Formulario de búsqueda

El caso de Nike y las atletas embarazadas

Compartir en:

El caso de Nike y las atletas embarazadas

  • Distintas atletas en nómina de Nike han denunciado que la empresa rebaja sus contratos cuando anuncian que están embarazadas
  • La marca manda un mensaje de empoderamiento en su publicidad, pero no parece aplicar la misma idea en su política interna

El mensaje de Nike en la mayoría de sus campañas de publicidad es tan poderoso como emocionante: Just do it, deja que te llamen loco, this is what crazy looks like.

El problema llega cuando ese mensaje de empoderamiento femenino no se corresponde con la realidad de la empresa

El problema llega cuando ese mensaje no se corresponde con la realidad de la empresa. Cuando esa idea no está respaldada por acciones solidas por parte de la entidad. Cuando la realidad es un poco más deprimente y brusca que el ideal que se persigue y comunica.

Eso es lo que le está pasando exactamente a Nike. Que, mientras por un lado envían un mensaje de empoderamiento para todas las mujeres animando a romper estereotipos, no muestran esa misma mentalidad más tarde cuando llega el momento de predicar con el ejemplo. Distintas atletas en nómina de la compañía deportiva han denunciado esta situación con la marca, explicando cómo Nike rebaja los contratos y condiciones de las atletas cuando anuncian que están embarzadas.

Alysia Montaño es una de ellas: deportista olímpica y tres veces campeona nacional en Estados Unidos. Y mamá. Un deseo que le supuso una considerable reducción de sueldo por parte de la empresa patrocinadora (Nike) y sin baja de maternidad.

“Nike me dijo que tuviera sueños locos hasta que quise un bebé”

Kara Goucher, Allyson Felix, y otra docena de atletas, agentes y personajes de la industria han corroborado esta idea: “Nike me dijo que tuviera sueños locos hasta que quise un bebé” contaba Alysia en The New York Times.

Allyson Felix utilizó el mismo medio para explicar su caso similar: que las atletas tienen miedo de decir públicamente si tienen hijos, porque corren el riesgo de sufrir un recorte de salario. Durante el embarazo y también después. “Es un ejemplo de una industria deportiva donde las reglas están hechas mayoritariamente por hombres”. Ella denunciaba que Nike le ofreció un acuerdo por un valor un 70% inferior tras conocer su embarazo.

Nike respondió a las críticas hace unos días aclarando que pondría en marcha una política para establecer salarios estándar para las atletas durante embarazos. Y reconociendo que, de hecho, la compañía podía “ir más allá”.

Nike acabará con esta práctica

Y un día más tarde, Nike ha salido al paso de las críticas. La marca ha dicho que evitará la reducción por rendimiento para las atletas que decidan tener un hijo. Además, ha prometido que incluirá términos para reforzar esta política entre las atletas de la compañía.