Formulario de búsqueda

Apple readmitirá a Parler en la App Store

  • En una carta publicada por el congresista republicano Ken Buck, la tecnológica afirma que dará luz verde al regreso
  • Parler habría modificado su moderación de contenidos y volvería a la plataforma de la que fue expulsada en enero

Apple readmitirá a Parler en su App Store, una de las redes sociales de cabecera de los sectores más conservadores de Estados Unidos, y que estaba vetada desde enero, a raíz del asalto al Capitolio por parte de simpatizantes del ex Presidente de Donald Trump, uno de sus usuarios más notables.

El regreso se producirá tras la actualización que Parler ha consensuado con Apple

La decisión llega después de que representantes de Parler y Apple hayan negociado para actualizar la app, que ya cumpliría con la política de contenidos de la tecnológica, según una carta hecha pública en Twitter por el congresista republicano Ken Buck. Lo que todavía no está confirmado es cuándo se producirá el regreso efectivo, que llegaría después de la última actualización de Parler, consensuada por ambas partes.

El propio Buck es uno de los representantes políticos que ha abanderado la lucha por el regreso de la app a la plataforma, que la vetó inicialmente por su falta de regulación interna. Apple alegó que la red social no hacía lo suficiente para moderar los contenidos que compartían los usuarios, permitiendo comentarios abiertamente racistas o que incitaban a la violencia, dos cuestiones prohibidas por las políticas corporativas de la compañía de Cupertino.

La decisión de Apple de expulsar a Parler de su App Store no fue un hecho aislado, puesto que Google y Amazon tomaron medidas similares después de los disturbios registrados en el Capitolio, una insurrección que dejo cinco muertos, más de 140 policías heridos y que provocó cientos de detenciones. Parler fue, junto a otras redes sociales del mismo corte ideológico como Gab, un foro para la organización de estos sectores, sobre todo después de que Donald Trump fuera expulsado de Twitter, su gran altavoz mediático.

El acuerdo entre Apple y Parler: del chantaje a la negociación

El proceso de exclusión de Parler de la plataforma de Apple tuvo fases intermedias. En primer lugar, la firma envió un aviso pidiendo una mejor moderación de contenidos. El por aquel entonces CEO de la red social, John Matze, calificó de “chantaje” ese ultimátum. La siguiente acción de Apple trajo la expulsión de Parler, cuya junta directiva acabó despidiendo a Matze semanas después. Desde entonces, la actitud de los creadores de la red social ha sido más colaborativa, conscientes del importante número de descargas que estaban perdiendo al estar excluidos de la App Store.

En marzo hubo un acercamiento fallido entre ambas partes

Ya en marzo, Parler presentó nuevas políticas de regulación que Apple aún consideró insuficientes, puesto que seguía encontrando debilidades en determinados contenidos. La respuesta de la tecnológica, como en anteriores comunicaciones, fue clara, tal y como desveló Bloomberg: “No hay lugar para la discriminación, el racismo y el odio en la App Store”. Según la última carta, en la que la compañía que preside Tim Cook da luz verde al regreso de Parler, esta habría hecho un esfuerzo para cumplir con las directrices de la plataforma, ofreciendo un mayor compromiso a la hora de regular y moderar los contenidos que se publican.  En cuanto complete su última actualización, Parler regresará al servicio de Apple.

En la misiva publicada por el congresista republicano Ken Buck no hay detalles específicos sobre qué condiciones han cambiado en una red social en la que se permitía que los usuarios tuvieran esvásticas de perfil o que se compartieran imágenes que apelaban al supremacismo blanco, así como todo tipo de contenidos misóginos u homófobos. Lo que sí recoge la carta de Apple es la independencia de su decisión, tomada al margen de Google o Amazon, a las que los usuarios de Parler acusaron de forjar un complot para expulsar a la red social de sus plataformas, exclusión que ha reducido las descargas y el uso de la misma a mínimos.