Formulario de búsqueda

Las propuestas de Renfe, Ferrovial, Seat o Iberdrola para la movilidad multimodal

  • Coches compartidos, plataformas agregadoras de servicios o puntos de recarga son algunos de los servicios que ofertan
  • Han firmado, junto a otras entidades, un manifiesto que recoge las líneas maestras de esta nueva forma de desplazarse

El año 2020 lo cambió todo. Uno de los ámbitos más afectados fue el de la movilidad, reducida a números históricos. Los ciudadanos recuperaron parte de los espacios públicos y con el levantamiento de las restricciones fueron retomando poco a poco sus vidas. Este cambio radical de rutinas ha hecho que las empresas dedicadas al negocio de la movilidad reflexionen sobre cómo nos desplazamos y nos desplazaremos en las grandes ciudades, cada vez más pobladas. La solución a la que apuntan es multimodal: es decir, el movimiento del punto A al punto B será en múltiples medios de transporte, tanto públicos (autobús o tren) como privados (coche) así como particulares y compartidos (bicicletas o patinetes).

Bajo esta concepción se ha elaborado el Manifiesto de la Movilidad Multimodal, en cuya redacción han participado 20 entidades de todos los sectores como la EMT, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid, Renfe, Seat, Ferrovial o Iberdrola. Un documento coordinado desde el Connected Mobility Hub que ha sido presentado en la capital española, una de las avanzadas en todo tipo de soluciones de movilidad. En este manifiesto se recogen acciones y 10 palancas de cambio:

  1. El usuario en el centro del sistema de la movilidad multimodal
  2. La integración de todos los actores, tanto públicos como privados
  3. La regulación y ordenación del espacio público para armonizar todos los modos
  4. Garantizar el acceso físico de los usuarios a la movilidad multimodal
  5. Integración urbana de paradas y hubs intermodales
  6. Políticas de incentivos y regulatorias para mejorar la accesibilidad e integración de la movilidad multimodal
  7. Plataformas digitales neutras transparentes que faciliten la interoperabilidad
  8. La colaboración entre actores para crear un open data y seguro y de interés para todos
  9. Involucrar a los atractores de movilidad en la búsqueda e implementación de soluciones
  10. Impulsar el conocimiento de la movilidad con fórmulas innovadoras que logren incentivar su uso en la movilidad cotidiana

En busca de plataformas que integran todos los medios

"Nos debemos a las personas, pero necesitamos la innovación y colaboración para finalmente conseguir un cambio disruptivo", ha dicho Sergio Diez, director de Connected Mobility Hub, quien ha conducido la presentación de un manifiesto que ha servido para poner sobre la mesa ejemplos prácticos de las empresas firmantes del documento.

Es el caso de Seat, que como todos los fabricantes de coches se posiciona ya como un proveedor de movilidad global. Nuria Domínguez, Directora Innovación Abierta y Partnerships de la compañía, ha explicado que "la movilidad multimodal no es una alternativa al coche privado, sino que el coche privado es un elemento más de la misma".

A través de Seat Mó, el fabricante ofrece servicios de movilidad y vende motos o patinetes

Para complementar este eslabón de la cadena, la marca española tiene la división Seat Mó a través de la que ofrece soluciones de movilidad y vende motocicletas o patinetes eléctricos. Tanto para usos privados como compartidos, puesto que Seat tiene activo un proyecto piloto en Barcelona de motos compartidas. Domínguez ha recordado que la propia compañía aplica la intermodalidad en sus oficinas y fábricas, donde los trabajadores pueden usar coches compartidos o bicicletas.

Otra marca de coches como Renault tiene como socio a Ferrovial, participante activo del manifiesto. Ambas compañías ofrecen Zity en Madrid, un servicio de carsharing, modalidad de transporte compartido en la que la capital española ha sido referente. "Quisimos entender lo que pasaba con los nuevos modelos de movilidad desde dentro. No solo desde nuestro rol como infraestructuras", ha contado Andrés Camacho, Director de la Unidad de Negocio de Movilidad de Ferrovial.

Además de Zity, Ferrovial lanzó en 2018 la plataforma Wondo, que precisamente recoge en una app las diferentes formas de transporte de la movilidad multimodal. A través de la misma, el usuario puede escoger la combinación de transporte que quiere para llegar a un determinado punto: autobús y coche privado; patinete y taxi; tren y andando... Ferrovial también participa en otros modelos innovadores como el Hyperloop o los taxis voladores. Y es que a juicio de Camacho, la movilidad multimodal aún está en fase embrionaria, de la que saldrá con innovaciones como el coche autónomo.

