Síguenos en:
Actualidad e Investigación sobre Marketing, Publicidad, Empresa y Tecnología
La receta para un buen marketing de contenidos
Compartir en:

La receta para un buen marketing de contenidos

Una vez al año la autopromo no hace daño… Pero las marcas tienen que ser conscientes de que el marketing de contenidos no es sólo lanzar una información. Ésta tiene que ser, ante todo, relevante para el usuario.

Reason Why Reason Why logo

Si hay una palabra que defina al buen marketing de contenidos esa es “equlibrio”.
Equilibrio entre lo que es importante para la marca y lo que es relevante para el usuario.

Tal y como ha comentado David Forcadell, Digital Invention Director en Mindshare, en las Content Conversations de Outbrain, la clave está en que la marca sea capaz de evangelizar sin caer en la autopromoción.

Y es que hay que tener mucho cuidado con la autopromo. Que, como ha dicho Javier Guadiana, Director General y Fundador de Reason Why, “una vez al año no hace daño”. Pero los contenidos y la información, sin un condimento, sin un sentido, no funcionan en una estrategia de marketing.

Eva Sanagustín, escritora especializada en marketing de contenidos, ha insistido en que una vez que se conoce bien a la marca y al usuario, “hay que trabajar en el punto común que les une y les interesa a los dos”.

Es una estrategia a medio-largo plazo, como ha recordado Daniel Casal, Presidente de Arroba. Pero con el paso del tiempo lo que consigue la marca es entrar en el top of mind del consumidor. Y, al final, el engagement es el KPI más determinante para medir el éxito de una acción de marketing de contenidos.

Así que es muy importante que las marcas sean capaces de evangelizar dentro de su categoría sin hablar de ellas mismas. Hay que perderle el miedo a la competencia y “hablar de los beneficios del sector, en general”, según ha dicho Javier Guadiana.

Es mal marketing de contenidos…
Perder el foco y hablar únicamente de lo que a la marca le interesa. Un blog corporativo que sólo cuenta cosas de “yo-mi-me-conmigo” no va a funcionar.

Igual que tampoco funcionan, según Eva Sanagustín, los vídeos corporativos sin más. Que un vídeo sea un contenido no significa que pueda usarse como acción de marketing de contenidos. Hay que acompañarlo de algo.

Tampoco tiene sentido el marketing de contenidos descontextualizado. Daniel Casal se refería así a las marcas que, a día de hoy, “siguen hablando del Mundial en España y de lo bien que lo estamos haciendo”.
 

Es buen marketing de contenidos…
Como en todo, el hecho de ver qué se está haciendo en otras partes puede ayudar a encontrar la inspiración.
Estos son algunos de los ejemplos que se han mencionado en las Content Conversations de Outbrain como casos de buen marketing de contenidos:

Leroy Merlin

La propia marca es protagonista de sus vídeos, pero el contenido no se queda en lo meramente corporativo. Se trata de dar consejos y explicaciones ante dudas y preguntas frecuentes de los clientes:

Red Bull

Es EL marketing de contenidos por excelencia. Y no sólo por el salto de Felix Baumgartner, sino también por su revista, su negocio de música, sus eventos deportivos…
 

FedEx

En la película “Náufrago” es la marcaprotagonista. Según el director, no es product placement porque en ningún momento se recibió dinero de la marca. Simplemente FedEx dio permiso para que sus productos aparecieran en las escenas y así fue como se creó uno de los casos más míticos de marketing de contenidos.
De hecho a “Naúfrago” se la conoce como “el spot más largo de la historia”.
 

La receta para un buen marketing de contenidos

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.