Formulario de búsqueda

¿Menos carne, más vida? Pedro Sánchez defiende el chuletón al punto

  • El Presidente del Gobierno respalda al Ministro de Alimentación, Luis Planas
  • "A mí, donde me pongan un chuletón al punto, eso es imbatible"

Unas horas después de que Alberto Garzón, Ministro de Consumo de España, iniciara su campaña #MenosCarneMásVida, el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha respondido a la polémica ante la pregunta de los periodistas durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Lituania, en el marco de su gira báltica.

Sánchez ha querido así apoyar el consumo de carne frente a la propuesta de reducirlo que plantea Garzón: "Sobre esta polémica, lo diré en términos muy personales: A mí, donde me pongan un chuletón al punto, eso es imbatible", ha asegurado.

Tras el lanzamiento de la campaña, en la que Garzón se ha implicado personalmente con varios mensajes en redes sociales, el Ministro de Alimentación, Luis Planas, ha asegurado que es "tan errónea como la del azúcar mata", en referencia a otra polémica anterior entre ambos Ministros.

Pedro Sánchez no ha querido profundizar más en su respuesta sobre esta campaña, aunque sí ha dejado claro su apoyo al Ministro Planas en la polémica que se ha generado en torno a la propuesta a favor de la reducción en el consumo de carne.

La respuesta de Sánchez sobre su gusto por la carne se ha producido mientras Garzón estaba siendo entrevistando en laSexta. "A mí me gusta poco hecho", ha bromeado, para después añadir que él está convencido de que "se ha entendido perfectamente" lo que busca la campaña de su Ministerio, que es "volver a la dieta mediterránea" y "reducir el consumo excesivo de carne".

Greenpeace, en contra de Pedro Sánchez

Por su parte, Greenpeace considera irresponsable la respuesta de Pedro Sánchez ante la polémica suscitada sobre la reducción del consumo de carne. “Es totalmente irresponsable que un Presidente del Gobierno, que se jacta de combatir la emergencia climática, ante una pregunta sobre la necesidad de reducir el consumo de carne, como avala la ciencia, conteste que un chuletón al punto es imbatible”, ha declarado Eva Saldaña, Directora Ejecutiva de Greenpeace España, añadiendo que “reducir el consumo de carne no debe ser visto como un problema, sino, precisamente, como parte de la solución a muchos de los problemas a los que nos enfrentamos, de salud y medioambientales”.

Greenpeace aboga por poner fin al modelo de ganadería industrial

Reducir el consumo de carne, y muy en particular poner fin al modelo de ganadería industrial, es una de las piezas fundamentales en el puzzle de la emergencia ecológica según la ONG. “Es inadmisible que en una situación de alarma planetaria por el cambio climático, la pérdida de biodiversidad o la crisis del agua, en España se estén concediendo licencias para nuevas explotaciones ganaderas a un ritmo de 1,5 diarias”, ha afirmado Luís Ferreirim, Responsable de Agricultura de Greenpeace España.

Y ha concluido planteando una pregunta: "¿Reducir el consumo de carne es también un problema para las ministras Teresa Ribera (Transición Ecológica) y Carolina Darias (Sanidad)? Desde Greenpeace nos gustaría que se pronunciaran sobre este tema”.

En este contexto, Garzón sí ha mostrado su preocupación ante los efectos que el consumo excesivo de carne puede provocar tanto en la salud individual de los ciudadanos como en la de nuestro planeta. “Sin planeta no tenemos vida. Sin planeta no tenemos salarios. Sin planeta no tenemos economía. Y nos lo estamos cargando. Y en una de las partes que nos estamos cargando tenemos una incidencia directa. Podemos cambiar nuestra dieta y mejorar el estado del planeta”, ha expresado en un vídeo publicado en su cuenta oficial de Twitter.

Según ha expuesto, España es el país que más carne consume de toda la Unión Europea y un mercado en el que se producen 7,6 millones de toneladas de este producto, fruto del sacrificio de 70 millones de animales. Asimismo, ha apuntado que el consumo de carne que realizan los españoles a la semana supera el kilo, frente a los 500 gramos recomendados por la AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición), y los efectos que esto puede provocar en la salud si no se lleva una dieta equilibrada.

El discurso de Garzón no ha pasado desapercibido entre las asociaciones del sector cárnico, que han mostrado su preocupación e indignación ante las palabras pronunciadas. Seis asociaciones distintas de la industria han elaborado una carta abierta dirigida al Ministro de Consumo para manifestar “el estupor de los cientos de miles de ganaderos, empresas, trabajadores y técnicos de toda España vinculados a los sectores ganaderos y cárnicos” ante la campaña iniciada y en la que consideran que se “difama al conjunto del sector ganadero-cárnico”.