Iberdrola pide que España aproveche su liderazgo en energías renovables con la nueva modalidad

Tan importante como ofrecer distintos modos de transporte, la mayoría ecológicos, es ofrecer infraestructuras de recarga. En ese punto entra Iberdrola, que tiene un activo un plan para el vehículo eléctrico con el que ha llevado a cabo iniciativas como el primer mapa de puntos de carga verificados de España. Cualquier usuario puede acceder y localizar uno de los 3.600 cargadores que registra.

"Hace 20 años que apostamos por la electromovilidad. España tiene que aprovechar que es líder en energías renovables y redes inteligentes. Por eso la multimodalidad es un reto para nosotros y queremos que cada punto de recarga lo sea para autobuses taxis o VTC", ha indicado Carlos Bergera, Director de RP Movilidad de Iberdrola, para quien el nuevo panorama también implica soluciones como que la energía sobrante de un coche eléctrico pueda usarse en el consumo privado de una casa.

Nadie quiere quedarse atrás en la carrera por esta nueva forma de movilidad en la que también participan actores tradicionales como Renfe. "El concepto de movilidad sostenible lleva en nuestra cultura desde 1990. Hemos reducido un 88% nuestra huella de carbono desde entonces y hemos comprado 2,5 de teravatios de energía verde en 2019", ha comentado Bruno Espinar, Head of Mobility 4.0 and Digital Innovation de Renfe, que ultima el lanzamiento de su plataforma de movilidad integral Renfe as a Service (RaaS).

Se prevé que RaaS llegue a finales de 2021, un nuevo producto con el que el operador público prevé ingresar hasta 156 millones extra en cinco años. El servicio ha sido concebido para reunir distintos modos de transporte (tren, bicicleta, carsharing, patinete...) y ya ha sido probado con 500 usuarios entre Madrid y Barcelona. La confianza de los viajeros será clave en el año en curso, a juicio de Manel Villalante, Director de Estrategia y Desarrollo de Negocio en Renfe. "La gente tiene miedo a viajar en el transporte público por mucho que le digamos que es seguro. Nuestro deber es explicarlo para que sepan que no hay cadenas de contagio. Además, debemos poner más que nunca al ciudadano en el centro, al que hay que ganarse", ha añadido.

Colaboración entre el sector público y privado

Todas estas nuevas formas de movilidad vienen a complementar la columna vertebral de la modalidad multimodal: el transporte público. De ahí que uno de los puntos clave del manifiesto sea la colaboración entre las instituciones y las empresas. "Creemos en la integración de todos y cada uno de los sistemas de movilidad. Pero para que esto pase tiene que haber un decidido apoyo político así como un marco normativo claro", ha indicado durante la presentación Borja Carabante, Delegado del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid.

Madrid Mobility 360 es la plataforma municipal que integra todos los medios de transporte

El consistorio madrileño ha desarrollado la aplicación Madrid Mobility 360, con la que los usuarios pueden saber el nivel de ocupación del autobús, calcular rutas con BiciMAD, coches, motos y patinetes compartidos. "Era un hueco que estaba por cubrir. Era necesaria una plataforma con vocación innovadora que mejorara la movilidad de todos los ciudadanos", ha defendido Juan Corro, Director de Tecnologías e Innovación de EMT. Corro ha reflexionado también en su intervención sobre la falta de confianza que a veces surge en este tipo de plataformas, en la que se invita a terceros a participar en ellas. "A veces se genera falta de confianza por los costes de participación, pero hay que generar la confianza entre todos los implicados para quitarnos ese síndrome de Gollum del anillo único", ha añadido.

También ha participado en el acto Alfonso Sánchez Vicente, Director Gerente de la propia EMT, quien ha hablado sobre otro de los temas que generan fricción, como es el uso de los datos. "Hay que compartirlos en beneficio del usuario. Tenemos que ser abiertos y transparentes para tener cada vez mejores sistemas de gestión", ha argumentado Sánchez Vicente, a la vez que ha comentado otros proyectos ejecutados por el Ayuntamiento de Madrid que benefician a la intermodalidad como son los parkings disuasorios. 

Por su parte, Luis Miguel Martínez, Gerente Consorcio Regional Transportes de Madrid, se ha referido la nueva modalidad como "un ecosistema cada vez más complejo". Y ha puesto una nota positiva al 2020, un año en el que la colaboración entre instituciones ha sido más fluida que nunca. "Hemos hablado fluidamente con el Ministerio de Transportes y otras instituciones a causa de la situación. Pero ello ha reforzado vínculos, por lo que es un buen momento para construir nuevos sistemas", ha admitido en una declaración de intenciones de lo que promete ser la movilidad de los próximos años. Un entorno coordinado entre actores que nunca habrían pensado en encontrarse  y que colaborarán para que viajar de casa al trabajo -y muchos otros trayectos- sea del modo más rápido, personal y eficaz posible.

Más info.: Manifiesto de la Movilidad Multimodal