Formulario de búsqueda

Alianza histórica de Adecco, ManpowerGroup y Randstad para la vuelta al trabajo

Compartir en:

Alianza histórica de Adecco, ManpowerGroup y Randstad para la vuelta al trabajo

  • Han cerrado una alianza estratégica para la preparación de la nueva normalidad y agilizar la vuelta al trabajo
  • Las medidas abarcan accesos y cuarentena, teletrabajo, planificación de turnos, higiene y salud, cumplimiento y comunicación

El desafío que la crisis sanitaria del COVID-19 supone para la economía y las personas está causando que negocios de todos los tamaños y sectores luchen por mantenerse a flote a pesar de la grave incertidumbre económica. Aunque es difícil predecir el impacto del virus en la economía mundial, la OIT (Organización Internacional del Trabajo) estima que en el segundo trimestre de este año las pérdidas de empleo alcanzarán a 195 millones de personas en todo el mundo, 12 de los cuales afectarán al continente europeo.

Es una alianza estratégica para la preparación de la nueva normalidad

La colaboración y coordinación por parte de todos los actores del entramado laboral (empleadores, gobiernos, sindicatos, instituciones y los propios trabajadores) es esencial. Ante esta situación de emergencia, Adecco Group, ManpowerGroup y Randstad, han cerrado una alianza estratégica para la preparación de la nueva normalidad y agilizar la vuelta al trabajo de forma segura. Los tres promotores del sector de los recursos humanos se han comprometido a poner en práctica su experiencia colectiva para fomentar la conexión entre los diversos grupos de interés y respaldar así el intercambio de las mejores prácticas.

La experiencia de la industria

Iker Barricat, Director General de Adecco Group España declara, “Es nuestra responsabilidad como empresas líderes aunar nuestras fuerzas, conocimiento y experiencia para ponerlas al servicio de los demás y de la mano de Gobierno, instituciones y agentes sociales construir un futuro que garantice nuestro bienestar como sociedad”.

Por su parte Raúl Grijalba, Presidente de ManpowerGroup España, añade: "Es hora de unirse y de actuar, el único camino para evitar una mayor destrucción de empleo y garantizar la senda de la recuperación económica es la unión entre el ámbito público y privado, empresas y gobiernos”.

“Este acuerdo busca compartir las mejores prácticas de salud y seguridad laboral para garantizar una vuelta a la normalidad lo más segura y rápida posible para nuestros trabajadores, empresas y para la sociedad en su conjunto. La industria de los recursos humanos tenemos ahora una responsabilidad vital en el retorno a la actividad y lo haremos con todo el conocimiento, experiencia y calidad de servicio con el que trabajamos cada día en nuestras empresas”, afirma Rodrigo Martín, Presidente Ejecutivo de Randstad España.

Protocolos de salud y seguridad

Las medidas en materia de salud y seguridad, ya incorporadas por el sector de los recursos humanos, deben adaptarse a la prevención y recuperación frente al COVID-19.
Es un momento crítico para muchas empresas ya que además de respaldar la seguridad y salud de los empleados tienen que hacer frente al impacto económico del confinamiento.
 

_alt_

  • Establecer políticas claras para acceder al lugar de trabajo
  • Medir la temperatura corporal en la entrada del edificio, junto con controles aleatorios durante la jornada laboral
  • Pedir al empleado que guarde la cuarentena ante el más mínimo síntoma
  • Monitorear y documentar todas las entradas y salidas del edificio

_alt_

  • Animar a teletrabajar a todos los empleados cuya presencia física no sea necesaria
  • Ofrecer seminarios en línea sobre el trabajo remoto y las mejores prácticas del liderazgo a distancia

_alt_

  • Crear planes de turnos y horas de pausa bien diferenciados para minimizar aglomeraciones en el área de trabajo
  • Partir turnos y separar los lugares de trabajo para asegurar la distancia mínima
  • Identificar y aislar los grupos de empleados críticos
  • Definir planes de contingencia en caso de cierre del lugar de trabajo

_alt_

  • Establecer políticas sobre el distanciamiento físico en el lugar de trabajo
  • Establecer procedimientos de desinfección diarios
  • Facilitar a los empleados protocolos de higiene y salud obligatorios (lavado de manos, guantes, mascarillas...)
  • Dejar de usar el ascensor en la medida de lo posible
  • Dejar de compartir objetos

_alt_

  • Comunicar al menos una vez al día el propósito y los cambios realizados enlas medidas vigentes
  • Realizar comprobaciones aleatorias en todos los departamentos para verificar el cumplimiento de las medidas
  • Informar de síntomas de Covid-19 a las autoridades sanitarias competentes
  • Aclarar todos los protocolos con las autoridades locales

Estas recomendaciones de carácter preventivo e informativo son el punto de partida para los empleadores a la hora de proporcionar un lugar de trabajo seguro y saludable, minimizando el impacto económico que representa la crisis del coronavirus y posibilitando el acceso de muchas personas a sus fuentes de ingresos.

El acuerdo ha identificado como acción prioritaria centrarse en los 10 países más afectados por el coronavirus en cinco sectores específicos, que podrán adaptar las medidas a sus niveles de riesgo y situaciones particulares.