Formulario de búsqueda

Amazon pospone el Prime Day a septiembre para garantizar el procesamiento de pedidos

Compartir en:

Amazon pospone el Prime Day a septiembre para garantizar el procesamiento de pedidos

  • Permitirá el envío ilimitado de bienes no esenciales por parte de los comerciantes a los almacenes
  • La compañía podría incurrir en pérdidas de hasta 100 millones de dólares debido a la acumulación de stock

Amazon ha reprogramado su evento anual de compras, el Prime Day, para septiembre y permitirá el envío ilimitado de bienes no esenciales por parte de los comerciantes a los almacenes.

Con esta última medida, la compañía de Jeff Bezos sienta las bases para realizar envíos de una variedad más amplia de productos, lo que se interpreta como una señal de que ahora está en condiciones para procesar pedidos más rápidamente en sus almacenes y crear espacio para más inventario.

Amazon ha sufrido demoras en las entregas a causa del incremento de pedidos durante la cuarentena

Y es que Amazon también ha sufrido el impacto de la crisis del coronavirus. El marketplace ha trabajado para cumplir las expectativas ante el incremento de pedidos debido al confinamiento de los consumidores durante la pandemia, muchos de los cuales han recurrido a la plataforma para adquirir productos tanto de primera necesidad como más accesorios.

Artículos relacionados con el hogar, la higiene o la alimentación se han agotado rápidamente en su catálogo y los pedidos han sufrido notables demoras en sus entregas, lo que ha hecho que la compañía priorice los envíos y el almacenamiento de artículos considerados básicos y de productos farmacéuticos.

Ante esto, en el mes de abril Amazon anunció su intención de posponer el Prime Day hasta agosto, por lo menos. Sin embargo, ha confirmado que se celebrará en el mes de septiembre aunque, como es habitual, la compañía no ha dado a conocer la fecha concreta todavía. Este gran evento de compras online, que nació en 2015 para aumentar las ventas durante el periodo de bajada de compras del verano, tuvo lugar el año pasado en el mes de julio durante 48 horas consecutivas.

La decisión de retrasar esta cita significa la acumulación del stock y, como consecuencia, la compañía podría incurrir en pérdidas de hasta 100 millones de dólares.

Amazon tendrá a su disposición alrededor de 5 millones de dispositivos que habría esperado vender antes, así como otros artículos populares que suelen venderse durante este evento, como los altavoces Echo controlados por voz. La nueva fecha también afecta a los planes de los comerciantes externos, que dependen de la plataforma para obtener ingresos.

Amazon planea temporada de rebajas en verano

Pese al aplazamiento del Prime Day, el marketplace está planeando realizar una campaña de rebajas durante el verano, pues considera que permitiría a los comerciantes vender el stock adicional acumulado durante la pandemia.

Las rebajas de verano ayudarían a demostrar que Amazon sigue siendo competitivo

Esta medida apunta a que Amazon busca obtener más tiempo para aumentar sus capacidades de cumplimiento con los plazos logísticos y recuperarse así de los efectos del coronavirus, lo que ayudaría a mantener su imagen ante el mercado y los consumidores como la opción más rápida de comercio electrónico.

En este sentido, una campaña de ofertas y descuentos en verano permitiría a la compañía atraer ventas y demostrar que vuelve a ser competitivo. Y es que el precio sigue siendo el factor más importante entre los usuarios a la hora de tomar decisiones de compra, por lo que el interés en un evento comercial de este tipo está prácticamente garantizado.

Además, en el supuesto de que Amazon retrasase el Prime Day pero no realizase una campaña de rebajas en verano, podría verse seriamente afectado por otros competidores, que podrían poner en marcha sus propios eventos y atraer a los consumidores. Por ello, las ofertas veraniegas ayudarían a Amazon a impulsar las ventas al mismo tiempo que se reserva el Prime Day para “explotarlo” en septiembre.