Formulario de búsqueda

Un pueblo de León crea su propio marketplace

Compartir en:

Un pueblo de León crea su propio marketplace

  • La plataforma comenzará a operar el 1 de julio, difundiendo y ofreciendo productos y actividades locales
  • El objetivo es que la propuesta se extienda a otros municipios para aumentar la oferta y posibilidad comercial

Fabero, un municipio situado en la comarca de El Bierzo (León), ha decidido crear un marketplace para fomentar las ventas de los comercios de la zona e impulsar su economía tras la crisis del coronavirus.

El propio Ayuntamiento ha ayudado a financiar la iniciativa

La plataforma ha nacido de la campaña #AdoptaunaPYME, ideada por la agencia de marketing Social WoW, que ha creado el emprendedor Ismael Teijón durante el confinamiento.
El propio Ayuntamiento de Fabero ha subvencionado esta iniciativa, en la que participan 120 pymes de la región, como forma de ayudar al comercio local tras la pandemia.

Además, esta propuesta pretende incentivar el proceso de digitalización de esta zona rural y ofrecer nuevos escaparates que otorguen visibilidad y presencia en el mundo digital a los pequeños productores, empresarios y comerciantes.

_alt_

Cartel de la iniciactiva #FaberoAvanza

“Fabero avanza y apuesta por la innovación y la digitalización para apoyar a nuestros comercios y para que se active de nuevo la economía tras unos meses duros”, ha defendido la alcaldesa del municipio, Mari Paz Martínez.

La plataforma comenzará a operar el 1 de julio, difundiendo los productos y actividades de los locales, tanto en la propia aplicación como en redes sociales (Instagram y Facebook), que van a ser el altavoz de todo lo que suceda en el municipio y sus comercios.

Social WoW ofrece los servicios de digitalización, especializados en cada sector, ayudando en la creación de e-commerce y coordinando la actividad con plataformas de envío de productos. El objetivo es que esta red digital se amplíe y llegue a acuerdos con otros ayuntamientos para que apuesten por la digitalización y subvencionen la totalidad o parte del proyecto, para que los comercios no sufran a la hora de realizar la inversión inicial.

Esta propuesta ha abierto una ventana a las poblaciones rurales hacia el comercio digital y las posibilidades que ofrece internet. En mayo, durante el confinamiento, también apareció en Vigo la app DBarrio, centrada en servicios de delivery local. Pasos que ayudan a imaginar un futuro donde lo digital no sea necesariamente global.