Formulario de búsqueda

Se posponen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Compartir en:

Se posponen los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

  • El pebetero del Estadio Olímpico de Tokio se encenderá el 23 de julio de 2021
  • Países como Australia o Canadá habían declinado la participación de sus atletas en las fechas originales

Tokio 2020 se pospone hasta julio de 2021. La crisis sanitaria mundial provocada por el Coronavirus obligó al primer ministro japonés, Shinzo Abe, y al Presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, a acordar el aplazamiento de los Juegos Olímpicos. Finalmente, las olimpiadas arrancarán el 23 de julio de 2021.

Pese al cambio de fecha, no se modificará el naming Tokio 2020

El pebetero del Estadio Olímpico de Tokio seguirá apagado el próximo 24 de julio, fecha en la que tenía que dar comienzo la XXXII Olimpiada. No obstante, la llama olímpica permanecerá en Japón hasta la nueva fecha y el naming Tokio 2020 seguirá siendo el oficial, aunque los juegos se celebren en 2021. 

Con la vista puesta en el 23 de julio de 2021

El martes 30 de marzo, la organización de los Juegos Olímpicos ha anunciado que las olimpiadas comenzarán el 23 de julio de 2021, y concluirán poco más de dos semanas después, el 8 de agosto. 

Algunos medios internacionales, como la cadena japonesa NHK o el diario estadounidense New York Times, ya habían señalado esas fechas poco antes de su confirmación oficial.

Una decisión esperada

El martes 24 de marzo, el propio primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunció públicamente su petición al Comité Olímpico Internacional de aplazar los Juegos Olímpicos. Poco después, y con el visto bueno del Presidente del COI, Thomas Bach, se tomaba la decisión de suspender la celebración de los juegos en las fechas previstas, con el objetivo de "salvaguardar la salud de atletas y todos los implicados".

Algunos países se habían negado a enviar a sus atletas a Tokio en las fechas previstas

La resolución ya se mascullaba desde que algunos países - Australia o Canadá - anunciaron su negativa a enviar atletas a Tokio. Inicialmente, estas amenazas no hicieron recular al COI, que mantenía las fechas originales. El propio Thomas Bach anunció el 23 de marzo que “la cancelación no entra en nuestra agenda”, aunque en realidad el organismo olímpico iniciaba un análisis interno sobre la situación.

Con el avance de las semanas y la expansión del virus, la preocupación se convirtió en el estado imperante. Cada vez eran más las voces internacionales que se alzaban, desde el plano deportivo, político y social, contra la celebración de los juegos.

En España, decenas de deportistas profesionales vieron sus entrenamientos interrumpidos por la declaración del estado de alarma, lo que llevó al Consejo Superior de Deportes, así como al Comité Olímpico nacional y otras federaciones deportivas, a sumarse a la petición de aplazamiento.

La postergación de los Juegos Olímpicos es una medida insólita. Solo se han dejado de celebrar en 1916, 1940 y 1944 debido a las guerras mundiales. Se calcula que, hasta la fecha, el Gobierno japonés ha invertido más de 35.000 millones de euros en infraestructuras para los Juegos de Tokio.

La modificación del calendario obliga a renegociar los acuerdos televisivos

La modificación del calendario obliga al COI a renegociar los acuerdos de retransmisión con las televisiones - que alcanzan los 2.700 millones de euros - así como los firmados con los patrocinadores. También se verán comprometidos los cerca de 800M€ de ingresos por recaudación de entradas y todavía no hay estimaciones sobre cuál será el impacto exacto sobre las reservas hoteleras.

Los Juegos Olímpicos no son la única cita deportiva que se ha visto alterada por la incidencia del Coronavirus. En España, LaLiga también ha decidido aplazar los partidos y la UEFA ha pospuesto la Eurocopa a 2021.