Formulario de búsqueda

La UEFA pide a los jugadores de la Eurocopa que no retiren las botellas de los patrocinadores

  • El organismo quitará los envases de Heineken cuando comparezcan en sala de prensa jugadores musulmanes
  • El seleccionador de Rusia ha parodiado a Ronaldo y se ha bebido una Coca-Cola tras el partido

Las ruedas de prensa posteriores a los partidos de fútbol son uno de los puntos de contacto importantes para las marcas patrocinadoras de eventos como la Eurocopa, pero en la presente edición se están convirtiendo en situaciones de conflicto a causa de las acciones de los protagonistas de la cita: los futbolistas. Primero fue Cristiano, quien apartó dos botellas de Coca-Cola; un gesto similar al protagonizado por el francés Pogba, que sacó de la mesa de su comparecencia un envase de Heineken; el italiano Locatelli parodió al futbolista portugués y movió los productos de Coca-Cola, que Stanislav Cherchesov, seleccionador ruso, se bebió tras vencer a Finlandia. Es lo que ya se conoce como el "Bottlegate" en esta edición del torneo.

Coca-Cola y Heineken son dos de los patrocinadores más importantes de la Eurocopa

Y es que el product placement de las ruedas de prensa ha generado una crisis de patrocinio a la UEFA, organizadora de la Eurocopa, cuya organización ha pedido a los futbolistas de los 24 equipos participantes en el torneo que dejen de manipular las bebidas de marcas que, tanto en el caso de Heineken como de Coca-Cola, representan dos de los socios comerciales más importantes de una competición deportiva que, al igual que sucede con otras que se disputan este verano, como los Juegos Olímpicos, figuran en la hoja de ruta de las compañías para recuperar parte del impacto perdido por la pandemia.

La veda de los desplantes a los patrocinadores la abrió Cristiano Ronaldo, quien además representa uno de los principales atractivos mediáticos de la Eurocopa. El portugués apartó dos botellas de Coca-Cola de malos modos y lo hizo acompañado de una queja: “¡Bebed agua!”, en lo que fue un capítulo más de sus desaires con esta marca, a la que rechaza por no ser “saludable”.

Su gesto fue criticado en las redes sociales, puesto que el futbolista luso ha sido imagen de marcas como KFC o Herbalife, vinculaciones que algunos usuarios han considerado como de doble moral. Otros han explorado en la hemeroteca hasta encontrar un spot de Coca-Cola para el Mundial de 2006, protagonizado precisamente por Cristiano Ronaldo y pensado para los mercados asiáticos.

El desplante de Ronaldo fue parodiado por Locatelli, jugador de la selección italiana, en su comparecencia tras el partido contra Suiza. Nada más llegar a sala de prensa, el declarado como mejor jugador de ese encuentro imitó el gesto de Cristiano, colocando una botella de agua en el centro y apartando dos de Coca-Cola, aunque lo hizo a modo de parodia.

Y Coca-Cola también fue protagonista en la intervención de Stanislav Cherchesov, entrenador de la selección rusa, tras su partido frente a Finlancia, que firmó el tercer acto con la marca como protagonista, aunque en este caso de modo positivo. Cherchesov abrió una de las botellas de Coca-Cola y, tras darle un trago largo al refresco, añadió: “Nunca digo no a una bien fría”, en una escena casual, pero que bien podría ser una acción promocional.

Pero no solo Coca-Cola ha sido protagonista en las ruedas de prensa, también lo fue Heineken, uno de los grandes patrocinadores de la Eurocopa y de las competiciones que organiza la UEFA, como la Champions League, de la que es protagonista desde hace 25 años. Pogba, jugador destacado de la selección francesa, una de las favoritas para conquistar este torneo, apartó una botella de Heineken de la mesa de la sala de prensa sin hacer más comentarios al respecto.

A pesar de que el envase era de la versión sin alcohol de la cerveza, en este caso podría haber una motivación religiosa, puesto que Pogba es musulmán practicante. Sin embargo, este mismo jugador había aceptado minutos antes de su intervención el premio al mejor jugador del partido que entrega la propia Heineken.

Con todo, la UEFA ha tomado nota de esta situación y eliminará las bebidas de marcas alcohólicas antes de que los jugadores musulmanes lleguen a ruedas de prensa.

"Los patrocinadores son cruciales para el torneo"

Tras estos incidentes Martin Kallen, Director de la Eurocopa, se ha visto obligado a posicionarse sobre el tema, a pesar de que el organismo no ha sancionado a ninguno de los protagonistas de los incidentes comentados, pero no descarta hacerlo, siempre a través de las federaciones nacionales participantes y no a los jugadores individualmente.

“Este es un tema muy importante, porque los ingresos de los patrocinadores son cruciales para el torneo y para el fútbol europeo”, ha declarado, a la vez que ha recordado que las reglas de la competición exigen el cumplimiento de los acuerdos de la UEFA con sus socios comerciales, que contribuyen con casi 2.000 millones de euros.

Además, Kallen ha recordado que los jugadores, pese a estar convocados por sus selecciones, obtienen dinero indirectamente de los ingresos comerciales del torneo a través de sus federaciones y clubes nacionales. Cabe recordar que los 24 combinados participantes compartirán 371 millones de euros de premios en metálico, financiados en una parte importante por marcas como Coca-Cola y Heineken que, sin quererlo, han aumentado notablemente su visibilidad como patrocinadores con estas acciones.

Bonucci celebra el triunfo de Italia con Coca-Cola y Heineken

La polémica con la presencia de botellas en las salas de prensa ha quedado sentenciada tras la final en la que Italia se ha proclamado campeona de la Eurocopa por segunda vez. Tras la victoria ante Inglaterra, el encargado de comparecer ante los medios ha sido Leonardo Bonucci, uno de los capitanes de la selección Azzurra y quien se sentaba para responder a las preguntas de los periodistas con una Heineken en una mano y una Coca-Cola en la otra.

Bonucci ha obviado los mensajes lanzados por Cristiano Ronaldo o Paul Pogba y ha dado varios tragos a las botellas de los patrocinadores, cuya imagen final en este torneo ha sido satisfactoria y, además, asociada al Jugador del Partido en la final, un reconocimiento que ha entregado la propia Heineken al futbolista de la Juventus. El cierre esperado por todas las partes implicadas en el product placement y su rentabilidad en un torneo en el que ha tenido más repercusión que nunca.