Formulario de búsqueda

KFC responde al Coronavirus con un bucket solidario

Compartir en:

KFC responde al Coronavirus con un bucket solidario

  • La cadena de restaurantes colabora con la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL)
  • Esta iniciativa solidaria ha sido diseñada junto a la agencia creativa PS21

KFC ha lanzado su nuevo ‘Bucket Solidario’, con el que pretende concienciar de que ahora lo importante es colaborar frente a la crisis del coronavirus y ayudar a los más desfavorecidos, entre otros muchos colectivos.

La acción ha sido desarrollada de la mano de la agencia creativa PS21 y se dirige tanto a los más fieles de la marca, como a aquellos que nunca se habían planteado probar el pollo de la cadena de restaurantes.
KFC invita así a todos sus clientes por igual a colaborar con los Bancos de Alimentos.

_alt_

Esto queda patente a lo largo de toda la campaña de comunicación, cuyo claim es 'Ahora, nuestro pollo es lo de menos' y al que acompañan mensajes como que en KFC “trabajamos cada día para que nuestro pollo le guste a todo el mundo, pero esta vez nos conformamos con que os guste este Bucket”.

Por cada bucket KFC donará alimentos para dar de comer a una persona durante un día

Pablo Calavia, Senior Communication Marketing Manager de KFC Iberia, ha explicado que “con esta campaña queremos incentivar la colaboración de la ciudadanía, sean seguidores de la marca o no. Que puedan aportar su granito de arena en esta situación de emergencia social y sanitaria”.

Los interesados podrán colaborar a través de la compra de un ‘Bucket Solidario’, en cualquiera de sus tres modalidades: para una persona, para dos y para tres.
Por la compra de cada uno de ellos, la marca hará una donación a FESBAL correspondiente a los alimentos básicos necesarios para dar de comer a una persona durante un día completo.

La acción ya está en activo y estará disponible hasta el próximo 3 de agosto a través de distintos canales de venta: KFC Auto, con el servicio 'para llevar' o para consumir en sus establecimientos una vez que el Gobierno permita a los restaurantes volver a la reapertura de las salas interiores.

Esta iniciativa se lleva a cabo pocas semanas después de que la cadena de restaurantes KFC realizase una donación a FESBAL de 10 toneladas de alimentos para combatir las necesidades generadas por el COVID-19.

Además, la cadena mantiene en activa Harvest, una iniciativa global que cuenta con casi 30 años de recorrido y que tiene como principal objetivo combatir el hambre y la lucha por disminuir el desperdicio alimentario. Hasta la fecha ya se han donado más de 60.000 menús a los colectivos más desfavorecidos en España.