Formulario de búsqueda

Ikea convierte su albóndiga en un producto vegetariano y lo explica con este exquisito vídeo

Compartir en:

Ikea convierte su albóndiga en un producto vegetariano y lo explica con este exquisito vídeo

  • Con esta acción, la marca sueca amplía el público potencial de su producto
  • Según la compañía, este cambio permite reducir un 96% la huella de carbono

Agosto llega con una novedad destacada en Ikea, y no se trata de muebles, sofás o artículos de decoración, sino de su nueva albóndiga vegetal. Y es que este alimento se ha convertido en uno de los productos más populares de la marca sueca en su restaurante.

"Con la nueva albóndiga vegetal ofrecemos una alternativa más sostenible"

La propia CEO y CSO de Ikea Ibérica, Petra Axdroff, ha compartido la noticia en su perfil de LinkedIn.
“Hemos recreado la icónica albóndiga IKEA con proteína de guisante, avena, patatas, cebolla y manzana”, aunque también lleva tomate, champiñones, aceite de oliva, limón y pimienta negra, ente otros ingredientes.
Para explicarlo, la marca ha lanzado un exquisito vídeo con una producción a la altura de la popularidad de su mítica albóndiga. 

Según Axdroff, este cambio no merma el sabor del producto, pero sí ayudará a reducir un 96% la huella de carbono. Esto significa un paso más de la marca en su compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad. “Para reducir la huella climática del negocio de alimentos de IKEA, necesitamos reducir la cantidad de albóndigas tradicionales que vendemos”, explica Sharla Halvorson, Health & Sustainability Manager del Negocio Global de Comida de Ikea.

“Con la nueva albóndiga vegetal, podemos ofrecer a los amantes de la carne una alternativa más sostenible, sin comprometer el sabor de la albóndiga de Ikea que muchos adoran”, defiende Sharla. La albóndiga estará disponible en los restaurantes de Ikea desde el 1 de agosto.

Una receta compartida

La albóndiga se ha convertido en el plato estrella de Ikea. Tal es el interés de sus clientes que, durante la cuarentena, la compañía decidió compartir su receta con un manual de instrucciones similar a los que acompañan a sus muebles.

_alt_

Gracias a esta ingeniosa y idea corporativa, los amantes de las albóndigas de Ikea que no quieran renegar de la carne todavía pueden volver a saborearlas. Aunque sea en sus casas.