Formulario de búsqueda

Esta campaña nos recuerda que la comida no se tira

Compartir en:

Esta campaña nos recuerda que la comida no se tira

  • Si fuera un país, el desperdicio de alimentos sería el tercero más contaminante solo por detrás de Estados Unidos y China
  • Too Good To Go ha lanzado una campaña de concienciación con la agencia creativa Socialclub y el ilustrador John Holcroft

Al hablar de contaminación, las imágenes que se suelen venir a la cabeza son grandes fábricas con chimeneas expulsando humo. Sin embargo, no solo las factorías son fuentes de polución. Hay muchas cosas de nuestra vida cotidiana que son dañinas para el medio ambiente, como el desperdicio de alimentos.

La comida que tiramos a la basura supone el 8% de las emisiones de CO2 mundiales

Un tercio de la comida que se produce en el mundo es desperdiciada cada año. Ese filete olvidado en la nevera, una manzana que rompe con los cánones estéticos, la barra de pan que no se ha vendido en la panadería o la comida que los restaurantes tiran. Cada alimento tiene una huella de carbono y esas desviaciones diarias hacia el cubo de la basura suponen hoy el 8% de las emisiones de CO2 mundiales. Si fuera un país, el desperdicio de alimentos sería el tercero más contaminante solo por detrás de Estados Unidos y China.

Con motivo de la Semana Europea de Desarrollo Sostenible que se celebra hasta el 5 de junio, Too Good To Go, la app que está luchando contra el desperdicio de alimentos, ha lanzado una campaña de publicidad para concienciar a la población sobre la relación entre el desperdicio de comida y el cambio climático.

De la mano de la agencia creativa Socialclub y el ilustrador John Holcroft, famoso por sus creaciones satíricas sobre las incoherencias de nuestra sociedad, se ha puesto en marcha una acción especial en las principales ciudades europeas y en plataformas digitales.

_alt_

En el caso de España, la campaña está activa en Madrid y Barcelona. Para ello se ha llevado a cabo un plan de medios que ha incluido en la capital madrileña jets de Metro, marquesinas digitales en calle, en los intercambiadores de Atocha y Sol y en centros comerciales (Madrid, Pozuelo y Móstoles) y por último en las pantallas del Palacio de la Prensa en Callao. Por su parte, en Barcelona se ha apostado por marquesinas de Metro, marquesinas digitales en algunas de las principales calles y en el intercambiador de la estación de Sants.

Se ha contado con el apoyo de influencers para dar mayor dimensión a la acción

Además, la campaña se está acompañando con presencia digital para toda España a través de las redes sociales de Too Good To Go, donde a diario se están compartiendo contenidos para concienciar sobre el desperdicio de alimentos y se ha contado también con el apoyo de algunos influencers para dar mayor dimensión a la acción. La compañía también ha creado el sitio web www.toogoodtogo.es/esdw donde ofrece información detallada sobre el problema del desperdicio de alimentos y la acción especial que está llevando a cabo.