Formulario de búsqueda

Los profesionales del marketing estadounidenses no esperan viajar por negocios hasta junio

  • Más del 75% de los encuestados no permiten actualmente viajes de negocios a sus ejecutivos
  • La distribución de la vacuna contra el coronavirus se considera como el principal factor para reanudar esta actividad

El sector del turismo y los viajes ha sido uno de los más afectados por la crisis del coronavirus. Las limitaciones a la movilidad y los confinamientos perimetrales impuestos como medida de prevención han sumido a esta industria en una de sus mayores recesiones económicas. Y más concretamente, los viajes de negocios se enfrentan a un impacto dramático y potencialmente duradero.

La pandemia ha trasladado gran parte de las relaciones laborales al entorno digital. Mesas de trabajo con el equipo, reuniones con clientes o conferencias y eventos se celebran desde hace meses, en su mayoría, a través de plataformas digitales de videollamada. La adopción del teletrabajo y la normalización de las herramientas virtuales para ejercer la actividad profesional podrían hacer que los viajes de negocios entre los especialistas del marketing en Estados Unidos no se recuperen hasta mediados de este año, como pronto.

Solo el 2,5% indicaron que estarían dispuestos a viajar en avión en un viaje de negocios

Así lo ha dado a conocer una investigación de la Association of National Advertisers (ANA) realizada entre el 18 y el 29 de enero entre 1.631 profesionales miembros y no miembros de la asociación. El 76% de los encuestados actualmente no permiten viajes de negocios a sus ejecutivos, y solo el 2,5% indicaron que estarían dispuestos a viajar en avión en un viaje de negocios.

El estudio desvela que solo el 10,3% de los profesionales comentaron que sus empresas permiten viajar actualmente, mientras que el 14% aseguró que necesita obtener la aprobación de la dirección o identificar una necesidad crítica del cliente antes de reservar un viaje. No obstante, el 43% de los participantes en la investigación dijeron que aprueban sus propios desplazamientos nacionales.

En el momento en que se llevó a cabo la encuesta, menos del 4% de los encuestados esperaba que sus empresas restablecieran los viajes entre los meses de febrero y mayo. Sin embargo, casi el 13% esperan que los viajes aumenten en junio, un número que se eleva hasta el 23% respecto a  julio y casi al 30% de cara a agosto. “La mayoría de las empresas anticipan un repunte en los viajes a finales de este año, y ese número aumenta gradualmente en los meses de otoño”, ha explicado Bob Liodice, Director Ejecutivo de ANA. “Es posible que no alcancemos los niveles pre-covid, pero las señales son positivas de que nos dirigimos en la dirección correcta”.

Sin embargo, los hay que son más pesimistas. El 16% de los encuestados dijeron que no será hasta el año 2022 cuando la dirección de la empresa permita los viajes de negocios; mientras que más de un tercio comentaron que no estaban seguros de cuando sería el momento para el regreso de este tipo de viajes.
Estas tendencias también se extienden a los desplazamientos personales. Cuando se preguntó si estarían dispuestos a viajar en avión por motivos personales, menos del 20% dijeron que sí lo harían; y más de la mitad (55%) opinaron que no querían viajar ni por negocios ni por placer.

Atendiendo a aquellos elementos que podrían hacer que viajar fuera más aceptable y cómodo, el 75% de los profesionales del marketing señalaron "estar inmunizado” como el principal factor y el 70% indicaron "tener una amplia distribución de la vacuna contra el coronavirus". Además, los protocolos de limpieza de aerolíneas y hoteles también son factores esenciales de cara al regreso de los viajes de negocios, aunque significativamente en menor que la distribución de vacunas. Algunos encuestados señalaron que solo viajarían cuando hubiera una disminución sustancial en el número de contagios.