Formulario de búsqueda

Ana Castro y Susana Bullido salen de Coca-Cola y ponen en marcha Sound, un proyecto propio

  • Ambas han trabajado durante más de 13 años en el departamento de Media & Connections de la multinacional
  • Sound busca asesorar a marcas medianas en inversión digital y a generar experiencias con sus audiencias

Poner un pie fuera de la compañía en la que has trabajado durante una década nunca es un trámite. Y aún menos si al cerrar la puerta en esta pone el cartel de “Coca-Cola Company”, pero cruzar la calle hacia otros proyectos es más fácil si lo haces de la mano con una de las personas que ha trabajado contigo codo con codo durante todo este tiempo, incluso antes de los años en la multinacional, en el mundo de las agencias, el “otro lado” al que ahora regresan Ana Castro y Susana Bullido con proyecto propio: Sound, el capítulo siguiente a su larga etapa en Coca-Cola y a más de 30 y 23 años de experiencia profesional, respectivamente.

Coca-Cola ha llevado a cabo recientemente un proceso de centralización

Para entender la fundación de Sound y la salida de Castro y Bullido de la compañía en la que han estado más de 13 años hay que acudir al reciente proceso de reestructuración que ha vivido la unidad de negocio en Europa de Coca-Cola hace un mes y que ha conllevado, entre otros, en el nombramiento de Carolina Aransay como Directora de Marketing o de Esther Morillas como nueva Directora de Marca Europa.  “Se trata de una gran reorganización a través de la que se van a centralizar todas las decisiones, incluida el área de Marketing. Se va a crear una gran business unit a nivel continental, que agrupará a 40 países, y se van a trabajar las estrategias a nivel europeo”, explica a Reason.Why Ana Castro justo el día en que echa a andar su nuevo proyecto Sound, al que define como una agencia basada en “las conexiones”.

Y para entender el sentido completo de esta palabra hay que acudir al propio departamento donde las dos socias fundadoras de Sound han coincidido en los últimos años, denominado “Media & Connections”, “porque nuestra manera de entender los medios va mucho más allá de los medios pagados. Queremos ayudar a las marcas a generar audiencias propias, a crear sus ecosistemas y a la transformación digital. Y defendemos que no hay nadie ahora mismo ofreciendo este servicio del modo que nosotros lo vamos a ofrecer, con un gran valor como es el de la independencia en nuestras recomendaciones, que van a ser independientes”, apunta Ana Castro.

Curiosamente, la Cofundadora de Sound ve una coyuntura favorable en el propio proceso centralizado de Coca-Cola que le ha llevado a ella y a su compañera Susana Bullido a emprender una nueva etapa. “Hay oportunidades en el mercado, porque existen muchas compañías que están tomando decisiones de centralizar y que están reduciendo equipos, por lo que consideramos que hay ventanas para ofrecer servicios externalizados”, indica Castro, que en los últimos años ha trabajado en planificaciones europeas, pero quien quiere volver a poner el foco en España con Sound, pensada con un foco nacional.

Sobre los servicios que ofrecerá, Ana Castro habla de dos grandes áreas:

  • Inversión digital: la nueva agencia promete poner el foco en la efectividad en la planificación de este tipo de inversiones para evitar el “miedo” que muchas marcas tienen, generando oportunidades y reduciendo el wastage en digital media. “Tenemos el foco en la efectividad, consiguiendo más con lo mismo y trabajando con total independencia y estos son retos que tanto Susana como yo hemos tenido que asumir tanto en Coca-Cola España como en Europa”.
  • Experiencia de marca: las dos socias de Sound afirman conocer bien los puntos de contacto poco convencionales como las integraciones o creaciones ad hoc de contenidos, la influencia en redes sociales o el licensing de marcas, un saber hacer que quieren aportar a sus clientes, “y no necesariamente con un anuncio, aquí cabe todo, un libro, un concierto… Existe una amplia variedad para generar experiencias que realmente están respondiendo a lo que la audiencia quiere”.

Y para argumentar ambos pilares, desde Sound lanzan referencias continuas a su pasado. El “tenemos experiencia en” acompaña a prácticamente todas las propuestas, un valor que queda claro con la foto de presentación de Ana Castro y Susana Bullido, donde aparecen rodeadas de un montón de galardones de proyectos en los que han participado a lo largo de los últimos años. Algunos de los trabajos reconocidos en los que han puesto su dedicación y que destacan como presentación son el festival Coca-Cola Music Experience, un “maravilloso caso de cómo utilizar la música para volver a enamorar con los jóvenes de la marca Coca-Cola”; “Benditos Bares”, la campaña de  apoyo a la hostelería ideada por Sra. Rushmore; o los Neox Fan Awards de Fanta.

En cuanto al cliente al que se dirigen, Sound piensa en marcas medianas “que no tengan equipos especialistas e internos y que busquen una externalización y enseñas valientes que asuman el reto de hablar con sus audiencias”. Y en cuanto al eslabón de la cadena que quieren ocupar, desde la agencia creada por Ana Castro y Susana Bullido dicen que no quieren sustituir a ningún partner, “no buscamos que nadie deje de tener una agencia de medios ni muchísimo menos. Queremos añadir una capa de valor más y hacer que las inversiones retornen y sean más efectivas”. Y ese concepto de efectividad está en la propia esencia del nombre escogido, “Sound”; una palabra polémica en inglés que también significa “fiable y certero”, dos valores que quieren transmitir a sus clientes.

Pero el significado fundamental de la palabra “Sound”, el sonido, estará muy presente igualmente en el día a día de este proyecto, porque a juicio de Ana Castro, la música está infrautilizada en general en el marketing "y es un conector espectacular de marcas y personas en un sentido amplio, con canciones, pero también usando a los músicos de influencers, que son hoy en día unos de los grandes prescriptores. Y además, esta industria ha sufrido mucho y parece que hay un momentum donde las marcas pueden tener presupuesto para darle un empuje creando así un buen marketing musical”.