Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
Reducir los periodos de cobro, objetivo prioritario para el 65% de las empresas
Compartir en:

Reducir los periodos de cobro, objetivo prioritario para el 65% de las empresas

  • Un 53% de las empresas encuestadas afirma tener un periodo de cobro superior a 60 días
  • El 39,1% de las empresas admite que, a menudo, experimenta retrasos en los pagos de sus clientes
  • El medio de cobro más usado por las empresas es la transferencia electrónica
Reason Why Reason Why logo
dinero-pagos-empresas-cobros

Mejorar los periodos de cobro es una tarea pendiente para la mayoría de las empresas españolas. El 65% de los encuestados, se marca ese objetivo como prioritario. Es un dato que se desprende del Informe “Tendencias en la optimización del capital circulante” (WCO) elaborado por Global Corporate Payments de American Express España, en colaboración con la Asociación Española de Financieros de Empresa (ASSET) y la Asociación Española de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos (AERCE).

Periodos superiores a 60 días
Tener un periodo de cobro superior a los 60 días es actualmente una cifra que se considera más alta de lo habitual. Más de la mitad de las empresas españolas ha declarado  trabajar de esta forma. En concretoun 53%, mientras que el 15% de este porcentaje supera los 90 días.

Incumplimiento de plazos
Además no siempre se consigue un cumplimiento eficiente en los plazos de pago. De hecho, el 39,1% de las empresas sufre retrasos de pagos por parte de sus clientes. Y, un dato relevante es que el 60,9% de los 295 ejecutivos encuestados ha asegurado que la empresa es quien asume directamente estos impagos. Por esta razón, el 65% de los encuestados considera prioritario poder reducir los periodos de cobro.

Los plazos influyen en la decisión de compra
Estos plazos son tan importantes que el 72% de los gerentes de compras que participaron en el estudio ha confesado que se decantan por un proveedor u otro de características similares, dependiendo de las condiciones ventajosas de pago que le ofrezcan. Porque, aunque sólo un 24,8 % se plantea aumentar sus plazos de pago, el 70% afirma que quiere reducirlos, convirtiéndose en una de las peticiones más reiteradas por parte de los proveedores.

Actualmente, las formas de cobro más utilizadas por las empresas son la transferencia electrónica (60,9%), seguido de pagarés (7,8%), factoring (7,0%) y confirming (5,2%). Aunque un 45,5% de las empresas asegura estar planteándose  otras alternativas a los medios de cobro que utilizan actualmente.

De hecho, el 80% estaría dispuesto a utilizar nuevos medios de pago para reducir los periodos de cobro de sus proveedores, si no tuviese un coste adicional para la empresa. Y en el otro lado existe un 62,4% de los encuestados que estaría dispuesto a valorar nuevas formas que permitieran reducir su periodo de cobro aunque esto conllevase algún coste adicional.

Para facilitar esta tarea a las empresas, American Express ha desarrollado Buyer Initiated Payments (BIP), para acelerar los cobros a proveedores mientras consigue además incrementar el plazo medio de pago al cliente, sin tener que ayudarse de financiación externa.

"Si las empresas quieren ser capaces de cumplir con sus perspectivas de crecimiento en un entorno donde el acceso al crédito no se ha estabilizado, la óptima gestión de los activos líquidos y del capital circulante debe ser un factor prioritario en estos momentos”, ha afirmado Pablo Ribas, vicepresidente y director general de tarjetas corporativas de American Express para el Sur de Europa.

Si quieres acceder al informe completo lo puedes consultar desde este link.

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.