Formulario de búsqueda

Mr. Potato pasa por un rebranding para romper con los estereotipos de género

  • La compañía de juguetes Hasbro ha anunciado que eliminará el "Mr." de sus muñecos
  • El objetivo es dar libertad a los niños para crear familias del mismo sexo o monoparentales

"Míster Potato" dejará de ser "Míster". Así lo ha anunciado Hasbro, la compañía estadounidense de juguetes, creadora del famoso "Mr. Potato Head", la cabeza de "patata" de accesorios intercambiables que saltó a la fama con la película de Disney, "Toy Story".

La mayoría de niños juegan con "Mr. Potato" para crear familias

En una apuesta por romper con los estereotipos de género, Hasbro transforma el naming de su muñeco en un simple "Potato", con el objetivo de dar carta blanca a los niños para crear familias del mismo sexo o monoparentales.

Según las investigaciones de la compañía, la mayoría de los niños que juegan con "Mr. Potato Head" lo hacen para crear familias de "cabezas de patata", por lo que el cambio no será tan sutil como parece.

Género neutro para acabar con los estereotipos

En 1952, Hasbro lanzó "Mr. Potato Head", una serie de piezas de plástico para decorar (en esa época) patatas reales- suministradas por las familias- con divertidos accesorios, como el emblemático bigote gigante.

El éxito duradero de este juguete se debe a "su gran tontería", afirma Kimberly Boyd, Vicepresidenta Senior de Hasbro y Directora General de Potato Head. "A los niños les gusta vestir el juguete y luego representar escenarios de su vida", explica Boyd. Y añade: "A menudo se trata de crear pequeñas familias de patatas porque están aprendiendo lo que significa estar en una familia".

_alt_

Por lo que introducir un "Potato head" de género neutro ayudará a no sentirse desplazados a los niños que estén en una familia monoparental o con padres del mismo sexo; a la vez que normaliza este estatus en la sociedad.

La r-evolución de los juguetes

El nuevo nombre de la marca empezará a comercializarse a partir de este otoño, aunque esta apuesta por enseñar nuevos valores a través de los juguetes comienza  asentarse cada vez más en otras marcas emblemáticas.

Por ejemplo, para la celebración de Halloween el año pasado, Disney sacó al mercado disfraces para niños y niñas con movilidad reducida, así como "carrozas" para decorar sillas de ruedas.

Asimismo, las famosas muñecas Barbie de Mattel cada vez son más diversas desde el punto de vista étnico y físico, y ahora incluyen modelos con diferentes tallajes. Aunque no muchas compañías se ha aventurado en ampliar, de momento, los límites del género o la sexualidad.