Formulario de búsqueda

Tras una tibia acogida en Europa, la nueva fórmula de Coca-Cola Zero Azúcar prueba suerte en Estados Unidos


  • La compañía ha realizado cambios en la receta de la bebida, que este mes aterriza en Estados Unidos
  • Los usuarios, temerosos, recuerdan el fiasco del cambio realizado en 1985 con la versión original

Coca-Cola ha estado realizando cambios en la receta de uno de sus principales productos, la Coca-Cola Zero Azúcar. La compañía se propuso lanzar “una receta aún más deliciosa y refrescante” con la intención de ofrecer “un sabor aún más icónico” que acompañó también con un nuevo packaging. Tras implementar las modificaciones en Europa y Latinoamérica, con una acogida tibia en nuestro país, la marca prueba suerte en Estados Unidos.  

Tal y como ha señalado la multinacional de cara a la implementación de la nueva fórmula en su mercado nacional, la nueva receta optimiza los sabores e ingredientes de la Coca-Cola Zero, aunque todos los ingredientes enumerados y la información nutricional siguen siendo los mismos. Llegará a los lineales de los supermercados en Estados Unidos este mismo mes de julio y en Canadá lo hará a lo largo de septiembre.

"Los gustos y preferencias siempre están evolucionando, estamos enfocados en la mejora continua"

La compañía asegura que la iniciativa responde a su voluntad de innovar y ofrecer la mejor experiencia de producto a sus clientes. “Reconociendo que los gustos y preferencias siempre están evolucionando, estamos enfocados en la mejora continua para brindarle a los fans de la Coca-Cola el mejor sabor que desean, sin azúcar ni calorías, ofrecida en el empaquetado más icónico e impulsado con el nuestro marketing más creativo y centrado en el consumidor”, ha destacado Rafael Prandini, Trademark Lead North America en The Coca-Cola Company.

Tal y como ya se anunció en abril para el mercado español, la marca apuesta por un diseño simplificado que incluye el icónico logotipo de Coca-Cola y un indicador que mostrará el mensaje “Now More Delicios” (Ahora más deliciosa”) para destacar la nueva fórmula. “Para continuar impulsando el crecimiento de nuestra categoría light, debemos seguir desafiándonos a nosotros mismos para innovar y diferenciarnos tal como lo han hecho otras marcas icónicas”, ha señalado Natalia Suárez, Senior Brand Manager en The Coca-Cola Company. "El panorama del consumidor siempre está cambiando, lo que significa que debemos evolucionar para mantenernos a la vanguardia".

La recepción en España

De cara a su lanzamiento en Estados Unidos, la compañía asegura que la reacción de los consumidores a las pruebas y tests realizados ha sido positiva. Sin embargo, las opiniones compartidas en redes sociales por los consumidores españoles parece distar de la apreciación que hace la marca. Un sabor demasiado dulce o una textura excesivamente aguada han sido algunos de los principales puntos comentados entre las críticas al cambio.

Algunos usuarios, disgustados con la modificación, aseguraron tratar de comprar la versión antigua hasta que se agotara el stock o, de forma más determinante, no volver a comprar el producto. “Que vuelva el sabor de la coca-cola zero original!!”, reclamaba esta tuitera.

En su momento, el cambio en el diseño de la lata generó confusión entre los consumidores principalmente por su gran parecido con la versión “normal” de la bebida. Algunos usuarios aseguraba que inducía al error y desconocían las razones del cambio de empaquetado.

Durante el mes de abril, la compañía estuvo promocionando el cambio de producto bajo el hashtag #BestCokeEver, que se empleará ahora también en Estados Unidos, y lanzando una pregunta a los consumidores: "¿Será tu nueva Coca-Cola favorita?".

En Reino Unido, los consumidores también han mostrado su desasosiego ante el cambio puesto en marcha en abril. “Diet Coke es la única Coca-Cola que no sabe a mierda. Coke Zero en el Reino Unido sabe a tristeza efervescente”. Por su parte, una consumidora sueca ha iniciado una petición en la plataforma Change.org dirigida directamente a James Quincey, CEO de The Coca-Cola Company, pidiendo a la marca que recapacite.

Temor ante el cambio en Estados Unidos

La noticia de la modificación de la fórmula ya ha sido recibida con preocupación por los consumidores, muchos de los cuales aseguran que optarán por consumidor bebidas competidoras como Diet Dr Peper o Pepsi. Otros, en el marco de la creciente tendencias a favor de una alimentación más saludable, recuerdan el impacto que el consumo excesivo de azúcar puede generar en la salud.

Una sección de los usuarios han recordado la debacle de marketing ocurrida en 1985, cuando Coca-Cola presentó "New Coke", una versión más dulce del refresco original que fue rechazada por muchos consumidores.

En aquella ocasión, el cambio fue un intento de reposicionarse respecto al reciente éxito de Pepsi, que comenzaba a recortar distancias con Coca-Cola en lo que respecta a la cuota de mercado. Sin embargo, tal y como informa The New York Times, la modificación provocó que la compañía recibiera hasta 1.500 llamadas diarias en junio de aquel año en su línea directa para consumidores.

La propia compañía lo recuerda en su página web. “El 23 de abril de 1985 fue un día que vivirá en la infamia del marketing. Ese día, The Coca-Cola Company asumió posiblemente el mayor riesgo en la historia de los bienes de consumo, anunciando que estaba cambiando la fórmula del refresco más popular del mundo y provocando una angustia en los consumidores como nunca antes se había visto”.

Tres meses después del cambio de 1985, la compañía restauró la receta original

El desencanto por el cambio realizado por la compañía llegó a trascender la esfera del consumo hasta la cultura popular. La comedia “The Golden Girls” hizo referencia a la furia en una broma en uno de sus episodios, los consumidores almacenaron latas de la fórmula original y se interpuso al menos una demanda intentando que Coca-Cola volviera a su receta original. En julio de 1985, después de solo tres meses, la compañía anunció que restauraría la Coca-Cola original, ahora rebautizada como "Coca-Cola Classic", en los estantes de las tiendas.

Tal y como ha explicado Doug Bowman, Profesor de Marketing en la Universidad de Emory, a The New York Times, es posible que la modificación actual no provoque el mismo tiempo de reacciones, a pesar de las críticas ya cosechadas. Asegura que, desde el fiasco sufrido por la compañía, los consumidores se han acostumbrado a que las marcas de bebidas realicen transformaciones en sus recetas: los espirituosos han rebajado el azúcar y apostado por versiones low alcohol, las marcas de cervezas han apostado por sabores afrutados, e incluso la propia Coca-Cola ha lanzado sabor vainilla o cereza.

Coca-Cola Zero Azúcar, que se lanzó en 2005, se reformuló en 2017 para acercar aún más su sabor a Coca-Cola. Desde entonces, la marca ha tenido un crecimiento constante de dos dígitos. Según informa CNN, en 2020, el producto creció un 4% en volumen, lo que ayudó a impulsar el crecimiento de la marca en general, y en el primer trimestre de 2021, Coca-Cola Zero Sugar creció un 8% en volumen.