Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
¿Seríamos más felices sin Facebook?
Compartir en:

¿Seríamos más felices sin Facebook?

  • Un estudio realizado por el Instituto de Investigación sobre la Felicidad de Dinamarca afirma que sí
  • La plataforma induce a la falta de concentración y al desorden en la vida social de los usuarios
Reason Why Reason Why logo
felicidad-sin-facebook-ReasonWhy.es

Facebook es, a día de hoy, la red social más utilizada en el mundo por individuos de todas las edades. Y por esa razón el Instituto sobre la Felicidad de Dinamarca ha realizado un estudio para medir las consecuencias del uso de la plataforma para el bienestar de los individuos.

Y las conclusiones de la investigación son claras: las personas que dejaron de utilizar Facebook durante una semana se sentían más satisfechas y felices que las que no lo hicieron.  

Así, el estudio contó con la participación de 1.095 usuarios daneses que se dividieron en dos grupos. Uno de ellos tuvo que dejar de utilizar Facebook durante una semana, y el otro continuar con su uso normal. 

El 84% de los que dejaron de utilizar Facebook afirmó sentirse“feliz”

El resultado fue que, tras la experiencia, las personas que interrumpieron su actividad en Facebook afirmaron sentirse más satisfechas con sus vidas. En concreto el 88% del primer grupo dijo sentirse “feliz”, en contraste con el 81% del segundo grupo. Además, del primer grupo el 84% declaró apreciar su vida (porcentaje que se reduce al 75% en el segundo) y sólo el 12% encontrarse en estado de insatisfacción (en comparación al 20% que así lo afirmó en el otro colectivo). 

A raíz de estos resultados, los autores del estudio concluyeron que “en lugar de concentrarnos en lo que necesitamos, tenemos la mala costumbre de concentrarnos en lo que tienen los demás”, razón por la que el uso de Facebook derivó en los participantes en la dificultad para concentrarse y una vida social menos plena y más desordenada. 

Algunos de los efectos

No obstante, no es la primera vez que se realiza un estudio para medir las consecuencias del hábito de estar conectado a Facebook. 

Otras investigaciones sugieren que la plataforma también fomenta el narcicismo en los adolescentes, conductas antisociales y manías, adicción a los juegos, menores tasas de retención de lectura en estudiantes que trabajan con el site abierto, o ansiedad ante la visualización de logros o buenos momentos ajenos. 

Sin embargo no todo es negativo. También hay que decir que permite compartir material multimedia, acortar distancia entre personas que viven lejos o servir como herramienta de trabajo. 

Sea como fuere, la felicidad es un estado al que todo individuo aspira...tanto si existe Facebook como si no.

0

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.