Formulario de búsqueda

"Si tuviera que crear una empresa, sería de robots que laven el coche"

  • Wozniak: "Si haces lo mismo que todo el mundo, se convierte en tu competencia; si haces algo diferente, eres libre”
  • El reto está en mejorar la funcionalidad, simplificar y aprender sobre inteligencia artificial

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el cofundador de Apple, Steve Wozniak, han sido los maestros de ceremonia en South Summit 2015, que se celebra estos días 7,8 y 9 de octubre en la Plaza de Toros de Las Ventas de Madrid.

Ellos han sido los encargados de inaugurar la cuarta edición de un encuentro que dará cita a 175 ponentes y unos 9.000 asistentes. Mariano Rajoy ha comentado que, gracias a eventos como este, "no tenemos nada que envidiar, pero sí para que nos envidien".

Pero la estrella de la mañana ha sido Steve Wozniak, que en 1976 creó Apple junto a Steve Jobs. Steve ha echado la vista atrás y ha contado cómo surgió la marca de la manzana. Pero antes de hacerlo, unas palabras para España: “Estoy fascinado con España, hay mucha emoción por formar parte de la tecnología y de las redes sociales”.

El ingeniero ha explicado que cuando empezó a trabajar en el primer ordenador personal, Steve Jobs no sabía nada de tecnología. Simplemente Wozniak llegó y enseñó lo que había diseñado. Además, “él no era nada técnico”. Sin embargo, Wozniak sabía que la programación era su vida pero no podía prever que se convirtiese en su trabajo. “Para mí la electrónica es divertida y no hay nada más importante que trabajar en algo que te guste, forma parte del éxito”.

Para crear el primer producto de Apple, “fui autodidacta con el diseño” y Steve Jobs se encargó de crear la compañía. “Yo me ocupaba del producto y él de la empresa”, ha aclarado.

Wozniak ha contado cómo la idea de crear un ordenador personal se le pasó por la cabeza mientras trabajaba para HP. Él quería un ordenador para él, para toda la vida y que no tuviese que ser compartido por los trabajadores de la empresa. Sobre todo, pensaba en crear un ordenador para resolver los problemas que sólo los ordenadores “carísimos” podían resolver, y hacerlo asequible. 

El objetivo era crear un ordenador personal para jugar

Los años 70 fueron muy emocionantes para el dúo Wozniak-Jobs. Una tienda local fue la primera en adquirir el primer Apple 2. Y a partir de ahí, comenzó toda la revolución. Aunque su primer ordenador estaba diseñado sólo para jugar, consiguió que los videojuegos ya no fuesen en blanco y negro, sino a color. “En ese momento, supimos que íbamos a cambiar el mundo”, ha comentado Wozniak. Y a partir de entonces “invitamos a la comunidad mundial a participar en nuestra plataforma”, ha añadido. 

Aunque no habían fracasado; y eran conscientes de que para tener éxito, primero se fracasa.

Ellos contaban con tres elementos muy potentes. 

  • Un producto muy atractivo, el Apple 2, que durante 10 años les reportó grandes beneficios. 
  • Steve Jobs, que le dio el impulso que la marca necesitaba.

Muy “buen marketing”, del que al principio se ocupó un socio inversor.

Y es que para triunfar, ha dicho Wozniak, hay que contar con los amigos y con la gente que te rodea, "si yo no hubiese hablado con ellos, escuchado sus opiniones... Apple igual nunca se hubiese creado". Otros ingenerios decían que mi diseño era completamente distinto, que tenía otro enfoque. Y es que eso precisamente es a lo que ha animado Wozniak a los asistentes de South Summit.

Se trata de sentarse y pensar cómo se podría hacer algo sin saber cómo se hace; es decir,  conseguir leer un libro sin saber el abecedario. "Si haces lo mismo que todo el mundo, se convierte en tu competencia; si haces algo diferente, eres libre”.

Pero, ¿qué haría Wozniak si tuviese que crear una empresa ahora?

Lo tiene claro, desarrollaría un robot: “un robot que lavara el coche”, ha bromeado. 

El futuro, para él, está en el Internet de las Cosas. "Hay que pensar cómo todas nuestras tareas diarias se conectan con lo Digital”. El reto está en mejorar la funcionalidad, simplificar y aprender sobre inteligencia artificial, ha opinado el cofundador de Apple. 

Y como último consejo a los emprendedores, Wozniak ha recordado que “otros no intentaron hacer lo que nosotros hicimos, pero nosotros sí. Llevamos un ordenador personal a todos los hogares”.

"Algunos proyectos no tenían valor comercial, pero me sirvieron para aprender"

Lo importante es tener un trabajo para poder asumir tus gastos personales. “Nosotros teníamos 20 años, no teníamos ahorros, no teníamos experiencia bancaria, pero queríamos contratar a gente buena para crear desde cero una empresa”. 

Por eso ha animado a las start-ups a trabajar todo lo que puedan y a no dejar de formarse. "Tuve muchos proyectos y algunos no tenían ningún valor comercial, pero todos me sirvieron para aprender", ha concluído Steve Wozniak.