Formulario de búsqueda

Thomas Cook prepara su regreso como un agente online de viajes

Compartir en:

Thomas Cook prepara su regreso como un agente online de viajes

  • El grupo chino Fosun planea relanzar la compañía antes de final de año
  • Actualmente está tratando de obtener licencia para operar por parte de las autoridades británicas

Thomas Cook podría regresar al mercado como agente de viajes online antes de final de año, según los planes elaborados por Fosun, el conglomerado chino que compró la marca después de la quiebra de la empresa en el verano del año pasado.

La intención de Fosun era relanzar la compañía en junio de este año

El grupo asiático, accionista mayoritario de Thomas Cook, se ha reafirmado en varias ocasiones en su voluntad de relanzar el negocio como una marca online. La intención era realizar el proceso para junio de este año de cara a la campaña de verano, pero la propagación del coronavirus truncó los planes. Es más, en enero de este año la compañía china ya estaba reclutando profesionales que formaban parte de la plantilla de Thomas Cook antes del cierre.

En esta línea, está tratando de obtener la aprobación de la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido y solicitar una licencia ATOL (Air Travel Organiser's Licence) para poder operar, aunque se muestra reacio a llevar a cabo finalmente sus planes si el gobierno británico introduce más medidas restrictivas a los viajes ante el progreso de la pandemia.

Al adquirir Thomas Cook, que acumula 179 años de historia, por 11 millones de libras en noviembre del año pasado, Fosun obtuvo acceso a sus marcas comerciales, sitios web oficiales, cuentas de redes sociales y activos de software en la mayor parte del mundo. Al hacerse con la compañía, Fosun adquirió también las marcas hoteleras del grupo, Casa Cook y Cook’s Club.

La caída de Thomas Cook fue causada por una enorme montaña de deuda, al no poder garantizar una inyección adicional de 225 millones de euros a los más de 900 que había recibido previamente para asegurar el pago de sus proveedores En su momento, la decisión dejó sin empleo a las 22.000 personas que formaban parte de la compañía, además de afectar a 600.00 turistas que se encontraban entonces de vacaciones. Y su colapso desencadenó la mayor repatriación jamás realizada en tiempos de paz para traer a casa a 150.000 turistas británicos del extranjero.