Formulario de búsqueda


Corita Kent: la historia de la artista y monja rebelde

Compartir en:

Corita Kent: la historia de la artista y monja rebelde

  • Corita Kent se alejó de la obediencia religiosa para protestar, con su arte, sobre la guerra, los derechos civiles y el racismo
  • Sus obras son de los años 50 y 60, pero muchos de sus mensajes encajan con el clima político actual

Imagen: Corita Art Center, Immaculate Heart Community, Los Angeles, California

Combinar la vida eclesiástica con el arte como forma de protesta social no es lo más común. Pero esa es la historia de Corita Kent: una monja controvertida y rebelde. Alguien que se alejó de la obediencia religiosa para protestar sobre la guerra, los derechos civiles y el racismo.

Esta es la historia de la peculiar vida de la artista, sus conflictos con la religión, y sus actos de protesta a través del arte.

La vida de la Corita Kent

Kent nació en 1918 en el seno de una familia católica en Los Ángeles, California. Se convirtió en monja cuando tenía 18 años, uniéndose al Colegio de las Hermanas de Inmaculado Corazón, donde estuvo durante 30 años. Además un convento, el recinto incluía una escuela privada y una universidad donde se enseñaban todo tipo de materias. Fue ahí donde Kent se comenzó como artista, completando estudios en tanto en arte como en historia del arte.

Kent comenzó enseñando arte en la universidad

En sus inicios pasó la mayor parte del tiempo enseñando arte en la universidad. A pesar de su enseñanza más tradicional, Kent mantuvo un punto de vista avanzado para la época, con visión de futuro. De hecho instaló talleres de impresión y enseñó a sus estudiantes a pintar imágenes y propaganda religiosa con un color brillante, adoptando incluso un toque de pop art inspirado en Andy Warhol.

A partir de sus 40 años, Kent comienza a dedicar menos tiempo a la enseñanza y más a su propio arte. Incorpora colores más atrevidos y descarados, e incluye controvertidos mensajes sobre política y la religión Católica. Utiliza técnicas contemporáneas y radicales, lo que le hace ganarse el mote de “pop art nun”.

corina-kent

El arte de Kent y Andy Warhol

Los años en los que Kent desarrolló su trabajo creativo coinciden con la época de Andy Warhol. Y aún así, su trabajo no consiguió recopilar la misma fama o respeto.

Donna Steele es Conservadora en el Museo de Arte y Craft de Ditchling, donde se puede verse una exhibición sobre la artista. Y comenta que, en su opinión, la monja ha sido marginada. “Su trabajo no es tan conocido como el de Warhol. El hecho de ser una mujer y además monja no le ha ayudado. Pero ahora hace que sea atractivo aprender sobre ella: era una radical”.

La fase política de los años 60

A lo largo de los años, según va progresando cronológicamente, el trabajo de Kent se vuelve menos religioso, y más político y literal. Su trabajo pasa de ser abstracto y figurativo, con piezas religiosas, para convertirse prácticamente en texto y tipografía.

Su trabajo pasa de ser abstracto y figurativo, con piezas religiosas, para convertirse en texto y tipografía prácticamente

Este cambio de estilo dentro de su obra también refleja un cambio en la vida de la artista. Apostaba por un tipo de catolicismo accesible, que invitaba a un mayor rango de gente. Como resultado muchos de sus trabajos no eran bien vistos por la comunidad católica más convencional, y sus acciones comenzaron a ser cada vez más atacadas por la Iglesia.

El conflicto que existía entre la religión y la búsqueda de justicia social se hizo tan obvio que en 1968, con 50 años de edad, renunció a sus votos, dejó de ser monja, y se mudó a Boston.

En aquellos años la política monopolizó prácticamente su discurso. Creó trabajos comentando las relaciones interraciales, los movimientos de los 60 sobre los derechos civiles, el asesinatos de Martin Luther King Jr., y la guerra de Vietnam.

come-home-america-corita-kent

En 1972 crea una pieza con el nombre de "Come Home America", que analiza el estado político de América del Norte. Esta obra marca el cierre del período más radical de Kent. En los 70 cambió los colores más atrevidos por pasteles y acuarelas, enviado un mensaje más sereno.

En 1974 fue diagnosticada con cáncer. Y murió en 1986 con 67 años de edad.

El renacer del trabajo de Kent en 2018

El trabajo de Kent renace este 2018, lo que hubiera sido el cumpleaños número 100.

En los años 70 cambia los colores más atrevidos por pasteles y acuarelas

La exhibición de su trabajo en el Museo de Arte y Craft de Ditchling parece perfectamente creado para la era de protesta en la que nos encontramos en la actualidad. Steele coincide que el clima político actual encuentra un eco en el tipo de trabajo que Kent estaba haciendo. “Interroga todo tipo de políticas de una forma elegante y sofisticada. Y, por encima de todo, su trabajo envía un mensaje de amor y de esperanza”.

La exhibición muestra 20 años de trabajo de Kent, desde 1952 hasta 1972. Una muestra de 40 piezas que reflejan la transformación cronológica de la artista a medida que su trabajo se vuelve menos religioso y más político y literal.

corita-kent

corita-kent

corita-kent