ReasonWhy Actualidad e Investigación sobre Marketing y Economía Digital


Emulando los anuncios de smartphones para concienciar sobre el abuso tecnológico

  • La ONG Refuge ha registrado un aumento del 97% en los casos de abuso tecnológico en un año
  • La campaña ha sido creada por la agencia BBH y se emitirá en televisión, cine, radio, exterior y redes sociales

La organización benéfica contra el abuso doméstico Refuge ha lanzado una campaña con motivo de su 50º aniversario que destaca cómo los abusadores pueden aprovechar la tecnología para controlar a sus parejas, tras haberse registrado un aumento en los casos de abuso tecnológico del 97% entre abril de 2020 y mayo de 2021.

Así, el elemento central de la campaña -creada por la agencia BBH- es un spot de 40 segundos que simula ser el anuncio de un nuevo teléfono inteligente, emulando los característicos vídeos de empresas tecnológicas como Apple. Mientras la voz en off detalla las características del dispositivo, termina destacando cómo se puede usar para controlar comportamientos.

La voz en off se dirige a un hombre en relación a las posibilidades de controlar a su pareja

"Mantente al día sobre el estado del tráfico en tu área ... y sus movimientos", dice la voz dirigiéndose a un hombre en relación a las posibilidades de controlar a su pareja. Por otro lado, las funciones del hogar inteligente se detallan para explicar cómo se puede gestionar la calefacción o las luces, "incluso cuando no estás en casa, para que puedas controlarla desde donde estés".
El anuncio termina con el lema "El abuso doméstico se está volviendo más inteligente, nuestro trabajo es cada vez mayor".

La campaña se emitirá en televisión, cine, radio, exterior y redes sociales, y se realizarán acciones con influencers que también compartirán versiones del spot, mostrando hasta dónde pueden llegar los abusadores para controlar a sus parejas, por ejemplo, verificando los extractos bancarios o rastreando sus movimientos fuera del hogar.

Noticias Relacionadas

La Directora Ejecutiva de Refuge, Ruth Davison, ha asegurado: “Cincuenta años después de la apertura del primer refugio del mundo, lamentablemente hay poco que celebrar. El número de mujeres que sufren abuso doméstico parece estar aumentando, no disminuyendo, y Refuge nunca ha necesitado tanto el apoyo del público para apoyar nuestro trabajo".

Davison ha añadido: “El auge de la tecnología y los productos inteligentes son una de las principales preocupaciones de Refuge. Si bien es un facilitador masivo en nuestras vidas, para las mujeres que sufren abuso doméstico es una herramienta en constante crecimiento que se utiliza para crear miedo, acosarlas, intimidarlas y controlarlas"