Formulario de búsqueda

“Os habéis convertido en el producto”. El contundente mensaje de Apple a los usuarios sobre la privacidad

  • La compañía activa con el lanzamiento de iOS 14.5 una función que permite decidir al usuario sobre el uso de sus datos
  • Facebook la critica al considerar que afectará a la segmentación publicitaria sobre la que se sustentan las PYMES

La llegada del sistema operativo de Apple iOS 14.5 era una de las novedades que se esperaban en el último Apple Event. Finalmente, la compañía de Cupertino ha lanzado esta semana una actualización que tiene como principal novedad la función App Tracking Transparency, que busca impedir que las aplicaciones recopilen información o rastreen a los usuarios sin su permiso expreso.

Los usuarios recibirán una advertencia sobre el uso que las apps harán de sus datos

“¿Quiere permitir que esta aplicación realice un seguimiento de su actividad en otros programas o webs de otras compañías? Su información será usada para hacerle llegar anuncios personalizados”. Este es uno de los avisos que los usuarios de iOS recibirán en sus dispositivos con la inclusión de App Tracking Transparency, una funcionalidad criticada por compañías como Facebook, que advierten del daño que generará en la segmentación de la publicidad, una práctica, según la compañía de Mark Zuckerberg, imprescindible para el negocio de las pequeñas y medianas empresas en su plataforma.

Precisamente, Facebook ha estado en el disparadero de la tecnológica que dirige Tim Cook y es una de las destinatarias veladas de la actualización de Apple, que trae implícita una reflexión para todos los usuarios globales en el vídeo que ha servido para su presentación. En esta pieza se cuenta cómo ciertas aplicaciones recopilan más información de la que necesitan para optimizar los servicios que prestan y lo hacen para “crear una huella digital que después venden a otros”, señala Apple, quien afirma que esta información “puede ser utilizada para influir en tus comportamientos y decisiones sin que tú seas consciente”.

“Te has convertido en el producto”, sentencia el vídeo de presentación de App Tracking Transparency, que se erige como la primera función que permitirá al usuario decidir si quiere ser rastreado o no por una aplicación. “Puede que estés de acuerdo con dar a una aplicación tu correo o localización y que así esta pueda compartir tu información con otros para que tú puedas recibir anuncios personalizados o para que configuren un perfil de ti. Pero también tienes derecho a decidir que no lo hagan”, explica la tecnológica para concluir en su pieza audiovisual que con este servicio, el usuario tendrá en todo momento “su información bajo control”.

_alt_

Y este es un paso más en una batalla que Apple ha llevado a cabo en varios frentes. Así, por ejemplo, la tecnológica ya permite desactivar los anuncios personalizados en su navegador Safari mediante una simple secuencia en los ajustes del programa. A esto hay que unirle la medida adoptada en septiembre de 2020, con la llegada del nuevo iOS 14, previo a esta actualización, que incorporó con un refuerzo de la función Limited Ad Tracking, que restringía la recopilación de datos mediante el IDFA, un código que Apple asigna de modo aleatorio a sus dispositivos y que permite precisamente rastrear la actividad de los usuarios entre apps para mostrarles anuncios personalizados.

Lo que consigue la nueva App Tracking Transparency es simplificar este proceso y significar cómo opera cada aplicación, puesto que los citados avisos solo saldrán en aquellos programas que están utilizando los datos que recopilan para cedérselos a terceros. Pero aún con este nuevo candado a la privacidad, Apple no podrá ceder al usuario el control total sobre sus datos.

La razón es que algunas grandes aplicaciones, como la propia Facebook, tienen también sistemas de monitorización propios a través de Messenger o Instagram que no se reflejan en esta política de terceros, aunque Facebook sí obtiene información de otros programas externos. Además, la vocación de App Tracking Transparency está precisamente en bloquear los modos de proceder y microsegmentar que está aplicando la red social.

Facebook: la oposición más frontal al control de la privacidad de Apple

En este sentido, la mayor preocupación de Facebook ahora está en el propio hecho de poner en primera línea mediática el debate sobre posicionar el seguimiento de los usuarios para ofrecerles publicidad personalizada con el sesgo de control de todas las funciones de su teléfono. La confrontación entre ambos gigantes tecnológicos es un hecho hasta el punto de que Facebook cita en sus comunicados el término “seguimiento” que utiliza Apple para determinar la relación de los usuarios con su aplicación. “Lo que Apple define como seguimiento”, es la frase utilizada para restarle importancia y desacreditar los argumentos de la compañía de Cupertino.

Y esta batalla entre Apple y Facebook está lejos de ser un enfrentamiento privado de estrategias internas. A finales del año pasado y como respuesta al propio lanzamiento de iOS 14 que renovaba la privacidad de sus usuarios, Facebook publicó un anuncio a toda página en las ediciones de papel de los principales diarios norteamericanos donde afirmaba que la ATT, siglas en inglés de “transparencia en el seguimiento de las aplicaciones”, iba a tener “efectos devastadores” en las pequeñas empresas, puesto que limitaría la capacidad de los negocios “para lanzar anuncios personalizados y alcanzar a sus clientes de forma efectiva”.

Mientras que la postura de Apple es la de posicionarse como defensora de la privacidad, la de Facebook es erigirse como adalid del libre comercio, llegando a acusar a Apple de actitudes monopolísticas: “Controlan todo un ecosistema a través de sus dispositivos, que va desde la tienda de aplicaciones hasta las propias aplicaciones. Todo este poder lo utiliza para perjudicar a los desarrolladores, consumidores y plataformas”.

Pero la oposición de Facebook no es la única que se ha encontrado Apple en su camino. Al poco del lanzamiento de App Tracking Transparency, las principales compañías de medios y publicidad de Alemania presentaban una reclamación contra Apple también aludiendo a la cuestión antimonopolio, considerando que las nuevas configuraciones de privacidad del sistema iOS “representan un abuso para el mercado y una violación de la ley de competencia”.

Así, los promotores de esta queja formal consideran que “las medidas unilaterales tomadas por Apple están impidiendo que todos sus competidores procesen datos comercialmente relevantes en su ecosistema”. Frente a esta denuncia, Apple ha contestado que el nuevo marco de privacidad del sistema iOS 14.5 defiende la privacidad personal, a la que describe como “un Derecho Humano recogido en las propias leyes de privacidad de la Unión Europea”.