Formulario de búsqueda

Metro de Madrid no convence con el nuevo naming elegido para la estación de Atocha

  • La actual parada "Atocha-Renfe" pasará a llamarse “Atocha-Constitución del 78” a partir del mes de marzo
  • Expertos y usuarios creen que el nuevo nombre perjudicará la usabilidad y piden una versión simplificada
     

La estación de Metro de Madrid "Atocha Renfe" cambiará su nombre en marzo por “Atocha-Constitución del 78”, según ha anunciado Ignacio Aguado, Vicepresidente de la Comunidad de Madrid. Una modificación que se ha convertido en uno de los temas más comentados y criticados en redes sociales este martes, tanto por expertos de marca como por los propios usuarios del transporte madrileño. Y no tanto por el significado de la nueva denominación, sino por los problemas de usabilidad que podría generar sobre todo de cara a los visitantes extranjeros.

Solo se han producido 16 cambios en los 102 años de historia de Metro de Madrid

“Saldamos una deuda importante que teníamos con la Constitución, la Carta Magna que nos ha permitido a los españoles tener tantísimos años de paz y prosperidad. Es un símbolo de recuperación de la democracia y de un Estado de Derecho”, ha defendido Ángel Garrido, Consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, quien ha recordado que se han producido 16 cambios en los 102 años de historia de Metro. Garrido ha explicado que, además de por la simbología, era necesaria la modificación por “la liberalización del transporte. A partir de marzo ya habrá diferentes operadores junto a Renfe y por tanto hemos convertido algo que era una necesidad en una oportunidad”.

Entre esos operadores recordemos que se encuentra Ouigo, que comenzará a prestar servicio a partir del 15 de marzo y llega a España poniendo fin al monopolio de Renfe en el tren de alta velocidad. Además, Ouigo se presenta como una marca low cost, cercana y sencilla que busca popularizar el uso del tren.

"Pensé que era una inocentada"

“El mayor y mejor punto de encuentro entre españoles es la Constitución, igual que Atocha lo es entre personas que vienen de todas las procedencias”, ha añadido Ignacio Aguado. Aunque justamente el primer efecto que ha generado este nuevo naming es de desencuentro, desencadenando todo tipo de críticas.

Algunas de ellas procedentes de expertos en marketing y comunicación como Mauro Fuentes, SSM Manager de El Corte Inglés, quien apunta a una alternativa en tono de humor: “Atocha. Constitución del 78. Adolfo Suárez. Yo sobreviví a Filomena”, a la vez que ironiza con la mítica canción que transcurre en este lugar: "Yo que bajo en Atocha Constitución del 78. Yo me quedo en Madrid”. Si canta esto Sabina la espicha”, ha comentado Mauro fuentes en su perfil de Twitter.

Este tuit ha sido respondido por Carlos Molina, Director General de la agencia de comunicación Factor Incógnito, quien alude a otro cambio reciente, el de la estación de Atocha “a secas” por Estación del Arte. “¿Qué necesidad había de complicar más las cosas a los viajeros con referencias no ferroviarias? ¿No podía ser solo Estación de Atocha por aquello de la UX?”.

Molina cita además en su respuesta a Fernando de Córdoba, Director de Estrategia y Marca en Webedia y reconocido apasionado y experto en branding, quien ha pensado en un principio que el cambio era una inocentada. “Qué poco respeto a la usabilidad”, ha escrito al inicio de un hilo en el que también alude a la modificación que se produjo en noviembre, por la que la estación de Metro Atocha pasó a llamarse Estación del Arte. Un renaming que Fernando De Córdoba creía que iba a traer el cambio de la estación de "Atocha Renfe" a simplemente "Atocha".

El experto en marca ha hecho una recopilación de otros nombres de estaciones que generan conflicto y que necesitarían un cambio prioritario. “García Noblejas sigue llamándose así a pesar de que hace ya años que la Avenida Hermanos García Noblejas cambió de nombre siguiendo la ley de memoria histórica y ahora es Institución Libre de Enseñanza. La estación debería llamarse Enseñanza”, ha citado, añadiendo después el cambio de la estación de tren de Chamartín, que se denomina oficialmente desde hace unas semanas “Chamartín-Clara Campoamor”. Y plantea la siguiente duda: “¿Creéis que cambiarán el nombre en ese caso?”, defendiendo, también por usabilidad, el nombre de "Chamartín".

Nombres que faciliten la vida diaria

Más allá de los expertos, otras cuentas particulares han reaccionado a la nueva "Atocha-Constitución del 78” en el mismo sentido desde Twitter.
“Un poco regulero el cambio de nombre de Atocha-Renfe, ¿no? Podían haber puesto Atocha Central, como en otros países, que da idea de estación de trenes. Entre que la antigua Atocha ya no se llama así y la de trenes no hace mención a los susodichos, menudo carajal”, plantea este usuario.

Un sentir común en la mayor parte de la comunidad de seguidores de Metro, que difícilmente asumirán este nuevo nombre en su día a día. “Creo que hubiera sido más fácil nombrarla Estación de Atocha. Aunque el nombre quede muy bonito, me parece poco irracional. En mi opinión, los nombres de las estaciones de Metro deben facilitar a la gente orientarse, no dificultarles la vida. Estación de Atocha es más lógico”, responde este otro usuario al anuncio oficial hecho desde la cuenta en Twitter de Metro de Madrid.

Los hay que, lejos de desechar el uso de la Constitución para dar nombre a una estación, proponen que sea homenajeada en otras paradas: “Esto no facilita las cosas. O lo dejan en Atocha o ponen algo así como "Atocha estación". Si queréis usar la Constitución como nombre, en la futura línea 11 podéis usarla en una nueva estación”.

También están los que apuntan irónicamente a nombres aún más largos como “Atocha-Constitución del 78-Revuelta de Stonewall-Gibraltar Español-Usuaria Neodoro-Expo de Sevilla-Kardashian West” o “Atocha-Constitución del 78 Adolfo Suárez Barajas Felipe Juan Froilán de todos los santos Borbones por la gracia de Dios y de Ignacio Aguado”.

Los hay que se burlan en general de la estrategia del cambio de naming y que vaticinan así el nuevo mapa de Metro de Madrid: “A partir de marzo, Atocha Renfe deja de llamarse así y pasa a llamarse Sol. Sol, por su parte, se llamará Gran Vía II. Gran Vía se denominará Mar de Cristal y Mar de Cristal quedará sin denominación y habrá que subir o bajar del tren en marcha porque no se detendrá”.

E incluso las marcas han entrado en la conversación haciendo bromas, porque "Atocha" ha sido Trending Topic nacional. Un ejemplo lo encontramos en Burger King, que ha hecho real time marketing con su propia propuesta para el nombre de la estación: "Atocha whopper con patatas, refresco y unos nuggets".