Formulario de búsqueda

Jeff Bezos y Blue Origin completan su primer viaje tripulado al espacio: "Best day ever!"

  • El fundador de Amazon ha formado parte de la primera tripulación humana del New Shepard
  • La nave ha superado los 100 km sobre la superficie terrestre, alcanzando durante unos instantes la gravedad cero

Estoy increíblemente bien. ¡El mejor día de mi vida!”.

Después de que Richard Branson y Virgin Galactic completaran con éxito su primer viaje al espacio con tripulación la semana pasada, la competición por la conquista del espacio de las grandes corporaciones ha añadido un nuevo capítulo a su historia. En esta ocasión, es el turno de Jeff Bezos, quien hoy ha alcanzado la Línea Kármán que separa la atmósfera del espacio exterior a bordo de un cohete de Blue Origin, la compañía aeroespacial de su propiedad.

El New Shepard ha volado por encima de la distancia alcanzada por Virgin Galactic

Fundada en el año 2000, la empresa ha centrado sus esfuerzos en el desarrollo de tecnología espacial con el objetivo de convertirse en una de las primeras firmas de turismo espacial. Tras 15 misiones consecutivas exitosas al espacio, el cohete suborbital New Shepard ha completado su primer viaje con tripulación, alcanzando los 100 kilómetros de altura sobre la superficie terrestre. De esta forma, el vuelo, que ha durado aproximadamente unos 11 minutos y se ha iniciado desde una ubicación remota en el desierto al oeste de Texas, ha superado en 15 kilómetros los recorridos por Virgin Galactic hace unos días.

Tal y como estaba previsto, la nave ha despegado a las 15:00 hora española, aunque el evento ha sido retransmitido por streaming desde 90 minutos antes del lanzamiento. En este tiempo, se ha realizado una cobertura en directo del evento en la que se ha repasado la trayectoria de la compañía, se ha informado sobre el proceso de instalación de la nave, y se ha entrevistado al equipo técnico involucrado en el proyecto.

Además, se ha podido contemplar como los tripulantes subían a la cápsula y se ultimaban los detalles del lanzamiento. En vídeos pregrabados, el propio Jeff Bezos ha compartido sus impresiones ante el vuelo y ha mostrado algunos momentos de los entrenamientos realizados en las horas previas al lanzamiento del New Shepard. Como se pudo saber hace unas semanas, estos “astronautas” debían cumplir una serie de requisitos, entre ellos, contar con una buena forma física, medir entre 1,5 y 1,9 metros y pesar entre 50 y 101 kilos. Además, debían poder abrocharse y desabrocharse el arnés de su asiento en menos de 15 segundos y y soportar hasta 5.5G de fuerza durante el descenso.

Los tripulantes han podido contemplar la Tierra durante unos instantes

Según lo planeado, durante el despegue el cohete ha alcanzado Mach 3 (tres veces la velocidad del sonido) y ha acelerado hasta los 3G (tres veces la gravedad terrestre). Transcurridos aproximadamente 3 minutos desde el lanzamiento, la cápsula se ha desprendido del cohete a unos 70 kilómetros de la superficie. En su ascenso, los tripulantes han comenzado a sentir los efectos de la microgravedad y una vez superada la línea Kármán Bezos y compañía han podido admirar durante unos minutos la Tierra desde las enormes ventanas del habitáculo.

Tras esto, la cápsula ha iniciado su descenso y ha aterrizado con seguridad, y entre vítores y exclamaciones de alegría, a pocos kilómetros del lugar del lanzamiento. "Tienes una tripulación muy feliz aquí", ha comentado Bezos a la persona responsable del control y monitorización de la cabina durante el vuelo.

"Felicitaciones a todo el pasado y presente del Team Blue por alcanzar este momento histórico en la historia de los vuelos espaciales", ha comentado la compañía en su cuenta oficial de Twitter. "Esta primera tripulación de astronautas se ha inscrito en los libros de historia del espacio, abriendo la puerta por la que pasarán muchos más".

A las felicitaciones se ha sumado, precisamente, su competidor en la carrera corporativa espacial. "Bien hecho Blue Origin, Jeff Bezos, Mark, Wally y Oliver", ha comentado Richard Branson en Twitter. "¡Impresionante! Los mejores deseos para la tripulación de mi parte y del equipo de Virgin Galactic".

Un nuevo camino hacia el espacio

En una rueda de prensa posterior, Jeff Bezos ha mostrado su agradecimiento al equipo de Blue Origin. "Quiero agradecer a todos los ingenieros y técnicos que han trabajado duro para conseguir que esto suceda. Llevan trabajando en ello durante muchos años y han creado un vehículo seguro y confiable", ha comentado el empresario. También ha bromeado y se ha acordado del gigante del comercio electrónico. "Gracias a los trabajadores de Amazon y a los consumidores, habéis pagado por esto. Gracias desde el fondo de mi corazón".

