Formulario de búsqueda

Jeff Bezos podría estar invirtiendo en Altos Labs, una start-up de rejuvenecimiento y reprogramación biológica

  • La compañía habría recibido más de 270 millones de dólares por parte de inversores y magnates tecnológicos
  • El objetivo de Altos Labs es investigar y estudiar el envejecimiento celular y, en última instancia, trabajar para revertirlo

Tras viajar al espacio a bordo del cohete suborbital New Shephard con su compañía Blue Origin, parece que la nueva frontera de Jeff Bezos es la de la conquista de la juventud. Junto a otros multimillonarios, el fundador de Amazon podría estar destinando parte de su fortuna a financiera una empresa emergente dedicada a descubrir cómo revertir el proceso de envejecimiento llamada Altos Labs.

Según informa MIT Tech Review, Altos Labs estaría trabajando en la aplicación de tecnología de reprogramación biológica, una técnica para rejuvenecer las células en laboratorio que algunos científicos creen que podría extenderse para revitalizar cuerpos de animales enteros y, en última instancia, prolongar la vida humana. Además, la compañía estaría planeando establecer varios institutos en mercados como Estados Unidos, Reino Unido y Japón; y para lograr su misión estaría reclutando “un gran grupo de científicos universitarios con salarios lujosos” y la promesa de realizar “una investigación sin restricciones sobre cómo envejecen las células y cómo revertir ese proceso”.

El multimillonario Yuri Milnes, conocido por sus inversiones en ciencia, también está involucrado en Altos Labs

Además de Bezos, en el proyecto puesto en marcha a principios de este año estaría también involucrado Yuri Milner, un multimillonario ruso-israelí conocido por sus inversiones en proyectos de ciencia y tecnología, y su esposa Julia. La compañía podría contar con el apoyo de inversores de capital y otras figuras adineradas vinculadas a la industria tecnológica. Es más, Will Gornall, profesor de la escuela de negocios de la University of British Columbia, asegura haber tenido acceso a documentos de la empresa y sostiene que Altos Labs podría haber recibido hasta 270 millones de dólares en financiación.

Entre los científicos que, tal y como recoge MIT Tech Review, se unirían a Altos se encuentran Juan Carlos Izpisúa Belmonte, biólogo español del Instituto Salk (La Jolla, California), quien ha ganado notoriedad por la investigación que mezcla embriones humanos y de mono; Steve Horvath, profesor de UCLA y desarrollador de un "reloj biológico" que puede medir con precisión el envejecimiento humano; o Shinya Yamanaka, quien compartió el Premio Nobel en 2012 por el descubrimiento de la reprogramación celular. Según informa el medio, este último será un científico senior no remunerado y presidirá el consejo asesor científico de la empresa.

Según informa MIT Tech Review, Manuel Serrano, del Instituto de Investigación en Biomedicina, en Barcelona, también se sumaría al proyecto. En declaraciones al medio, asegura que “la filosofía de Altos Labs es realizar una investigación impulsada por la curiosidad” y que “a través de una empresa privada, tenemos la libertad de ser audaces y explorar”. Además, señala que aunque los tratamientos para enfermedades del envejecimiento podrían valer miles de millones, Altos no planea ganar dinero al principio. “El objetivo es entender el rejuvenecimiento”, ha dicho Serrano. "Yo diría que la idea de tener ingresos en el futuro está ahí, pero no es el objetivo inmediato".

La industria del rejuvenecimiento

Más allá de descodificar las claves de la juventud, la de la reprogramación celular es un mercado que podría llegar a generar miles de millones en beneficios. En este sentido, ya son varias las compañías que a nivel internacional están tratando de generar avances en este camino, entre ellas, Life Biosciences, Turn Biotechnologies, AgeX Therapeutics y Shift Bioscience. No osbtante, sus esfuerzos aún no han llevado a ningún tratamiento probado en personas en ensayos clínicos.  

El propio Jeff Bezos ya ha financiado anteriormente investigaciones similares, puesto que en 2018 invirtió en Unity Biotechnologies, una empresa de biotecnología cuyo objetivo es realizar terapias antienvejecimiento. Fue fundada en 2009 por Nathaniel David y un grupo de profesores de ciencias biológicas y su misión principal está relacionada con la senescencia celular, es decir, la investigación de células más viejas que han dejado de dividirse y que parecen ser una de las causas de la aparición de las enfermedades asociadas con el envejecimiento.

Larry Page, Cofundador de Google, invierte en Calico Labs

Otros empresarios de Silicon Valley también se han interesado por este terreno. En 2013, Larry Page, Cofundador de Google, anunció el respaldo de la tecnológica a la empresa Calico Labs, una compañía de biotecnología centrada en la investigación del envejecimiento y enfermedades asociadas. Al igual que Altos Labs, Calico también contrató a figuras científicas de élite y les otorgó presupuestos generosos, y ha iniciado un laboratorio cuyo enfoque es la reprogramación.

En nuestro país, la farmacéutica Grifols también ha iniciado ha demostrado su interés por la cuestión, puesto que a finales del año pasado adquirió la totalidad de las acciones de Alkahest, una compañía especializada en rejuvenecimiento. Algunas de las terapias qyue ha desarrollado para tratar enfermedades relacionadas con la edad, como el Alzheimer o el Parkinson, están ya en fase 2 de ensayos clínicos y próximamente dará a conocer los resultados.