Formulario de búsqueda

Ignacio Rivera: “Innovar no es quedarse en la zona de confort predicando, sino salir a aprender”

Compartir en:

Ignacio Rivera: “Innovar no es quedarse en la zona de confort predicando, sino salir a aprender”

  • Estrella Galicia ha decidido asesorar a varios jóvenes emprendedores en su programa The Hop
  • Según Ignacio Rivera, CEO de la compañía, esto les está ayudando a salir de su zona de confort

The Hop, el programa de emprendimiento que se enmarca dentro del plan de transformación digital de Estrella Galicia, sigue su rumbo estos meses. Los emprendedores seleccionados por la compañía están avanzando en sus modelos de negocio, recibiendo mentoring de la empresa y también de otros emprendedores de éxito.

Precisamente en una de estas sesiones de mentoring con otros profesionales hemos podido hablar con Ignacio Rivera, Consejero Delegado de Estrella Galicia, sobre los motivos por los que la compañía está desarrollando este proyecto.

RW. Ignacio, ¿por qué estáis haciendo todo esto?

I.R. Sobre todo por ayudar a los demás. Pero también, siendo sincero, por ayudarnos a nosotros mismos. Este proyecto nos está moviendo y haciendo que mentoricemos a personas, no solo para enseñarles nuestro pasado y experiencia, sino también para aprender todas las aportaciones que nos puedan hacer.

“Desde el principio nos planteamos que no íbamos a incubar por incubar”

RW. ¿Y estáis aprendiendo?

I.R. Yo creo que sí. Personalmente con The Hop estoy muy contento y no me imaginaba tanto éxito en una primera convocatoria. Además, creo que ellos también están aprendiendo. Y nosotros, desde el principio, nos planteamos que no íbamos a incubar por incubar, sino realmente encontrar proyectos que nos ayudasen en toda la cadena de valor y tener proveedores in house frescos, con ganas de trabajar. Eso es magia pura. Estoy deseando que salgan los proyectos piloto.

RW. Hablando de magia, ¿cómo has hecho posible que Estrella Galicia sea la cerveza más querida?

I.R. Intentando que no sea la más vendida. Para ser el más querido de un sector tienes que intentar cambiar algo, y nosotros nos creemos el Robin Hood de la cerveza. Luchamos contra la estandarización de la cerveza. Así nos lo creemos y lo interiorizamos, para poder demostrarlo. En este sentido, tener una única fábrica es una ventaja porque aquellos que tienen cinco es imposible que en todas hagan la misma cerveza. También nos ayuda el hacerla a fuego lento, con calma, como la hacían mi abuelo y mi bisabuelo.

RW. ¿Eres heredero de las rentas?

I.R. Bueno, de una filosofía más bien. Ellos plantaban lúpulo y nosotros ahora también. Así que estamos implantando lo que hacían ellos, no hemos innovado mucho. Sí hemos hecho cosas distintas en el ámbito de los sabores, por ejemplo con la cerveza de percebes.

RW. Sí, probamos la de pimientos de padrón en la oficina...

I.R. ¿Y os gustó?

RW. No a todos... Quizá porque era una expectativa truncada. La gente pensaba que iba a saber a algo que no fueran pimientos de padrón.

I.R. Bueno, para eso está. Para divertirse. Y en ese modelo en concreto, decirle al maestro cervecero que metiera ese sabor... ¡Pensó que estábamos locos! Y con la de percebes igual, me pidió ayuda para dar con el sabor. Pero al final lo ha terminado haciendo, saliendo de su zona de confort, que es algo que deberíamos experimentar todos.

RW. ¿Dirías que ese es el modelo de innovación en el sector cervecero?

I.R. Sí, esto es incómodo. Al estar incubando, es como si tuvieras que saberte todas las preguntas que te hacen.

RW. ¡Como un examen!

I.R. Sí, no es estar en tu zona de confort predicando, sino estar aprendiendo. Y eso, para mí, es divertido.

“La clave está en rodearse de buena gente, que es la que ayuda a hacer las cosas”

RW. La gente que conoce Estrella Galicia desde dentro dice que es fascinante ver el funcionamiento y la magia que hay en vuestra empresa. ¿A qué se refieren? ¿Hay toboganes en la oficina?

I.R. En el caso de The Hop, les hemos recibido muy bien. Como estamos desarrollando proyectos con ellos, no les estamos dando una formación sin más. Les estamos integrando en el día a día, lo cual les hace aprender muchísimo. Y tenemos también muy buen programa de mentores. En Estrella Galicia tenemos una cultura única muy clara, que es ser la cerveza más querida, no la más vendida. Y eso nos lo tomamos en serio a la hora de hacer una cerveza diferente. Por otro lado, de cada dos empleados uno tiene una antigüedad menor de 4 años, lo cual nos permite ser frescos y que la gente se integre en nuestra filosofía y mueva a los que lleva más tiempo en la compañía. Pero sobre todo la clave está en rodearse de buena gente, que es la que ayuda a hacer las cosas.

RW. Pero no todo serán aciertos, también cometéis errores, ¿no?

I.R. Sí, muchos. Cuando empezamos a abrir mercados internacionales, por ejemplo. En Portugal yo no terminé de entender cómo había que entrar en el mercado. También hemos lanzado productos intentando innovar de más. Pero creo que en la vida te tienes que equivocar porque si no, no estás arriesgando lo suficiente. Que el objetivo no sea equivocarse, claro, pero hay que aprender de los errores.

RW. ¿Qué reto te marcas para este año?

I.R. Yo siempre tengo dos retos en la cabeza. Uno es ser diferentes y el otro es ser internacionales, algo para lo que ya estamos haciendo muchos esfuerzos e inversiones fuera de España. Porque si no salimos fuera, nos acabaremos convirtiendo en una marca mainstream y llegará alguien más listo que haga un producto más estándar. Tener negocio fuera de España exige reinventarse.

“Intentamos ser circulares y que nuestra cadena de valor no dañe nuestro mundo”

RW. ¿Recomendarías a otras empresas realizar programas como The Hop?

I.R. Sin duda, es algo que hay que hacer desde la filosofía de intentar aprender, no solo enseñar. Pero para eso hay que sufrir y estar incómodo... Se trata de ser humilde.

RW. Por último, ¿Qué haces en tu día a día para que este mundo sea un poco mejor?

I.R. Yo creo que luchar contra la estandarización de la cerveza. Es una bebida que te ayuda a vivir momentos, a arreglar problemas, a compartir amistades... Y somos muchos los que ofrecemos cerveza, pero nosotros lo hacemos de manera diferente, somos unos guerreros big craft que no estamos en manos de ningún gran grupo. También intentamos ser circulares de forma que nuestra cadena de valor no dañe nuestro mundo.