Formulario de búsqueda

Las empresas suizas deberán pagar parte del alquiler a sus empleados en régimen de teletrabajo

Compartir en:

Las empresas suizas deberán pagar parte del alquiler a sus empleados en régimen de teletrabajo

  • La ley suiza dictamina que el teletrabajador tiene derecho a solicitar una compensación por el alquiler de su vivienda
  • La sentencia contempla excepciones, pero no tiene en consideración las circunstancias derivadas del coronavirus

El Tribunal Supremo Federal de Suiza ha resuelto que las empresas del país deben pagar parte del alquiler a sus empleados si estos trabajan desde sus casas a petición de los responsables de las compañías.

Para ello, se basan en una resolución fechada en abril de 2019, que hace referencia a una compañía de contabilidad. Entonces la empresa alegaba que no había llegado a un acuerdo previo con su empleado en este sentido, por lo que aseguraba que quedaba exenta de abonar parte de la renta.

Se contempla una compensación retroactiva para el empleado una vez haya abandonado la empresa

Sin embargo, el alto tribunal suizo rechazó esta defensa y dictaminó que el teletrabajador tiene derecho a solicitar el pago de la renta una vez realice sus labores desde casa. Además, contempla el derecho a reclamar una compensación con carácter retroactivo y equivalente a una parte del alquiler cuando haya abandonado la empresa.

En este sentido, el veredicto no resulta sorprendente, pues la ley suiza obliga a los empleadores a reembolsar a los trabajadores todos los gastos derivados de la realización de sus tareas y funciones en el hogar. Por tanto, en régimen de teletrabajo, el pago del alquiler formaría parte de dichos gastos, aunque esto solo sería aplicable a empleados asalariados y no para aquellos profesionales que trabajen por cuenta propia.

La compensación por el alquiler de la vivienda se sumaría a la lista de costes asumibles por las compañías, junto a otros conceptos como internet, la línea telefónica o los materiales de oficina, un debate que en Reason Why planteamos hace unos días, aplicado al contexto español.
En nuestro país, la falta de regulación en el modelo laboral de teletrabajo no especifica qué gastos deben ser asumidos por la empresa, por lo que todo ello quedaría en manos de los acuerdos privados que se establezcan entre el empleador y el trabajador.

A pesar de todo, la sentencia hecha pública por el diario suizo Tages-Anzeiger en plena crisis sanitaria, no contempla que se pueda solicitar una compensación a raíz del teletrabajo impuesto por el COVID-19, sino que hace referencia a un trabajo de larga duración y bajo petición del empleador. Sin embargo, sí se pueden producir excepciones, como que el trabajador se vea obligado a ampliar su vivienda para realizar su trabajo correctamente desde casa.

Desde la Confederación Suiza de Sindicatos valoran positivamente la sentencia, pues consideran que es injusto que las compañías hagan uso del teletrabajo para ahorrarse el alquiler de las oficinas y deriven ese coste en sus propios empleados. La ley suiza entiende, por tanto, que si a partir de ahora las empresas pretenden que sus empleados trabajen desde casa, deberán compensarles una parte del alquiler.