Formulario de búsqueda

Twitter confirma que cierra Periscope en marzo de 2021

  • La compañía considera que la herramienta está “en un estado de mantenimiento insostenible”
  • Periscope se eliminará de las tiendas de aplicaciones y ya ha bloqueado la creación de nuevos registros

Cinco años después de su adquisición, Twitter ha confirmado que procederá al cierre de Periscope, que dejará de funcionar oficialmente en marzo del año que viene. La implementación directa de nuevas funcionalidades en la propia red social ha dejado en un segundo plano a la que en su momento fue la aplicación por excelencia para retransmitir vídeos en directo.

La compañía liderada por Jack Dorsey ha querido ser “transparente y honesta” con su comunidad de usuarios. “La verdad es que la aplicación Periscope está en un estado de mantenimiento insostenible, y lo ha estado durante un tiempo”, ha explicado en un comunicado. “En los últimos años, hemos visto una disminución en el uso y sabemos que el coste de soporte de la aplicación solo seguirá aumentando con el tiempo. Dejarlo en su estado actual no está haciendo bien la comunidad actual y anterior de Periscope o Twitter”.

En este sentido, Twitter planea eliminar Periscope de las tiendas de aplicaciones para marzo de 2021, pero a partir de ahora ya nadie podrá crear una nueva cuenta en la aplicación. Las transmisiones que se compartieron en la red social continuarán disponibles como repeticiones, y todos los canales y cuentas podrán descargar un archivo de sus publicaciones y datos de Periscope antes de que se elimine la plataforma en la fecha indicada. Además, la página web de la aplicación permanecerá abierta para mostrar el catálogo de vídeos creados hasta el momento.

"El legado de Periscope vivirá mucho más allá de los límites de la propia aplicación"

El cese de la actividad de la aplicación no significa que Twitter renuncie al vídeo en directo. Tal y como señalan en el comunicado, han incorporado la mayoría de las capacidades centrales de Periscope a la red social. “El legado de Periscope vivirá mucho más allá de los límites de la propia aplicación. Las capacidades y la ética del equipo y la infraestructura de Periscope ya impregnan Twitter, y estamos seguros de que el video en vivo aún tiene el potencial de tener una audiencia aún más amplia dentro del producto de Twitter”.

Asimismo, la compañía ha agradecido la participación de los usuarios, la inversión de su tiempo y energía en “hacer de Periscope un lugar para mostrar lo que está sucediendo en su mundo”. El equipo de la plataforma considera un “honor genuino” haber puesto su “corazón y alma” en la construcción algo en torno a lo que cuál las personas han construido auténticas comunidades. “Hemos aprendido mucho, hemos compartido experiencias increíbles juntos, hemos sido testigos de momentos inolvidables de la historia”.

Twitter Live frente a TikTok y Twitch

Twitter adquirió Periscope en 2015 por 86,6 millones de dólares, con la intención de fortalecer su presencia en el terreno multimedia, concretamente en torno a la creación y difusión de vídeos en directo. La compra se llevó a cabo cuando la aplicación no había sido lanzada al mercado y con el objetivo de plantar cara al crecimiento de Merkat por aquel entonces. Desde Sensor Tower señalan que Periscope ha experimentado alrededor de 101 millones de instalaciones durante su vida útil, incluidas la App Store y Google Play.

Aunque el panorama del video en directo ha evolucionado a pasos agigantados, las funcionalidades de la plataforma se han ido incorporando paulatinamente a Twitter Live, que ahora se convierte en la alternativa para los usuarios de la red social. Es más, desde la compañía señalan que el cierre se podría haber producido antes si no hubiera sido por la pandemia. "Probablemente hubiéramos tomado esta decisión antes si no fuera por todos los proyectos que priorizamos debido a los eventos de 2020", explica Twitter.

En diciembre de 2016 la red social lanzó su propia funcionalidad en las apps de Twitter para transmitir en directo de una forma similar a lo que lo hacía Periscope. Sin embargo, la transmisión de vídeo en la propia plataforma ya no es tan popular como entonces, y ahora Twitter Live tendrá que hacer frente al crecimiento exponencial de competidores como TikTok o Twitch.