medios, la comunicación es otro de los aspectos que se han visto transformados por la pandemia, ya sea positiva o negativamente. Los resultados apuntan que la convivencia de los ecosistemas virtual y presencial seguirá determinando la forma de comunicarse de los españoles en los próximos meses.

Más info.: La importancia de la comunicación en España