"Ver con nuestros propios ojos la fragilidad de la Tierra ha sido maravilloso"

Bezos también ha valorado el vuelo y la experiencia vivida durante todo el proceso. En el encuentro se ha podido ver cómo, durante el momento de gravedad cero, la tripulación ha disfrutado de las vistas y ha tenido incluso tiempo de jugar con una pequeña pelota. "Mis expectativas estaban altas, pero han sido excedidas dramáticamente. He sentido la gravedad cero como algo muy normal, una experiencia muy placentera", ha comentado. "La parte más profunda ha sido mirar a la Tierra. Todos los que han viajado al espacio han dicho que es algo que les cambia, por su fragilidad, y puedo confirmarlo. La atmósfera es gigantesca, somos cosas insignificantes. Ver con nuestros propios ojos esa fragilidad ha sido maravilloso".

Más allá de la experiencia personal, Bezos ha reflexionado sobre lo que supone el acontecimiento para la carrera espacial y la sostenibilidad. "Lo que hemos hecho no es solo aventura y diversión. Lo que estamos haciendo es el principio de algo importante. Las grandes ideas empiezan con pequeñas cosas. Lo sé porque puse en marcha Amazon hace treinta años", ha asegurado el multimillonario. "Vamos a construir un camino hacia el espacio para que nuestros hijos y nietos puedan construir el futuro. Y necesitamos hacerlo para resolver los problemas en la Tierra. No se trata de escapar al espacio. Este es el único planeta bueno del sistema solar y tenemos que cuidar de él. Esto va a costar décadas, porque es una gran visión. Trabajaremos en esto ferozmente".

La tripulación del New Sheppard

El que hasta hace unos días ostentaba el cargo de CEO de Amazon no ha logrado este hito en solitario. En este histórico periplo y la consecución de un sueño personal de la infancia, a Jeff Bezos - que durante el vuelo ha adoptado el sobrenombre de “Demo”- le han acompañado otras tres personas. El hermano del multimillonario, Mark Bezos, también ha protagonizado este hito. El actual Director de la Bezos Family Foundation es también bombero voluntario y cuenta con una labrada trayectoria profesional en publicidad, habiendo trabajado en la agencia DDB y cofundado su propia empresa de marketing, Bezos Nathanson.

Junto a ellos, ha viajado también Wally Funk, una piloto jubilada que formó parte del programa formativo para mujeres de la NASA, Mercury 13, durante la década de los 60. Sin embargo, tras prepararse como astronauta, la agencia no permitió que volase. Hoy, de la mano del fundador de Amazon, se ha convertido en la persona más mayor en llegar al espacio.

Por su parte, y en el extremo opuesto, con tan solo 18 años, el holandés Oliver Daemen, futuro estudiante de la Universidad de Utrecht, será la persona más joven en llegar al espacio. Ha logrado su asiento en la nave de Blue Origin después de que su padre emitiera la segunda puja más alta en la subasta de tickets para el viaje. La puja más alta, 28 millones de dólares, fue realizada por un usuario cuya identidad es desconocida y que ha rechazado finalmente su asiento debido a “cuestiones de agenda”.

El precio de este billete, como dio a conocer la compañía, se donará a Club for the Future, la fundación de Blue Origin, con el objetivo de inspirar a las próximas generaciones a seguir carreras en STEM y ayudar a inventar el futuro de la vida en el espacio.

Desde Times Square

Junto a lo más de 640.000 personas que han visto el primer vuelo con tripulación del New Sheppard en directo a través del canal oficial de Blue Origin en YouTube, los transeúntes de algunas ciudades también han podido observar el desarrollo del lanzamiento desde la calle. Habitantes de Nueva York, Las Vegas y Toronto han sido testigos del acontecimiento a través de vallas publicitarias.

Branded Cities, compañía con sede en Phoenix, alcanzó un acuerdo con Blue Orrigin para retransmitir en directo el lanzamiento del cohete. Quienes en ese momento transitarán las avenidas han podido contemplar la hazaña de Bezos en las pantallas ubicadas el edificio Thomson Reuters en Times Square en Nueva York, el Harmon Corner en el centro de Las Vegas Strip y el popular distrito comercial Yonge-Dundas de Toronto.

Nadie ha transmitido en directo desde el espacio exterior a vallas publicitarias digitales”, comentó Steve Ellman, CEO y fundador de la compañía. “Estamos apoyando a la familia Bezos y la exploración espacial. Realmente es un gran día para la humanidad”. No obstante, la iniciativa ha buscado poner en valor los emplazamientos publicitarios de la exclusivista ante las marcas. “Esto es tan único que esperamos que abra los ojos de los especialistas en marketing a lo que pueden hacer”.